lunes, 3 de noviembre de 2014

Defensores saharauis de derechos humanos y observadora portuguesa sufren acoso marroquí en El Aaiun ocupado

*Fuente: CODAPSO
El sábado 1 de Noviembre, mientras se dirigían camino de la playa Fum Eluad, Isabel Lourenço observadora internacional de nacionalidad portuguesa, el vice-presidente de CODAPSO Hmad Hamad y dos miembros de CODAPSO Abdelaziz Abiay, y Lehueidi Mahmud fueron detenidos en el puesto de control de la salida de El Aaiún.
Un policía vestido de civil se acercó al vehículo y exigió la documentación e identificación de los tres saharauis y el pasaporte de Sra. Lourenço. El pasaporte fue entregado pero los saharauis no quisieron entregar ningún documento y dijeron que no reconocen a Marruecos ningún derecho sobre ellos, "nos conocen  y saben exactamente quiénes somos, somos activistas y queremos la autodeterminación, todo el mundo lo sabe”, les dijo Hmad Hamad.
El policía les ordenó que bajaran del coche y todos bajaron, excepto el Vice-Presidente de CODAPSO que les dijo que si querían le sacaran a la fuerza.
Les condujeron a la oficina y dijeron a la señora Lourenço: “¡Siéntate ahí!”, en francés, indicando una silla puesta al sol, llena de hormigas, excrementos de insectos y muy sucia. Ella permaneció de pie.
El jefe de la policía del distrito Wifak, El Aaiun, conocido como Estayu se volvió hacia la Sra. Lourenço y empezó a gritar en árabe insultos, y la frase “el Sahara marroquí es marroquí y siempre lo será” durante más de 20 minutos. Pasada una hora desde la retención del coche le dijeron a Sra. Lourenço que podía irse. Ella contestó que necesitaba su pasaporte y que quería que le pidieran disculpas por la mala educación, los gritos y la intimidación.
Durante todo el tiempo la observadora y los activistas fueron fotografiados y filmados por las autoridades. Se encontraban rodeados por cinco furgonetas de policía, con agentes vestidos de civil. Al salir de la estación fueron seguidos de nuevo por más coches, hasta llegar al siguiente punto de control, donde las autoridades confiscaron de nuevo el pasaporte de la Sra. Lourenço durante 15 minutos.
A partir de entonces fueron seguidos por coches, motos de gendarmes, un 4x4, colocados delante de ellos, a los lados, y detrás. Al llegar a la playa había más gendarmes de uniforme y vestidos de civil esperándoles. Los siguieron durante la hora que estuvieron en la playa. De regreso a la ciudad fueron seguidos, como les ha sucedido todos los días de la última semana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada