domingo, 7 de diciembre de 2014

Chile. Mercenarios de los derechos humanos

Falsos “expertos”  chilenos, entre ellos un ex militar procesado por exhumación y ocultamiento de  cuerpos de ejecutados políticos, participaron en el Foro Mundial de Derechos Humanos, apoyando al reino feudal de Marruecos en su política de dominación y exterminio del pueblo saharaui.
Entre el 27 al 30 de noviembre se efectuó en Marrakech, Marruecos, el denominado Foro Mundial de Derechos Humanos, que reunió a unos 5 mil especialistas en el tema, entre ellos a los chilenos y desconocidos “expertos” Julio Fuentes Chavarriga y Antonio Yelpi. Este ultimo realizó fuertes declaraciones a favor de la política de “su majestad”, Mohamed VI, en el Sáhara Occidental y en contra de las demandas del pueblo originario de ese territorio, el pueblo saharaui, que lucha por su autodeterminación.
Antonio Yelpi, su esposa Jacqueline Hernández y el ex militar Julio Fuentes Chavarriga, encabezan el denominado Centro de Estudios para la Democracia Popular, CEDEPU, organismo que fue denunciado en febrero de este año por el portal CIPERCHILE, por sus “asesorías” al dictador de Guinea Ecuatorial, Teodoro Obiang , a quien otorgaron el título de “doctor honoris causa”. Organismos de derechos humanos como Amnesty Internacional y Human Right Watch, acusan al régimen de Obiang de torturas, secuestros, juicios arbitrarios y corrupción.
Por su parte, el ex militar Julio Fuentes Chavarriga está siendo procesado por el juez Carlos Aldana, por exhumación ilegal y posterior incineración de 11 cuerpos de campesinos enterrados en tumbas clandestinas, en lo que se conoce como “Operación Retiro de Televisores”. Esta maniobra fue ordenada en 1979 por el dictador Pinochet, para intentar borrar toda huella de los asesinatos de dirigentes sociales y políticos de izquierda.
CEDEPU se presenta como una organización educacional, que ofrece desde cursos de capacitación a grados académicos.  No obstante, según comprobó CIPERCHILE, ni Yelpi ni su esposa poseen títulos profesionales, al menos en universidades chilenas. Tampoco gozan de mucho prestigio las instituciones académicas con las cuales dicen tener convenios, entre ellas la controversial Universidad de la República, de Chile, la Andragogy University de Hawai o la “Norbert Wiener”, considerada la segunda institución menos confiable del Perú. Esto configuraría una estafa educacional parecida a la que cometían las antiguas “universidades por correspondencia”.
La conexión marroquí
El sitio web de CEDEPU destaca noticias en contra de la República Árabe Saharaui Democrática, RASD y a favor del reino de Marruecos. Este país, regido por la monarquía feudal de Mohamed VI, ocupa ilegalmente los territorios del Sáhara Occidental y ha sometido al pueblo saharaui a sistemáticas violaciones a los derechos humanos.
Entre las noticias de CEDEPU destaca la participación de Yelpi y Fuentes Chavarriga en el reciente Foro Mundial de Derechos Humanos, efectuado en Marrakech, al cual asistieron para apoyar la posición de Marruecos. Asi lo hace ver Yelpi en un video que subieron a la red youtube (http://youtu.be/JVuNAbZobDE)
Otra noticia del portal destaca el convenio firmado en octubre recién pasado entre el “centro de estudios” y la Escuela de Derecho de la Universidad Santo Tomás, sede La Serena, donde aparece, además de los directivos de CEDEPU y autoridades de la UST, el Ministro Consejero de la Embajada de Marruecos en Chile, Azzedine Bouayach.
La presencia del diplomático marroquí en la firma del convenio citado, representa para el sociólogo Esteban Silva, presidente de la Asociación Chilena de Amistad con el Pueblo Saharaui,  una evidencia más de las operaciones de la embajada de Marruecos en Chile destinadas a impedir que este país reconozca a la RASD:“estos personajes con su organismo de fachada, puesto al descubierto por CIPER, son utilizados no sólo en Chile si no que en otros países de la región  como Panamá y Perú para realizar foros y eventos en contra de la autodeterminación y reconocimiento del pueblo saharaui y la RASD, bajo pretexto de ser representativos de un sector de opinión pro marroquí. Sin embargo ellos son empleados del reino feudal de Marruecos. Están al servicio de una ocupación ilegal del Sáhara Occidental y de una actitud colonialista en pleno siglo XXI rechazada por los pueblos y gobiernos de nuestra America".
Para Silva esta colusión entre un estado extranjero con una organización de estafadores chilenos reviste la mayor gravedad, pues ya no se trata de vender títulos académicos “truchos”, sino de lucrar con la corrupción de dictaduras africanas o reinos feudales árabes, colaborando a su lavado de imagen y haciéndose cómplice de sistemáticas violaciones a derechos humanos y del derecho de todo un pueblo, como el saharaui, a vivir en  libertad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada