viernes, 30 de enero de 2015

El informe anual de HRW afirma que Marruecos impone el asedio sobre los territorios ocupados y prohíbe la entrada de observadores

Nueva York, 29/01/2015 (SPS) -Human Rights Watch reveló este jueves que el régimen marroquí sigue manteniendo su bloqueo sobre los territorios ocupados del Sáhara Occidental y prohibe que los observadores internacionales vean la realidad de la situación en ese territorio ocupado por Marruecos.
Human Rights Watch en su informe 2015  hecho público hoy subrayó que el régimen marroquí practica restricciones y prohibiciones sobre las actividades de las organizaciones saharauis de derechos humanos.
El informe subrayó que más de cuarenta observadores internacionales fueron expulsados o impedidos de entrar en el Sáhara Occidental y de entrevistarse con civiles saharauis para comprobar la situación de los derechos humanos en el territorio.
La organización condenó el comportamiento marroquí considerándolo como contrario a los esfuerzos internacionales que reclaman  la apertura del territorio del Sahara Occidental ante  los observadores y los medios de comunicación.
El informe destacó que “los tribunales encarcelaron a manifestantes y disidentes basándose en leyes represivas de la libertad de expresión y juicios injustos”contra cientos de saharauis que fueron obligados a hacer confesiones bajo tortura y enviados a prisión por participar en manifestaciones que exigen la autodeterminación
En cuanto al juicio contra civiles saharauis por sus posiciones políticas, prosiguieron los tribunales procesando a saharauis, como es el caso de  Embarek Daoudi, el activista saharaui que está detenido desde septiembre de 2013 en espera de un juicio militar, además de “otros civiles han sido sentenciados por tribunales militares en los últimos años, incluidos 22 saharauis condenados por el caso del campamento de protesta “Gdeim Izik” de 2013, están cumpliendo largas penas de prisión”, señala el informe.
Según el informe a partir de julio de 2014, “las autoridades marroquíes prohibieron decenas de reuniones pacíficas privadas y públicas organizadas por diversas asociaciones marroquíes de derechos humanos, revirtiendo una tolerancia de muchos años de este tipo de reuniones”.
“Las autoridades marroquíes también denegaron el reconocimiento legal a grupos de derechos humanos tanto nuevos como establecidos”,  añadiendo que “en el Sáhara Occidental, la policía prohibió todas las reuniones públicas consideradas hostiles al control de Marruecos sobre ese territorio disputado”.
El informe destaca que a pesar de más de cinco años desde el encarcelamiento del grupo de Gdeim Izik, el régimen marroquí sigue rechazando la investigación exigida por muchas organizaciones internacionales en relación a las torturas  cometidas contra los miembros del grupo.
El informe anual de HRW ha lamentado el hecho de que por tercera vez consecutiva  el Consejo de Seguridad no logra incluir la vigilancia de los derechos humanos en el Sahara Occidental en el mandato de la MINURSO a causa de la oposición de Marruecos.(SPS)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada