miércoles, 4 de febrero de 2015

Huelga de Hambre colectiva en apoyo a Hassana Aalia. 100 horas de hambre por un asilo

Hemos estado más de 100 horas en huelga de hambre.
Nos plantamos en Madrid para exigir justicia, denunciar al ministerio del interior español por denegar con falsos argumentos el asilo para Hassanna Aalía, activista de derechos humanos saharaui.
Aunque desde un primer momento intentaron disuadirnos la seguridad, encargados del aeropuerto y la policía nacional, de que lo que hacíamos era ilegal resistimos. Llegaron a amenazarnos con multas de hasta 45.000 €.
Estábamos asesoradas, fortalecidas y sabíamos que era una vía de tránsito público y teníamos derecho.
Ejemplar fue la lucha de las compañeras saharauis en huelga de hambre porque no sólo resistieron con nosotras, sino que arriesgaban mucho en su situación al tener sólo permiso de residencia. Nuevamente al ser saharauis ponían en juego sus papeles: la historia se repetía.
Nuestro objetivo último: difundir al máximo en las redes sociales y los medios de comunicación el caso de Hassanna, la mafiosa colaboración del gobierno del Estado español con la dictadura marroquí y conseguir así PRESIONAR, incomodar al gobierno que no representa el sentir de los pueblos en su apoyo indiscutible y mayoritario al pueblo saharaui en su digna lucha.
Mientras resistíamos en el aeropuerto de Barajas sentimos el calor y apoyo de personas, organizaciones, paseantes, simpatizantes y saharauis. Desde muchos lugares del territorio español, de México, Portugal, Brasil, Venezuela, Francia de los territorios ocupados, los campamentos de refugiados, etc.
Esta unión y colaboración para lograr justicia por Hassana fue nuestro alimento durante estos días. La fuerza de una causa justa nos alimentó y determinó mas aún.
Empezaron a llamar radio estatales, comunitarias, independientes, periodistas, televisiones; la gente se volcó a compartir nuestras noticias y acompañarnos en el proceso.
Nos visitaron personajes de la escena política como Cayo Lara, Íñigo Errejón, Tania Sánchez, Pablo Echenique, Javier Couso, Rafael Mayoral, Carmelo Ramírez, Josefa Milán, Bucharaya Beyún, María del Mar Julios y muchos más.
Nuestra fuerza crecía ante nuestro asombro.
Sin embargo la cuenta atrás para que se cumpliera el plazo de la salida obligatoria para Hassanna se terminaba.
No sabemos qué le va a ocurrir. Sentimos la incertidumbre y la indefensión suya como nuestra.
Sin embargo hemos comprobado las fuerzas que le apoyan.
Hassanna es admirado y apoyado en muchos lugares; cada vez más personas conocen su caso.
Nosotras terminamos la huelga de hambre. ¡¡Celebramos nuestro éxito, conseguimos nuestro objetivo!! Con la indispensable ayuda de nuestro equipo de apoyo y comunicaciones que Que hemos hecho 11 canarios en el aeropuerto de Madrid.
Hemos estado más de 100 horas en huelga de hambre nos plantamos en Madrid para exigir justicia denunciar al ministerio del interior español por denegar con falsos argumentos el asilo para Hassanna Aalía activista de derechos humanos saharaui.
Nuestro objetivo último difundir al máximo en las redes sociales y los medios de comunicación el caso de Hassanna la mafiosa colaboración del gobierno del Estado español con la dictadura marroquí y conseguir así presionar, incomodar al gobierno que no representa el sentir de los pueblos en su apoyo indiscutible y mayoritario al pueblo saharauis en su digna lucha.
Terminamos la huelga de hambre. Nosotras celebramos nuestro éxito ¡¡conseguimos nuestro objetivo!! gracias especialmente al equipo de apoyo y comunicaciones de Tenerife con su trabajo incansable de difusión y soporte.
Sin embargo, la lucha no ha terminado. Seguiremos presionando cada vez con más indignación y cada vez más organizadas hasta que el gobierno del Estado español se dé cuenta de que no le permitiremos que venda a Hassanna a la dictadura marroquí, así como todos los gobiernos sigan vendiendo al pueblo saharaui.
¡ASILO PARA HASSANNA!
¡LUCHAREMOS HASTA QUE SE HAGA JUSTICIA!
¡SÁHARA LIBRE!
Plataforma de apoyo a Hassanna Aalía
Saharacciones
4 de febrero 2015

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada