miércoles, 4 de febrero de 2015

Un activista saharaui suma apoyos para pedir asilo político a Interior

Aalia en un coloquio sobre su caso, el martes pasado, en la Universidad de Santiago de Compostela. / LAVANDEIRA (EFE)
La plataforma que respalda a Hassanna Aalia entrega un escrito para evitar su expulsión
Eurodiputados, formaciones políticas y organizaciones sociales promueven su petición
La plataforma que respalda a Hassanna Aalia, condenado a cadena perpetua en Marruecos, ha entregado esta mañana un escrito al Ministerio del Interior para que revierta la denegación de asilo político. El documento —firmado por representantes de más de 150 colectivos sociales y organizaciones de derechos humanos— intenta frenar la expulsión del activista saharaui porque esta semana vence el plazo que tiene para abandonar España, después de que el 19 de enero se le notificara la decisión. "Si regreso a Marruecos, tengo cárcel de por vida", ha afirmado Aalia a las puertas del ministerio. Por la tarde, antes de entrar en una reunión en el Congreso, el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García Margallo, ha hablado sobre el caso: "Déjeme que estudie el tema porque no lo he estudiado todavía".
Alcaldes, diputados y eurodiputados, diversas formaciones políticas y organizaciones sociales han pedido al Gobierno que otorgue la protección internacional. Aalia, nacido en El Aaiún en 1988, fue sentenciado por un tribunal militar de Marruecos tras su participación en las protestas del campamento de Gdeim Izik en 2010. La manifestación —la más multitudinaria desde que España abandonara el Sáhara Occidental en 1975— reunió a unas 20.000 personas que exigían mejores condiciones de vida. El activista reside desde 2011 en el País Vasco, a donde llegó con una beca de formación en derechos humanos. Allí se enteró de la sentencia.
Sara Mesa, portavoz de las asociaciones que le respaldan, ha leído un manifiesto a las puertas del ministerio. Allí se ha preguntado si Jorge Fernández Díaz "va a ser cómplice de las torturas y farsas del Gobierno marroquí" y ha afirmado que "el Gobierno español prioriza tener buenas relaciones con una dictadura a las vidas humanas".
Aalia ha ido sumando apoyos en distintos frentes. Uno de los últimos, el del abogado paraguayo Martín Almada, defensor de los derechos humanos. El también activista, que ha investigado y denunciado crímenes de guerra en el Cono Sur, ha pedido este miércoles a España que conceda el asilo y ha denunciado, en un comunicado, la "evidente complicidad" entre las autoridades y el Gobierno "feudal" de Marruecos, que "comete una permanente violación a los derechos humanos". El abogado, que cita a la organización chilena Asamblea 10 de Diciembre, señala que Aalia fue detenido en varias ocasiones por las autoridades marroquíes y que también fue víctima de torturas.
El activista tiene el respaldo de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR), que ha asumido su defensa legal, y de asociaciones agrupadas en la Plataforma de Apoyo a Hassanna Aalia. Por ejemplo, unos 50 eurodiputados de media docena de países comunitarios han firmado una carta en la piden a Interior a "revocar" su decisión, "ante el grave riesgo que supondría para su vida regresar a Marruecos o al Sahara Occidental bajo control marroquí". El documento —firmado por representantes de IU, Podemos, PNV, ICV, Ciudadanos, Compromís, UPyD y PSOE— ha sido enviado a la comisaria de Justicia de la UE, Vera Jourová.
Once integrantes de la plataforma han acampado en el aeropuerto de Barajas, en Madrid, desde la semana pasada, y han realizado una huelga de hambre. Hasta allí se ha acercado, por ejemplo, la dirigente de IU-Madrid Tania Sánchez. El alcalde de San Sebastián, Juan Karlos Izagirre (Bildu), se ha reunido en El Aaiún con la familia de Aalia, a la que ha expresado su "solidaridad y total apoyo". El edil les ha dicho que Aalia "se está convirtiendo en un símbolo". 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada