domingo, 5 de abril de 2015

Jóvenes de todo el mundo piden desde Beirut en el Consejo General de la Federación Mundial de la Juventud Democrática la independencia del Sahara Occidental




Beirut, 5 abr (PL) Jóvenes del Sahara Occidental trajeron hasta la capital libanesa un ferviente llamado a sus similares del mundo para apoyar la reivindicación de independencia de su territorio, el último de África aún bajo dominio colonial.

Al intervenir en la reunión del Consejo General de la Federación Mundial de la Juventud Democrática (FMJD), Omar Hassena Ahreyem recabó respaldo a las demandas del cese de la ocupación por parte de Marruecos que se afianza -advirtió- a pesar de más de un centenar de resoluciones de la ONU.

Ahreyem, miembro de la plataforma juvenil Gritos contra el Muro Marroquí, recordó que el Sahara Occidental está considerado la última colonia de África y aparece en la lista de descolonización de la organización mundial desde 1960, pues fue primero usurpado por España y desde 1975 por el reino alawita.

En entrevista con Prensa Latina en Beirut, sede de la reunión de la FMJD que concluye hoy, el joven pidió a esa agrupación reclamar a la ONU que ejecute con urgencia la resolución sobre el Sahara mediante la adopción de todas las medidas necesarias para un referendo justo y transparente.

Dicho proceso de consulta, que se suponía iba a tener lugar en 1992 para dar a los saharauis el derecho a decidir su propio destino, ha sido vetado por el régimen de Rabat, pese a que la República Árabe Saharaui Democrática es reconocida por más de 80 naciones y es miembro de la Unión Africana, explicó.

Igualmente, se pronunció porque sean respetados los derechos humanos en los territorios ocupados, en particular los relativos a la libertad de asociación, reunión, protesta, movimiento y expresión, que Marruecos ha anulado incluso con acciones represivas desmedidas.

Para el también coordinador con la FMJD y América Latina, que vive en los campamentos de Tinduf, en el árido desierto del sur de Argelia, es imperativo ampliar el mandato de la MINURSO (fuerza de la ONU para el referendo en el Sahara Occidental) a fin de incorporar una vigilancia de los derechos humanos.

La población de los campamentos ha sido privada de aspectos elementales contenidos en el derecho internacional humanitario, por lo que Ahreyem abogó por respaldar la prestación de asistencia humanitaria a los refugiados "de manera predecible, sostenible y oportuna".

Director del único centro de menores en los campamentos de Tinduf, el activista saharaui graduado en Cuba es partidario de acciones pacíficas para eliminar el que define como el muro más largo del mundo y poner fin a más de 40 años de usurpación marroquí.

Tras deplorar la relativa indiferencia de la comunidad internacional a la causa de su pueblo, animó a los delegados del Consejo General de la FMJD a unir sus voces a favor de la liberación de todos los presos políticos saharauies en diferentes cárceles marroquíes.

Además, Ahreyem estimó menester incrementar la presión mundial para poner fin a las explotaciones ilegales de los recursos naturales de su tierra ocupada a partir de desestimular la participación e inversión de empresas extranjeras, especialmente europeas, en ese tipo de actividades.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada