sábado, 23 de mayo de 2015

#TUIZA: Charla de Western Sahara Resources Watch sobre el expolio de los Recursos Naturales en el Sahara ocupado


*Fuente y fotos: Poemario por un Sahara Libre
La charla, sobre el expolio de los recursos naturales en los territorios ocupados del Sahara Occidental, corrió a cargo de Alex, Alicia y Cristina, miembros del observatorio WSRW, y comenzó con una breve introducción sobre el contexto histórico del Sahara tras la ocupación mauritano marroquí en 1975.
El Sahara Occidental es un territorio que posee gran riqueza de recursos naturales. El principal saqueo se centra en torno a fosfatos, pesca, petróleo, energías renovables, agricultura y minería, actividades que aportan enormes beneficios a la potencia ocupante.
En cuanto a los fosfatos, el Sahara Occidental posee la mayor mina a cierto abierto, en la zona de Bucrá; fue descubierta por los españoles a finales de los años 40 y pronto comenzó su explotación. Fundamentalmente se usan en los fertilizantes para agricultura. El mayor exportador del mundo de fosfatos es hoy en día Marruecos, la mayor parte de ellos provenientes del yacimiento saharaui. Los beneficios se calculan en unos 200 millones de dólares anuales. La mina de fosfatos ya fue aislada desde la primera fase de construcción del Muro de la Vergüenza, lo que da idea de su importancia para los marroquíes.
La pesca es otro de los recursos clave en el saqueo. La pesca marroquí tiene su principal base en el expolio de las capturas en aguas saharauis. Europa ha firmado diferentes acuerdos de pesca con Marruecos, en los que se incluye pescado saharaui, aunque no se nombre en ellos directamente el Sahara Occidental. La UE paga una contrapartida económica a Marruecos por faenar en aguas saharauis. El Acuerdo de Pesca juega con la ambigüedad porque no nombra directamente el territorio del Sahara Occidental pero sí se pesca en aguas saharauis. Lo que se pide con las campañas contra el Acuerdo es que se excluyan las aguas saharauis. Mientras esto sucede, la población saharaui no recibe ningún beneficio por esas capturas. En el Sahara pescan varios países europeos, pero de 120 licencias, 101 son españolas. Además de una fuerte campaña contra el Acuerdo, también se han hecho campañas contra las empresas que comercian con el pescado saharaui robado.
En el Sahara Occidental hay mucho viento y sol, lo que ha puesto el punto de mira en cuanto a la explotación de energías renovables. Hay planificadas grandes infraestructuras para construir parques eólicos y solares en territorio saharaui. También hay proyectos para conectar la red eléctrica europea con el norte de África, que pasarían por el Sahara: Desertec.
En territorio saharaui hay también importantes explotaciones agrícolas. Principalmente se dan en la ciudad de Dajla, bajo invernaderos, donde se planta pimientos y especialmente tomates. Son empresas que pertenecen en su mayoría al rey de Marruecos o a holdings franco marroquíes. La agricultura sirve además para implantar población de colonos marroquíes en territorio saharaui, ya que la mano de obra es prácticamente toda marroquí. Se estima la producción en más de 80.000 toneladas anuales, cantidad que se pretende incrementar. Todo esto entraña un grave riesgo de agotar las aguas subterráneas con las que se riegan estas plantaciones. Las hortalizas se exportan a Europa, con quien hay firmado el Acuerdo de Asociación entre la UE y Marruecos, que liberaliza el comercio agroalimentario mutuo.
De tremenda importancia puede ser el futuro hallazgo de petróleo en aguas saharauis, donde hay empresas que ya han realizado prospecciones como Total y Kosmos. La existencia de petróleo en territorio saharaui puede suponer un gran trastorno para el pueblo saharaui.

Otro tipo de expolio, aunque en mayor escala, es el que se hace con la arena, la sal y el turismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada