viernes, 5 de junio de 2015

‪#‎JusticiaParaHaidala‬ Armas de diversión masiva para pedir justicia para Haidala

Iván Prado, Amparo Sánchez, Takbar Haddi y Pepe Viyuela (ALEJANDRO RAMOS)

Pallasos en Rebeldía realizó una jornada artística rebelde en la capital grancanaria en apoyo a la huelga de hambre de Takbar Haddi
Pallasos en Rebeldía y la Plataforma Canaria de Solidaridad con el Pueblo Saharaui organizaron este jueves una jornada artística rebelde en Las Palmas de Gran Canaria en apoyo a la huelga de hambre de Takbar Haddi, la mujer saharaui que lleva 21 días con esta protesta tras la agresión sufrida por su hijo, Mohamed Lamine Haidalla, que posteriormente le provocó la muerte. La madre reclama que se haga justicia por el caso y que le sean entregados sus restos mortales para poder enterrarlo.
Takbar Haddi decidió iniciar su huelga de hambre el pasado 15 de mayo para denunciar que su hijo no recibió la atención que necesitaba y que las autoridades de Marruecos cerraron el caso en falso al atribuir la muerte a una reyerta. La mujer ha rechazado recoger los restos mortales de su hijo en las condiciones que quería imponer el régimen marroquí por no considerar fiable la autopsia realizada y denuncia la situación de vulneración de derechos fundamentales que ejerce Marruecos sobre el Sahara Occidental desde hace más de 40 años.
Hasta el campamento urbano frente al consulado de Marruecos de la capital grancanaria en el que Haddi reclama se trasladaron expresamente los payasos Iván Prado y Pepe Viyuela,   quienes por la tarde realizaron en ese mismo lugar una performance lúdica con el objetivo de entregar una carta al cónsul. Junto a ellos también estuvieron la cantante Amparo Sánchez y el portavoz de la Plataforma Canaria de Solidaridad con el Pueblo Saharaui, Ismael Emboiric.
Prado aseguró que Haddi representa a la mujer saharaui que es "una figura importante en la resistencia contra Marruecos y dentro del orden de la familia" y que tiene poder en su silencio, resistencia y cotidianeidad. Además, le agradeció por recordar a los ciudadanos la "dignidad humana" y "lo importante que es para una madre que sus hijos vivan y que si sus hijos mueren en un estado dictatorial como Marruecos, no pueda tapar el bulto e intentar comprar su conciencia", en referencia a los 90.000 euros que según la familia el gobierno marroquí les ofreció por callarse.
Así, junto a la performance frente al consulado marroquí también se entregaron tres sobres de arena que representan la tierra del cementerio en el que esta familia lleva más de 500 años enterrando a sus familiares. Una familia que ha sufrido por este caso, ya que según informaron la madre de Haddi fue maltratada este miércoles en El Aaiún. 
Prado, que es portavoz circunstancial de Pallasos en Rebeldía, aprovechó su intervención para leer un manifiesto al pueblo de Marruecos en el que defendió que los payasos son "armas de diversión masiva porque le quitan la máscara al poder" y "porque la alegría disipa el dolor". "Los payasos no queremos a Marruecos encarcelando, asesinando e imponiendo un régimen de terror al Pueblo Saharaui ni a ningún pueblo, queremos actuar, pasear, cantar y danzar por las calles y los oasis de un Sáhara Occidental libre y feliz".
"Tampoco queremos que Takbar Haddi muera en su pulso contra el régimen marroquí y contra la desmemoria", continuó Prado, quien añadió que quieren justicia para Haidala y que Takbar "sepa que un día una banda de payasos y trapecistas y malabaristas y magos y quién sabe qué más fauna artística llegarán a su casa para celebrar que puede regresar a su tierra robada hace más de 40 años".
El artista también recordó que el pueblo saharaui está conformado por "ciudadanos españoles porque España huyó de la última colonia de África" y preguntó "qué belleza hay en que una madre muera, en que Marruecos siga matando a saharauis impunemente", para concluir diciendo que la dignidad le rememoraba a Las Madres de Plaza de Mayo.
Por su parte el actor Pepe Viyuela manifestó que se desplazó hasta la esquina ocupada por Haddi porque "merecía la pena estar aquí". "Es importante que se sepa lo que está haciendo Marruecos, ella ayuda a que se sepa qué está pasando en el Sáhara Occidental" indicó Viyuela, quien opina que lo sucedido con la muerte de Haidala " no es una casualidad" sino que "es un crimen premeditado y los criminales están suelto. Los criminales no son solamente aquellos que han ejercido la violencia contra el cuerpo y la persona de Haidala, sino que son todos aquellos que lo ocultan y todos aquellos que son capaces de cometer la barbaridad, brutalidad y el sucio acto de esconder un cuerpo y no entregarlo a la familia".
Asimismo el intérprete subrayó que no existe acto "más rastrero, asqueroso e indignante" que privar a una madre del derecho al cuerpo de su hijo para darle tierra de la forma que desee y que permanecer indiferente ante esto "nos convierte a todos en cómplices absolutos de un crimen aberrante" y agradeció a la madre de Haidala por su "dignidad, fuerza y ejemplo" de ser capaz de remover la conciencia de las personas y por encarnar la lucha y el sufrimiento del pueblo saharaui
Por último, Amparo Sánchez cantó el tema Somos Viento, una canción de cuando la artista era conocida como Amparanoia. Esto antes de actuar por la tarde en la Plaza de La Música junto a Fermín Romero, Octavio Guagua Band, Nuria Caracoles, Tabúdejavú, Guacimara Gil, Agustín Lapertosa y Víctor El Duente.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada