jueves, 29 de octubre de 2015

#AsiloParaHassanna La Audiencia Nacional paraliza la expulsión del activista saharaui Hassana Aalia

La Audiencia Nacional ha decidido paralizar la expulsión del activista saharaui Hassana Aalia, al que la Policía Nacional abrió un expediente para deportarle pese a que el recurso que había presentado contra la denegación de su solicitud de asilo en España aún no había sido resuelto y el tribunal había autorizado que permaneciese mientras tanto en el país.
Según informa a Europa Press el letrado de CEAR-Euskadi Javier Canivell, la Audiencia ha pedido a la Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras de Burgos, donde le fue incoada la orden de expulsión, que proponga a la subdelegación del Gobierno el archivo del procedimiento.
Hassana Aalia, que llegó a España en 2011 para estudiar con una beca en Bilbao, fue condenado en ausencia a cadena perpetua por un tribunal militar marroquí en 2013 por participar en el campamento saharaui de protesta pacífica Gdeim Izik. Organismos y entidades nacionales e internacionales han denunciado que el procedimiento judicial no contó con las suficientes garantías.
Sin embargo, el Ministerio del Interior rechazó admitir a trámite su petición de asilo en España, una denegación que implica la salida obligatoria del país. El activista, con apoyo de CEAR Euskadi, recurrió a la Audiencia Nacional, que el 26 de marzo estableció como medida cautelar que el joven permaneciese en España hasta que su recurso se resolviese.
Aalia, que fue detenido en Burgos por la Policía Nacional, dio cuenta a los agentes de estas circunstancias, pero, conforme explica Canivell, le fue incoado un procedimiento sancionador "que ellos ya denominaban expulsión" y que le ponía en riesgo de ser devuelto a Marruecos, donde ingresaría en prisión.
Los letrados de CEAR Euskadi alertaron a la Audiencia, que ahora se ha puesto en comunicación con la Brigada de Extranjería y Fronteras en Burgos para solicitar que se proponga el archivo del expediente, extremo que tendrá que ratificar a continuación la Subdelegación del Gobierno. Mientras, la reclamación por la solicitud de asilo continúa en la Audiencia Nacional.
CEAR-Euskadi reitera "la gravedad de incoar un expediente expulsión a personas que corren riego si son devueltas a sus países de origen y exige que no vuelva a suceder" y recuerda que Aalia "no ha recibido la protección de las autoridades españolas que necesita".
El pasado 17 de febrero, la Comisión de Interior del Congreso de los Diputados rechazó con los votos del PP la petición de los grupos de la oposición de instar al Gobierno a rectificar y conceder finalmente el asilo al activista.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada