martes, 22 de marzo de 2016

ERC pide reconocer la RASD como país y supeditar acuerdos con Marruecos a la celebración del referéndum

Reclama al Gobierno que defienda en la UE que Rabat no tiene legitimidad para negociar con los recursos naturales del Sáhara Occidental
ERC ha presentado en el Congreso de los Diputados tres iniciativas en defensa de la causa saharaui que buscan instar al Gobierno a reconocer como país la autoproclamada República Arabe Saharaui Democrática (RASD) y exigirle que supedite los acuerdos con Marruecos a que el reino acceda a celebrar un referéndum de autodeterminación en el Sáhara Occidental.
Las iniciativas de los independentistas se han presentado en forma de proposición no de ley --no son vinculantes jurídicamente aunque sean aprobadas, pero sí constituyen un mandato político-- y se discutirán en las Comisiones de Asuntos Exteriores, Justicia y la Mixta para la UE.
La primera de las propuestas busca que la Cámara Baja pida al Gobierno que reconozca oficialmente a la RASD como ya hacen 81 países, entre ellos la mayoría de los africanos, con la excepción de Marruecos. España, que cedió la Administración de su excolonia en 1975 a Marruecos y Mauritania, no reconoce la RASD, como tampoco la soberanía marroquí sobre ese territorio.
El reconocimiento de la RASD obligaría al Gobierno español a elevar el estatus diplomático del Frente Polisario, que es el siguiente paso que demanda ERC en su iniciativa.
La proposición no de ley pide asimismo conceder becas de estudio en España para saharauis, defender en las organizaciones internacionales la celebración del referéndum de autodeterminación y "subordinar" los acuerdos con Marruecos a su cumplimiento de las resoluciones de la ONU sobre el Sáhara, en especial por lo que se refiere al referéndum y el respeto de los derechos humanos de la población saharaui.
ERC ha presentado una segunda iniciativa para su debate en la Comisión Mixta para la UE que persigue instar al Ejecutivo a que defienda ante la UE que Marruecos no tiene legitimidad para negociar la explotación de los recursos del Sáhara Occidental.
LA RELACIÓN UE-MARRUECOS, HOY
A finales de febrero, Rabat anunció la suspensión de los contactos con las instituciones europeas en protesta por una sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TUE), que en diciembre invalidó el acuerdo comercial de productos agrícolas entre la UE y Marruecos por incluir las producciones del Sáhara occidental.
El Gobierno español en funciones, por boca de su titular de Interior, Jorge Fernández Díaz, ha alertado a sus socios europeos de las "gravísimas consecuencias" para el control de los miles de inmigrantes irregulares y refugiados que tratan de llegar a la UE si no se toman medidas para recuperar las relaciones con Marruecos.
La posición de ERC en cambio es que la UE debería condicionar la negociación del acuerdo de pesca con Marruecos a la "solución pacífica" del contencioso en el Sáhara Occidental y en última instancia, negociar con los representantes de la RASD la explotación de los recursos del territorio ocupado por Marruecos, y que para el reino alauí son sus "provincias del sur".
Una tercera proposición no de ley de los independentistas, que deberá debatir la Comisión de Justicia, pide modificar el artículo 22 del Código Civil para incluir a los saharauis entre los que pueden adquirir la nacionalidad española mediante un plazo privilegiado de cinco años de residencia.
En la exposición de motivos de las tres iniciativas, ERC subraya que "el Estado español", como antigua potencia colonial, tiene una "responsabilidad histórica y deuda moral con la población saharaui y la RASD todavía confía en el papel protagonista que debe desarrollar en el proceso hacia la independencia saharaui".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada