lunes, 31 de octubre de 2016

IU denuncia torturas sistemáticas a los presos políticos saharauis de Gdeim Izik y más expulsiones arbitrarias por parte de Marruecos

La eurodiputada de Izquierda Unida y vicepresidenta del Intergrupo de solidaridad con el Sáhara Occidental Paloma López ha denunciado a través de cuatro preguntas parlamentarias dirigidas a la Alta Representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores, Federica Mogherini, nuevos episodios de torturas sistemáticas a los presos políticos saharauis, más expulsiones arbitrarias por parte del Reino de Marruecos y un aumento de la represión en los Territorios Ocupados contra activistas que luchan por la legítima autodeterminación del pueblo saharaui.
En la primera de ellas, López informa a Mogherini que desde que las autoridades marroquíes trasladaran en agosto a los 21 presos políticos de Gdeim Izik para someterlos a un juicio civil a la prisión de Salé 1, estos han sido víctimas de “violaciones continuadas de sus derechos fundamentales”. A las denuncias ya expuestas ante la jefa de la diplomacia europea en una carta promovida por la eurodiputada de IU y firmada por más de una veintena de eurodiputados a principios de este mes, López añade nuevos testimonios que prueban cómo los detenidos están siendo sometidos a torturas por parte de los guardias de la cárcel, con el visto bueno de su director.
Asimismo, da parte de la expulsión de Marruecos el pasado 20 de octubre de Claude Mangin, ciudadana europea y esposa del preso saharaui Naama Asfari, impidiendo que pudiera visitarlo. Además, López denuncia que a pesar de que el 18 de octubre Marruecos notificara a este grupo de presos que había aceptado los recursos que interpusieron en 2013 -contra la sentencia irregular de un tribunal militar- “siguen detenidos y no tienen información” sobre cuándo será su nuevo juicio.
La de Mangin, sin embargo, no ha sido la única expulsión de ciudadanos europeos que ha llevado a cabo el Reino de Marruecos en el mes de octubre. El pasado día 24 las autoridades marroquíes expulsaban y vetaban a la corresponsal francesa Camille Lavoix, quien estaba haciendo un reportaje sobre la ciudad saharaui de Dajla. A este caso, denunciado por López en otra pregunta, se le suma la expulsión  de los activistas e investigadores vascos Carlos Martín Beristáin y Arantza Chacón diez días antes, quienes no pudieron acceder a los Territorios Ocupados, donde iban a participar en las jornadas de Juntos contra la impunidad y el disimulo de la verdad, organizadas por la Asociación Saharaui de Víctimas de Violaciones de los Derechos Humanos.
En una tercera pregunta, López alerta de “un recrudecimiento de la represión y las torturas a activistas saharauis” en los Territorios Ocupados, siendo especialmente graves las constantes cargas policiales contra las protestas de desempleados saharauis en El Aaiún y Smara. En esta,  explica López, “el día 25 de octubre resultaron heridas de extrema gravedad decenas de personas en las cargas policiales”.
Por último, la vicepresidenta del Intergrupo de solidaridad con el Sáhara Occidental, denuncia la situación de un grupo de estudiantes detenidos en la prisión de Oudaya que llevan ocho meses encarcelados recibiendo palizas y siendo sometidos a torturas sin que se asegure todavía la celebración de un juicio que ha sido aplazado varias veces.
A lo largo de las cuatro preguntas López solicita una condena de la UE a la violación sistemática de los derechos humanos, a las expulsiones y a la represión a la que somete Marruecos a los presos políticos saharauis y al conjunto del pueblo saharaui, que desde hace cuatro décadas soporta la brutalidad de la fuerza ocupante marroquí. También reclama la celebración del referéndum de independencia, reivindicación legítima del pueblo saharaui avalada por las resoluciones de la ONU. Además, recuerda a la UE las cláusulas de respeto de los derechos humanos que incluye en los acuerdos comerciales con Marruecos y que pide suspender, ante la evidencia del incumplimiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada