domingo, 9 de octubre de 2016

Marruecos fracasa en su intento de que Zambia se alinee con su posición en el Sahara Occidental


La diplomacia del majzen lleva muchos años intentando abrir una cuña en el apoyo diplomático del que goza la RASD en el África austral. Los esfuerzos, desde hace ya varios años, se han concentrado en Zambia. El 9 de julio de este año un alto cargo del majzen anuncio que Zambia retiraba su reconocimiento de la RASD, aprovechando la complicidad de un corrupto ex-ministro de Zambia, pero ayer, 7 de octubre, el presidente de Zambia ha puesto de nuevo las cosas en su sitio
I. BREVE HISTORIA DE LAS RELACIONES DE ZAMBIA CON LA RASD
Zambia es uno de los primeros países que reconocieron a la República Saharaui (RASD) el día 12 octubre 1979. Tardó algo más en elevar el nivel de la relación y se acordó la apertura de una embajada de la República Saharaui el día 11 de julio de 2005. Casi seis años después, el 29 de marzo de 2011, la diplomacia del majzen consiguió abrir una brecha en el África austral consiguiendo que uno de sus países más ricos e importantes, Zambia, cancelara ese reconocimiento el 29 de marzo de 2011. Sin embargo, año y medio después, Zambia retomó su reconocimiento de la RASD el 21 de noviembre de 2012.
Esta es la situación cuando se produce el lamentable anuncio de 9 de julio de 2016.
II. EL LAMENTABLE ANUNCIO HECHO EN RABAT EL 9 DE JULIO POR QUIEN DETENTABA ILEGALMENTE EL PUESTO DE CANCILLER DE ZAMBIA
El digital del núcleo duro del majzen anunciaba con gran indisimulado entusiasmo el 9 de julio de 2016 que el supuesto ministro de Asuntos Exteriores de Zambia, Harry Kalaba, había comunicado en Rabat al viceministro de exteriores del majzen, Nasser Burita, la decisión de Zambia de retirar su reconocimiento de la república saharaui.
Zambia
Ahora bien, este ministro estaba ocupando ilegalmente su puesto tras la reforma de la Constitución operada en Zambia y la subsiguiente disolución del parlamento el 12 de mayo de 2016.
El Tribunal Constitucional de Zambia sentenció que la permanencia en sus puestos de los ministros después de esa fecha, violaba el espíritu de la reforma constitucional aprobada en enero.
En ese contexto, en el que Kalaba ocupaba ILEGALMENTE su puesto es cuando Kalaba emprendió varios viajes (en clase de negocios) y tomó graves decisiones y, entre ellas la de anunciar en Rabat el 9 de julio que Zambia retiraba su reconocimiento de la RASD.
III. EL MAJZEN APROVECHA EL MOMENTO
Es obvio que el majzen conocía la situación de Zambia pues sigue atentamente lo que ahí ocurre. Y es obvio que el majzen sabía que tras el 12 de mayo estas personas podían ser obligadas a devolver el dinero público gastado en ejercicio de una función que ya no les correspondía.
Era el momento ideal.
Siendo, como son, conocidas las prácticas corruptoras del majzen es altamente probable que el majzen contactara con el "ministro" Kalaba para ofrecerle un "trato". El trato sería simple: Kalaba anunciaba la retirada del reconocimiento de la RASD, creando un hecho consumado ilegal en la política de Zambia, y a cambio recibiría una "ayuda" económica que no sólo le compensara de los gastos que eventualmente debiera restituir sino que además le "recompensara".
IV. EL TRIBUNAL CONSTITUCIONAL DE ZAMBIA ORDENA AL SUPUESTO MINISTRO DE EXTERIORES QUE DEVUELVA EL DINERO GASTADO DESDE EL 12 DE MAYO
Un mes después del sorprendente anuncio del "ministro" Kalaba, el 8 de agosto de 2016, el Tribunal Constitucional de Zambia ordenó que los 70 altos cargos del Gobierno de Zambia que continuaron en sus puestos después del 12 de mayo, devolvieran el dinero gastado mientras detentaban el puesto anteriormente ostentado.
De todos los aludidos, el cargo más afectado fue... ¡Kalaba! que es quien más gastos hizo desde entonces viajando en avión en clase de negocios y alojándose en hoteles de cinco estrellas, comiendo en caros restaurantes y bebiendo vinos de clase superior.
Ni qué decir tiene que en este período es cuando Kalaba, ilegalmente, retiró el reconocimiento de la RASD por Zambia.
V. EL PRESIDENTE DE ZAMBIA DEJA LAS COSAS EN SU SITIO Y REITERA SU RECONOCIMIENTO DE LA RASD
Ayer, 7 de octubre de 2016, la agencia oficial saharaui de prensa, informaba que el presidente de Zambia, Edgar Chagwa Lungu, recibía oficialmente al ministro de Asuntos Exteriores de la RASD, Mohamed Uld Salek, tras lo cual se emitió un comunicado oficial diciendo que "La República de Zambia y la República Saharaui deciden reforzar sus relaciones bilaterales en beneficio y el bienestar de los dos pueblos” y que desea promover las "relaciones entre la RASD y el Reino de Marruecos para encontrar una solución final" al conflicto del Sahara Occidental.
VI. EL CASO DE ZAMBIA COMO MODELO
El caso de Zambia tiene un gran interés porque es un modelo para entender varios aspectos del conflicto del Sahara Occidental.
En primer lugar, es una perfecta ilustración del "modus operandi" de la diplomacia y de los servicios secretos del majzen.
En segundo lugar, las palabras del presidente de Zambia ofrecen el modelo a seguir para muchos otros países: el reconocimiento de la RASD no implica dejar de reconocer a Marruecos... a diferencia de lo que pretende la diplomacia del majzen, a saber que las relaciones con Marruecos impliquen ausencia de reconocimiento y relaciones con la RASD.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada