sábado, 24 de diciembre de 2016

Estupor ante la concesión del premio Mandela de la paz a Mohamed VI por un instituto del lobby promarroquí francés

Redacción: Poemario por un Sahara Libre, 24 de diciembre de 2016
Con absoluto estupor conocemos la noticia de la concesión al rey de Marruecos Mohamed VI del premio Mandela de la Paz 2016, premio otorgado por el denominado “Instituto Mandela”. A la estupefacción inicial se sucede la necesidad de conocer de dónde procede la noticia y quién está detrás del supuesto “Think Tank” que otorga el premio.
La concesión de un premio de la paz avalado con el nombre de un revolucionario africano, luchador por las libertades y amigo de la causa saharaui, como fue Nelson Mandela, a un monarca teocrático que sostiene la ocupación ilegal de otro país del continente, el Sahara Occidental, ha sido recogida con profusión por la prensa marroquí.
Conociendo quién está detrás del mencionado Instituto podemos entender por qué se ha llevado a cabo un disparate de este calibre, que no sólo es “una flagrante falta de respeto a la memoria de Mandela sino un insulto al pueblo y gobierno de Sudáfrica y todos los pueblos libres y amantes de la paz”, en palabras del escritor saharaui Bachir Lehdad.
El denominado “Instituto Mandela” está dirigido por el señor Paul Kananura, también presidente de la ASEAF (Association des Stagiaires et Etudiants Africains en France). Originario de Ruanda, llegó a Francia en 1997 y es otro de esos “expertos en geopolítica” que difunde opiniones del lobby promarroquí europeo. Este tipo de actuaciones llevan a pensar que se trata de una de esas asociaciones que “se construyen a medida para dar bombo y platillo a determinado personajes e ideas”.
Porque el señor Paul Kananura es un fiel entusiasta de la entrada de Marruecos en la Unión Africana, una ardua batalla que libra en la actualidad el ocupante, debido a la pujanza de la República Saharaui en África y el apoyo incondicional que está ofreciéndole la organización regional, de la que el Sahara Occidental es miembro fundador. Kananura opina que “la llegada de Marruecos debería fortalecer la organización”. Así se entiende mucho mejor la disparada concesión de un galardón, que en palabras del Instituto Mandela se otorga “a personalidades o instituciones para premiar acciones loables en favor de África y la paz en el espíritu de Nelson Mandela”.
El Instituto Mandela, que tiene su sede en la Universidad de Burdeos, “es un grupo de reflexión para promover la igualdad de oportunidades, favorables a la economía de mercado, la solidaridad internacional y la unidad africana”. Organiza reuniones periódicas de “alto nivel”. “Se dedica a la misión estratégica de promover la aparición de África y los valores de una sociedad abierta y la paz a través de una diplomacia intelectual”. El propio instituto afirma realizar “acciones de cabildeo” para el continente africano. Un lobby o grupo de presión en toda regla, claramente pro-marroquí, que no tendría mayor importancia si no fuera por el triste uso del nombre del ex preso político y presidente sudafricano.
El “Instituto Mandela” está integrado por “generales, diplomáticos, políticos, periodistas, economistas, expertos, investigadores e intelectuales de todo el mundo”. Entre otros Olivier Stirn, "amigo de Mandela" y ex ministro y embajador de Francia; el general francés Jean-Philippe Ganascia, ex comandante de la Fuerza de la UE en Chad; el marroquí Abderrahmane Mekkaoui, “experto en estrategia militar” y profesor en las universidades de Dijon (Francia) y Casablanca (Marruecos); y el mencionado Paul Kananura, experto en geopolítica y asesor estratégico para gobiernos y grandes corporaciones.
En definitiva un muestrario del peor neocolonialismo francés en África, que causa sonrojo y mucha vergüenza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada