viernes, 14 de noviembre de 2014

“La revista ‘La Jaima’ es parte de una estrategia para hacer frente a una guerra de conciencia planteada por la ocupación marroquí”

El Aaiún (territorios ocupados), 13/11/14 // Por Luz Marina Mateo, para Voz del Sahara Occidental en Argentina.
Hace pocos días se divulgaba en las redes sociales la noticia sobre la aparición del primer número de la Revista La Jaima: una iniciativa de la Asociación Saharaui para Proteger y Divulgar la Cultura y el Patrimonio en el Sáhara Occidental.
Uno de sus redactores -quien solicitó que, por razones de seguridad, no fuera publicado su nombre real, por lo cual le llamaré “Sidi”- nos cuenta muchas cosas más allá de la revista: habla de la resistencia cultural, los orígenes de la asociación que integra, el desafío de las nuevas generaciones y las estrategias que las autoridades marroquíes emplean en lo que los mismos saharauis identifican como una política de “marroquinización” de este pueblo en las zonas ocupadas.
Antes de entrar en el terreno mismo del diálogo, quiero contarles que la Asociación Saharaui para Proteger y Divulgar la Cultura y el Patrimonio en el Sáhara Occidental está presidida por Bachri Ben Taleb, un ex preso político que pasó cinco años en una cárcel marroquí (en Tiznit) por su activismo contra la ocupación. Salió a fines de 2011 y es un activista muy reconocido en El Aaiún. Es miembro del comité de redactores de la revista, junto a otras cuatro personas. Ahora sí, vamos al encuentro con Sidi.
¿Cuándo y por qué nace la Asociación?
La Asociación Saharaui para Proteger y Divulgar la Cultura y el Patrimonio en el Sáhara Occidental nació en abril de 2012, para enfrentar al enemigo marroquí en el frente cultural. El sistema de ocupación, desde hace muchos años, discrimina a la cultura y la identidad saharauis a través de muchas prácticas. Sobre todo, mediante la política de marroquinizar a los saharauis, como una estrategia de integrarnos en la cultura marroquí y, así, borrar nuestra cultura, identidad y memoria colectiva.
¿Me podrías dar uno o dos ejemplos prácticos de esta política de marroquinización de los saharauis?
Los instrumentos principales en esta política son la educación y la información. A través de la educación, por ejemplo, el sistema de ocupación intenta imponer a los saharauis la dariya -el dialecto marroquí-, en lugar de la hassanía, que es el dialecto saharaui. Gran parte de las nuevas generaciones olvida muchas palabras y hasta el modo de hablar con una hassanía pura. Una muestra es que nosotros pronunciamos la letra ث [“za”, transliterado en castellano] tal y como en árabe clásico pero, en la dariya marroquí, esa letra se pronuncia “ta” y muchos jóvenes saharauis pronuncian así, como los marroquíes. Esa es una muestra concreta que refleja cómo Marruecos avanza en este nivel. También en el ámbito de la educación, el sistema de ocupación casi no habla en sus manuales escolares de la cultura y de la historia del Sáhara Occidental: solamente habla de la cultura y de la historia marroquíes. Es decir que quieren dar a los estudiantes saharauis la impresión de que nuestra historia y cultura son elementos que se engloban dentro de la cultura y la historia marroquí.
¿Y respecto de la información?
También forma parte de la política de marroquinización de los saharauis. Como sabes, en cada casa, en cada habitación hay un televisor y, a través de la televisión, el sistema de ocupación marroquí transmite sus valores, cultura, historia, etc. Recientemente el sistema de ocupación creó el canal de televisión de El Aaiún, que está dirigido directamente por la inteligencia marroquí. Ese canal transmite una imagen falsa del ser humano saharaui: se lo muestra como no civilizado, sin historia ni identidad, que necesita un desarrollo por parte de las autoridades marroquíes…
Por lo que pude hablar con otros periodistas que están en las zonas ocupadas, últimamente han surgido una serie de blogs con el nombre “Sáhara” pero que no están manejados por saharauis. De ser así, esto tiende a confundir a saharauis y prosaharauis de todo el mundo. ¿Esto es así?
Exactamente. Hay una red virtual de periódicos digitales dirigida también por la inteligencia marroquí. Hay “Sáhara…” seguido de “Now”, “News”, “7”, “24”… A través de esta red, la inteligencia marroquí -y, por medio de ella, el sistema de ocupación- quiere transmitir una imagen y noticias falsas sobre la situación aquí, en las zonas ocupadas: que hay desarrollo a nivel de los derechos humanos y en el aspecto económico y social, que existe una apertura política en el marco de la cual los saharauis pueden expresar sus opiniones y hablar de la independencia y la autodeterminación sin que intervenga la policía o la seguridad marroquí. Esta red pretende falsificar la situación en las zonas ocupadas y engañar al mundo entero. Estos periódicos dirigidos por la inteligencia marroquí no solamente se escriben en árabe: hay algunos que publican en francés, inglés, español y alemán.
Y ustedes, ¿de qué manera están intentando contrarrestar esta intensa actividad que está realizando el régimen marroquí en las zonas ocupadas?
Nosotros también tenemos nuestras herramientas propias. Por ejemplo, estamos aprovechando la libertad que brindan las redes sociales como Skype, Facebook, Twitter… también a través del correo electrónico. Por esas vías tratamos de corregir lo que la ocupación quiere falsificar en lo relativo a la información. En cuanto a la cultura, intentamos devolver nuestra identidad que la ocupación marroquí quería y quiere discriminar. En el aspecto informativo, contamos con una red de centros como Equipo Mediático (“Equipe Media”) y el Centro Saharaui para la Información y las Comunicaciones, desde los cuales transmitimos las situaciones con objetividad y profesionalismo, dándole mucha importancia a los temas de derechos humanos, el robo de recursos naturales, los sufrimientos de las familias de los presos políticos saharauis y otros tantos. A nivel de la cultura, nuestra asociación intenta ser un ambiente en el cual los saharauis puedan ejercer la resistencia. Porque la cultura es una herramienta para resistir y engloba todo: lo político, lo económico, lo social, lo histórico… engloba a la identidad. Cuando resistimos culturalmente, también lo hacemos en todos estos niveles que menciono.
¿Qué cosas de la cultura saharaui están prohibidas por las autoridades marroquíes?
La jaima está prohibida totalmente en las zonas ocupadas. Sobre todo, después del desmantelamiento del campamento de Gdeim Izik. Porque decir “jaima” es nombrar el alma de la identidad saharaui. Bajo la jaima hablamos de los valores de solidaridad, resistencia, libertad y unidad nacional. Entonces, el sistema de ocupación, en su intento de destruir la identidad del pueblo saharaui, prohíbe la construcción de jaimas, porque en la época del campamento de Gdeim Izik, la jaima ha sido el núcleo de reunión de los saharauis para desarrollar sus estrategias y planes para enfrentar a las autoridades marroquíes, con el fin de conseguir sus reivindicaciones sociales, económicas y políticas relativas al derecho a la autodeterminación y la independencia.
¿Hay otros ejemplos de elementos culturales prohibidos?
Sí. El sistema de ocupación marroquí tiene sensibilidad hacia el uso de dos colores en la ropa saharaui: el negro y el blanco. Porque son símbolos de la identidad saharaui, contrapuestos a los colores de la identidad marroquí, que son el rojo y el verde, que están en la bandera del reino. La policía siempre persigue los símbolos que contienen el negro y el blanco, sobre todo en las celebraciones nacionales del pueblo saharaui. En cuanto a la lengua, la hassanía está prohibida en las administraciones públicas; en ellas, la mayoría son funcionarios marroquíes -sobre todo, los jefes- y por eso obligan a los demás, sean marroquíes o saharauis, a hablar en dariya, para poder comprenderlos. También en las escuelas de aquí, de las zonas ocupadas, casi todos los profesores son marroquíes, así como los cuerpos directivos, por lo cual la dariya domina también los espacios educativos.
Por tu explicación, no es necesario preguntar por qué a la revista que acaban de editar la llamaron “La Jaima”. Pero, ¿cuándo y cómo nace la idea?
La idea nació hace casi seis meses. A través de la revista, queremos reflejar las ideas y el pensamiento tanto de nuestros miembros intelectuales como de aquellos intelectuales saharauis que no forman parte de nuestra asociación. Pretendemos que sea una herramienta para divulgar reflexiones sobre la cultura y la resistencia saharaui, para crear una conciencia resistente aquí, en las zonas ocupadas. La revista es parte de una estrategia para hacer frente a una guerra de conciencia planteada por la ocupación marroquí, que afecta nuestros símbolos culturales en una lucha dirigida a la conciencia nacional saharaui. Por eso decidimos crear esta revista y no solamente pensamos en que sea en papel: la convertiremos en formato digital para que los saharauis que siempre están en la red puedan recibirla y asimilar sus contenidos de cultura, identidad, historia y resistencia saharauis, entre otras cosas.
Entonces, ¿todavía no hay un sitio digital para acceder a la revista?
No. Eso será a partir del segundo número, que calculamos que saldrá a principios de febrero de 2015.
¿En cuántos idiomas van a publicarla?
Este primer número es solamente en árabe pero, para el segundo, intentaremos traducir algunos artículos al español, para que pueda ser leída en el mundo hispanohablante.
Volviendo al primer número, quisiera que vos mismo les cuentes a los saharauis que lo desconocen, cuál es el contenido de esta primera revista “La Jaima”.
El contenido es variado. Hablamos de una iniciativa de la Asociación que es conseguir una jaima para cada familia saharaui. Consiste en convocar a algunas mujeres saharauis expertas en la fabricación de jaimas para que las confeccionen y luego distribuirlas entre todas las familias saharauis de las zonas ocupadas, en los campamentos y, cómo no, en el extranjero, ya que hay familias saharauis en España, Francia, Italia y América Latina; también pensamos en enviarlas a nuestros amigos extranjeros. Siguiendo con el contenido de la revista, hay una entrevista al poeta saharaui residente en España, Bahia Mahmud Awah, que es muy famoso… muy genio… nos habla de muchos temas: de la tierra, del amor, la historia y la identidad, entre otros; además, nos cuenta sobre su vida, sus obras, su visión de la poesía, de la resistencia y la lucha, de su experiencia como poeta saharaui viviendo en el exilio…
¿Y qué otros temas trata la revista?
Los derechos humanos en el las zonas ocupadas: hay un activista que nos habla de los principios de la resistencia en los años ’70. También publicamos un cuento corto escrito por un ex preso político durante sus años de cárcel: relata sus sufrimientos allí. Vamos a publicar otros cuentos del mismo escritor en los próximos números. Además, realizamos una entrevista a un grupo musical de jóvenes saharauis que se llama “Mártir Bachir Ahlaui” y que en sus canciones aborda la identidad, la resistencia, la lucha, el sufrimiento de las nuevas generaciones bajo la ocupación y otras cosas que tienen que ver con la cultura saharaui.
Finalmente, ¿qué mensaje enviarías a América Latina y Caribeña en general y a los argentinos y argentinas en particular?
Queremos decirles que nuestra lucha es también la vuestra, porque nosotros defendemos a nuestra cultura, que resiste como otras culturas de los pueblos del sur. Somos un pueblo del sur y nuestro destino es único y común. Recuerdo que en un discurso en la ONU, la presidenta argentina, Cristina Kirchner, se refería a que los pueblos del sur defienden su identidad y su cultura; pues lo mismo estamos haciendo aquí, en las zonas ocupadas, porque somos un pueblo que todavía está colonizado por un país vecino con el que tenemos algunos lazos pero que nos humilló y nos ocupó por medios que no son legales. Queremos decirles que necesitamos vuestro apoyo y ánimo, para poder seguir adelante como pueblo del sur. 
*********
Algunas notas de redacción sobre la revista La Jaima:
1) Los titulares que se ven en portada (click sobre la imagen para ampliar) en árabe son los siguientes (de derecha a izquierda, sentido de lectura en árabe):
a) La iniciativa: “Jaima para cada familia saharaui”.
b) Poesía: “De allá de las cárceles”.
c) El sitio patrimonial Asli Arrich.
d) Grupo musical: Mártir Al Bachir Lahlaui.
e) Cuento corto: “Secretos”.
2) Un fragmento del audio de la entrevista a Sidi lo encuentran aquí.
3) La entrevista en castellano a Bahia Mahmud Awah la encuentran aquí, traducida por los compañeros y compañeras de Poemario por un Sahara Libre.
4) Sería bueno poder traducir a otros idiomas aquellos artículos que tienen versión en castellano o, en el caso de los arabófonos, directamente traducir del árabe a otros idiomas. Es una excelente forma de contribuir con la difusión: en la imagen de portada hay una dirección de correo para tomar contacto con el Comité de Redacción de “La Jaima”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada