viernes, 15 de noviembre de 2013

Comunicado de la familia del preso político saharaui Larosi Abdeljalil

CAMPAÑA INTERNACIONAL POR LA LIBERACIÓN DE YAHIA MOHAMED ELHAFED Y TODOS LOSPRESOS POLÍTICOS SAHARAUIS EN CÁRCELES MARROQUÍES; 14 de noviembre de 2013

Ante la crítica situación de salud de nuestro hijo Laroussi Abdeljalil y todos sus compañeros del grupo de Gdeim Izik, nos vemos obligado a emitir este comunicado, para denunciar la inhumana atención que le otorga la Administración de la prisión marroquí Salé 1, a manos de su director. A nuestros hijos no les proporcionan los más elementales y legítimos derechos en medicamentos y tratamiento a las enfermedades crónicas que les acontecieron como consecuencia de la tortura y la negligencia médica. Nuestro hijo padece una grave enfermedad de presión arterial alta. Y debe ser tratado con urgencia, lo contrario su salud acarreará graves consecuencias.

Ante el ofrecimiento del Gobernador del Gobierno de Bremen (Alemania)  en evacuar nuestro hijo para su tratamiento, los funcionarios de la dirección de prisiones marroquíes rechazaron esta posibilidad, cuando nuestro hijo al igual que sus compañeros del grupo de Gdeim Izik se encuentran en mal estado de salud.

Llamamos a la opinión publica internacional, en nombre de nuestros hijos presos, lo siguiente:
- Exigir el derecho de nuestros hijos a un juicio civil justo, porque ellos son inocentes y fueron condenados por sus opiniones políticas.

- Exigir al Estado marroquí que proporcione todas las condiciones de salud de nuestros hijos, y que respetan su derecho a la vida y al tratamiento médico.

- Pedimos a la gente de conciencia y a las masas de las organizaciones locales e internacionales apoyar y sostener la lucha de nuestros hijos.

- Que el Estado marroquí se haga cargo de todas las consecuencias por la falta de tratamiento para los presos cuyo estado requiera intervención médica urgente.

Familia del preso político saharaui, laroussi Abdeljalil.


El Aaiun ocupado, 13/11/2013

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada