viernes, 6 de diciembre de 2013

Nuevo fracaso del lobby marroquí en Estados Unidos

La política internacional marroquí respecto al Territorio Ocupado del Sáhara Occidental, que comenzó incluso antes de la ocupación parcial de este territorio el 30 de octubre 1975, Marcha Verde, no ha dejado de innovar y argüir toda clase de pretextos y prerrogativas, con el único fin de consolidar su presencia en la tierra de los saharauis.
Este artículo pretende analizar el fracaso del lobby pro-marroquí en Estados Unidos tras la última visita del Rey alauita a la Casa Blanca; para ello, hay que partir de la premisa probada de que Marruecos lleva décadas siguiendo una política de compra de voluntades. Según información publicada en el semanario ´Le JournalHebdomadaire´ (cerrado por Mohamed VI), Marruecos gastó en 2008 la cifra de 2.799.737 dólares sólo en EEUU. Esta información, recogida por el Catedrático de Derecho Constitucional de la Universidad de Santiago de Compostela (Galicia), Carlos Ruíz Miguel,  en su página de Internet, ´Desde el Atlántico´, muestra la relación de empresas y profesionales que han sido beneficiados con “ayudas” procedentes de Marruecos. La misma página muestra la razonable sospecha de que el Majzen haya intervenido para el cierre de ´Le JournalHebdomadaire´.
Marruecos gasta dinero a raudales para comprar voluntades norteamericanas como, por ejemplo, profesores, periodistas, Think-Tanks, ex diplomáticos, miembros de la Cámara de Representantes, Senadores o miembros del Ejecutivo, según se desprende de la relación aportada en el semanario que se editaba en Casablanca.
Tew Cardenas, LLP 105,000 $
Avalanche Strategic Communication, LLC 262,000 $
Avatar Entreprises, Inc. 80,000 $
Daniel J. Edeman, Inc. 75,000 $
Avatar Entreprises 80,000 $
Gabriel Company, LLC 499,975 $
Moroccan- American Center for Policy, Inc. 1,517,762$
 PrivatePubliccSolutions 180,000 $
El fracaso de la última visita del rey marroquí a EEUU, donde esperaba un apoyo incondicional de la Casa Blanca a sus pretensiones anexionista sobre el Sáhara Occidental, y se encontró con la inamovible posición estadounidense al respecto, pues, si bien la Agencia de Prensa Marroquí (MAP) lanzó una noticia falsa y claramente manipulada de la que se hizo eco casi la totalidad de la prensa española; finalmente se demostró por el comunicado Oficial de la Casa Blanca, que Barack Obama no sólo mantiene la postura oficial de Estados Unidos sobre este conflicto, sino que además exigió al Rey de Marruecos la abolición de los Juicios Militares contra civiles saharauis y el respeto a los Derechos Humanos.
En lo tocante a la postura de la Casa Blanca sobre el plan marroquí de Autonomía para el Sáhara Occidental, del que se hizo eco la Agencia de Prensa Marroquí, manipulando su contenido para crear una confusión en los medios de comunicación, hay que decir que EEUU mantiene esta postura desde 2002 tras la propuesta del II Plan Baker. Antes de la presentación de este plan de arreglo, Marruecos proponía una Autonomía como salida al conflicto y el Frente Polisario dijo que sólo la aceptaría si estuviera incluida en un referéndum de Autodeterminación de conformidad con el Plan de Arreglo firmado por las partes en septiembre de 1991. El entonces Enviado Personal del Secretario General de la ONU propuso la constitución de una Autonomía de cinco años de duración y un referéndum pasado este plazo en el que el pueblo saharaui decidiría si se integra en Marruecos o bien opta por la independencia. Marruecos rechazó este Plan y desde entonces no volvió a mencionar la Autonomía como solución.
La Casa Blanca ha mostrado su interés en una solución dentro del marco jurídico internacional al conflicto; Barack Obama ha hecho hincapié en su preocupación por la falta de respeto de los DDHH en los Territorios Ocupados del Sáhara Occidental y, frente a la propuesta marroquí de la autonomía, considera que podría ser una solución siempre que la acepten las partes implicadas y se encuadre dentro de las demás opciones previstas en el Referéndum. Estados Unidos considera indispensable el voto de los saharauis.
Entre otras cosas, el presidente norteamericano ha reiterado su apoyo al actual Enviado Personal del Secretario General de las Naciones Unidas, Christopher Ross, y a los avances que se están consiguiendo tras sus visitas al Territorio Ocupado saharaui.
En conclusión, a pesar del ingente gasto que supone para el régimen marroquí aferrarse a la marroquinidad del Sáhara Occidental, a pesar de su innegable ansia anexionista, a pesar de su creencia de que con dinero pueden comprar todas las voluntades, a pesar del importantísimo lobby que tiene desplegado por todo el mundo, a pesar de todo, Marruecos sigue como cuando invadió el Sáhara Occidental en 1975: sigue siendo considerado por la Sociedad Internacional como Potencia Ocupante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada