sábado, 5 de abril de 2014

Una delegación canaria constata a través de su visita a las zonas ocupadas graves violaciones de los DD.HH (informe)

INFORME DE LA VISITA A LOS TERRITORIOS DEL SAHARA OCCIDENTAL OCUPADOS ILEGALMENTE POR EL GOBIERNO DE MARRUECOS, REALIZADA DEL 21 AL 24 DE MARZO DEL 2014
Composición de la Delegación
•          Carmelo Ramírez Marrero, Consejero del Cabildo  de Gran Canaria, Presidente de FEDISSAH y miembro de la Coordinadora Europea de apoyo al Pueblo Saharaui (Task Force).
•          Juan Antonio de la Hoz González, Consejero del Cabildo de Lanzarote y miembro del movimiento canario de solidaridad con el Pueblo Saharaui.
Objetivos de la visita
•          Comprobar sobre el terreno las denuncias sobre las violaciones de los Derechos Humanos por parte del Gobierno de Marruecos sobre la población civil Saharaui.
•          Encuentros con representantes de las diversas organizaciones saharauis defensoras de los Derechos Humanos.
•          Visitas a las familias de los presos políticos saharauis encarcelados por el Gobierno de Marruecos y recoger sus testimonios.
•          Encuentros con víctimas de la represión de la policía marroquí y con sus familias.
Actividades realizadas
•          Se realizan visitas a las ciudades de Dajla, Bojador y El Aaiun.
•          Reuniones con familias y activistas de Derechos Humanos de la ciudad de Smara.
•          Encuentros con organizaciones saharauis defensoras de los DDHH y el Derecho a la Autodeterminación del Pueblo Saharaui (CODESA, CODPSO, ASUDH, ODS).
•          Reuniones con comités de defensa de los recursos naturales y del patrimonio cultural y arquitectónico histórico.
•          Reuniones con familiares de desaparecidos y de los presos saharauis.
•          Encuentros con expresos políticos saharauis, personas torturadas y familiares de mártires.
•          Visita a los barrios de colonos marroquíes, los barrios de pescadores y los puertos de Dajla y El Aaiun.
•          Reuniones con Asociaciones de Discapacitados.
Las denuncias de las violaciones de los Derechos Humanos, políticos, económicos y sociales del Pueblo Saharaui en el Sáhara Occidental
En todas las visitas y reuniones se denuncia por parte de los saharauis un estado de represión permanente y organizado de los derechos humanos por la policía de Marruecos sobre la población civil saharaui.
•          Imposición de un clima de miedo y de terror en todas las ciudades y sobretodo en los barrios habitados por la población saharaui, que se manifiesta en una presencia desmesurada de policías uniformados y de paisano que tratan de impedir cualquier protesta y manifestación pacífica, con métodos violentos y sin distinciones sobre mujeres, niños, ancianos o jóvenes.
•          Uso del secuestro y la tortura sobre ciudadanos saharauis, que luego son arrojados malheridos en vertederos de basura donde son recogidos por sus familiares.
•          La policía actúa habitualmente de paisano, para pasar desapercibida ante los extranjeros. Utilizan armas blancas, porras, van armados con pistolas y piedras y son muy violentos. Vestidos de paisano niegan que los agresores sean policías y que son peleas entre colonos marroquíes y población saharaui.
•          Denuncia del encarcelamiento de más de 70 presos saharauis, algunos de ellos condenados a cadena perpetua, 30 años ó 25 años de prisión. Particularmente grave ha sido el juicio militar, sin garantías procesales, a raíz del Campamento de Gdeym Izik.
•          El Gobierno de Marruecos aún no ha esclarecido los más de 500 desaparecidos saharauis desde el año 1975, agravado por la aparición reciente de fosas comunes, con asesinatos extrajudiciales.
•          No se ha dado ninguna explicación sobre los 15 desaparecidos y las personas asesinadas por la policía marroquí.
•          Allanamiento de viviendas, con destrucción de todos sus enseres y agresiones a sus dueños, que ha obligado a los saharauis a reforzar sus viviendas con rejas y puertas de hierro.
•          Denuncia de violaciones, torturas y amenazas, hacia la población civil saharaui. Los heridos no van a los hospitales porque no son atendidos por el personal sanitario marroquí, por órdenes de la policía.
•          Expolio permanente de los recursos naturales y económicos. Diariamente centenares de camiones-frigoríficos trasladan el pescado desde Dajla, Bojador y El Aaiun hasta Agadir donde es empaquetado como “producto de Marruecos”. Los fosfatos, en Bu Craa, son llevados a los barcos en el Puerto de El Aaiun, a través de la cinta transportadora, desde donde se traslada a todas las partes del mundo. Igualmente la extracción de minerales y de arena y las exportaciones agrícolas constituyen una flagrante vulneración de la legalidad y de los derechos del Pueblo Saharaui.
•          En todas las ciudades hay una acción por parte de las fuerzas de ocupación marroquíes de destrucción del patrimonio histórico y cultural de la época colonial.
•          Prohibición de los derechos civiles y políticos a la población saharaui. No pueden reunirse, sus pasos son vigilados las 24 horas por la policía, las manifestaciones pacíficas son reprimidas violentamente, tienen prohibido la organización de eventos o el contacto con la Minurso o las delegaciones extranjeras de observadores.
•          Denuncia de los métodos de tortura: palizas por todo el cuerpo, violaciones, introducción de botellas por el ano, cables eléctricos, arrancar las uñas, suspensión en el aire con las manos y pies atados, son quemados con colillas, hambre y alimentos en muy mal estado, uso de perros, mezcla con presos comunes, etc., etc.
•          Una queja común es que la MINURSO no hace nada y mira para otro lado. Estas graves violaciones de DD.HH. se producen en su presencia diariamente. Igualmente hay una indignación por la pasividad y el papel que desempeñan la ONU, la UE, Francia, España y los EE.UU., permitiendo estas violaciones y la ocupación ilegal por Marruecos del Sahara Occidental.
Exigencias que plantea la población saharaui de los Territorios Ocupados.
•          Lo prioritario es que se cumplan las resoluciones de las ONU y se celebre el Referéndum de Autodeterminación.
•          El cese inmediato de las violación de los DD.HH. por el Gobierno de Marruecos en los territorios ocupados y el cese del expolio de los recursos naturales.
•          La libertad de todos los presos políticos saharauis en las cárceles de Marruecos.
•          La apertura del territorio a los medios de comunicación y a las delegaciones de observadores internacionales y delegaciones institucionales.
•          Ante la próxima reunión del Consejo de Seguridad de la ONU a finales de abril, ampliación del mandato de la MINURSO al seguimiento y protección de los Derechos Humanos en el Sáhara Occidental.
Durante toda la visita, la policía marroquí estuvo siguiendo y vigilando a la delegación, controlando todas las reuniones, filmando a los asistentes, intentando coaccionar para que la delegación no se reuniera con los saharauis y creando un clima de intimidación. Durante las 24 horas se mantuvo esta vigilancia.
Conclusiones
1.         Es patente la brutal violación de los Derechos Humanos por parte del Gobierno de Marruecos sobre la población civil saharaui, así como el expolio de los recursos naturales y la destrucción de su patrimonio histórico. Por ello se hace necesario la presencia de delegaciones de observadores internacionales de Derechos Humanos y de Instituciones Oficiales.
2.         Debe existir un mecanismo de control y protección de los DD.HH. en el Sáhara Occidental por parte de la ONU. Para ello es necesario ampliar las competencias de la MINURSO a estas materias.
3.         la ONU, la U.E. y los gobiernos de Francia, España y EE.UU. deben presionar al Gobierno de Marruecos para la celebración del Referéndum de Autodeterminación, cese de la represión de los DD.HH., la libertad de todos los presos políticos saharauis y el cese del expolio de los recursos naturales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada