domingo, 30 de noviembre de 2014

Tras el fiasco con Rusia, Mohamed VI también suspende el viaje a China


Lo he dicho aquí: Mohamed VI está arrinconado en su pretensión de anexionarse ilegalmente el Sahara Occidental. Los wikileaks del majzen han puesto de manifiesto, de forma indudable, que Marruecos está enfrentado a la ONU, a los Estados Unidos y al Reino Unido en su pretensión expansionista. Y ello ocurre cuando la relación de Marruecos con Francia, como también he dicho aquí, pasa por la más larga crisis de la historia de ambos países. En este contexto se comprende el intento de Mohamed VI de conseguir el favor de Rusia y China, los otros dos miembros del Consejo de Seguridad. Sin embargo, todo parece indicar que su estrategia ha fracasado. Primero se frustró su visita a Rusia, y ahora, a China @Desdelatlantico

I. ANTE EL HARTAZGO DE SUS TRADICIONALES ALIADOS, MOHAMED VI ANUNCIA RELACIONES "ESTRATÉGICAS" CON RUSIA Y CHINA

Los wikileaks del majzen revelados por el misterioso @Chris_Coleman24 no dejan lugar a dudas: Marruecos se halla enfrentado a Naciones Unidas y a los Estados Unidos por causa de su intransigencia en el conflicto del Sahara Occidental. Por si fuera poco, el Reino Unido apoya a los Estados Unidos y a la ONU en este asunto. Ante esta tesitura, los únicos apoyos posibles, con derecho de veto, en el Consejo de Seguridad podrían provenir de Francia, Rusia y China. Sin embargo, la arrogancia de la tiranía alauita parece haber terminado hecho que Francia se haya hartado de la que el embajador francés en la ONU llamó como su "amante". Sólo quedan, así, Rusia y China.

Así lo dejó bien claro Mohamed VI en su Discurso de 30 de julio de 2014:

“Respondiendo a nuestra ambición de afianzar y diversificar los partenariados, velamos por consolidar las arraigadas relaciones que unen a nuestro país con la Federación de Rusia y la República Popular China, que tenemos previsto visitar próximamente”.

Una idea que reiteró en su discurso de 20 de agosto de 2014:

“Si Marruecos sólo necesita desplegar algunos esfuerzos para poder avanzar con pasos firmes e incorporarse a los países emergentes, la política de apertura económica, en este sentido, ha reforzado su posición en tanto que eje de intercambios internacionales.

Esto mismo es lo que vienen a reflejar los fructíferos partenariados, tanto con los países árabes, particularmente con los del Consejo para la Cooperación del Golfo, o con los países africanos subsaharianos, donde Marruecos ocupa el segundo puesto en tanto que inversor en África.

Así pues, además del Estatuto Avanzado que vincula a Marruecos con la Unión Europea, y los acuerdos de libre cambio con un gran número de países, principalmente con los Estados Unidos de América, tenemos el partenariado estratégico que procuramos profundizar con Rusia, amén del partenariado que estamos poniendo a punto con China.

El acercamiento a Rusia fue anunciado por la prensa oficialista del majzen el 3 de junio de 2014 que informó de una inminente visita de Mohamed VI a Rusia para el 11 de junio. Según el ministro marroquí de Asuntos Exteriores, esa visita se aplazó con el objetivo de "elaborar los fundamentos de una relación estratégica". La visita fue entonces anunciada para octubre, aunque, como ya dije aquí, la misma fracasó.

II. LA VISITA A CHINA, TAMBIÉN APLAZADA POR INUSUALES RAZONES MÉDICAS

Marruecos también ha tratado de acercarse a China, aunque el gigante asiático se ha aproximado a Marruecos al mismo tiempo que a Argelia. Así se demuestra en la visita que Yu Zhengsheng, presidente del Comité Nacional de la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino (CCPPCh), [http://spanish.peopledaily.com.cn/n/2014/1105/c31618-8804788.html] realizó a Rabat después de visitar Argelia.

La visita de Mohamed VI a China se programó para el 27 de noviembre. Sin embargo, de forma sorpresiva, la agencia oficial de prensa del majzen (la siniestra MAP) publicó un comunicado del Ministerio de la Casa Real que anunciaba que "La visita oficial de SM el Rey a China aplazada por razones de salud". Sorprendentemente, se detallaban los supuestos motivos de salud que causaban este "aplazamiento":

“El médico personal de su Majestad el Rey precisa que el Soberano presenta desde ayer un síndrome gripal agudo con fiebre de 39,5 grados complicada con una bronquitis, añade el comunicado”.

Y digo sorprendentemente porque el director del diario "Al Michaâl", Driss Chahtane fue condenado en 2009 a un año de prisión por publicar artículos sobre la salud de Mohamed VI.

En efecto, que yo recuerde, NUNCA un comunicado oficial de la casa real marroquí había sido tan detallista sobre la salud del rey. Y por eso mismo resulta sospechoso.

¿Es cierto que Mohamed VI está enfermo? O ¿La enfermedad es una excusa para ocultar un nuevo fracaso, tras el fiasco de la visita a Moscú?

La respuesta nos la dará el tiempo sin mucho tardar.

Cuando Mohamed VI se recupere, si no viaja a China deberemos concluir que esta enfermedad ha sido inventada para ocultar su enésimo fracaso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada