sábado, 7 de febrero de 2015

Los socialistas revientan el intento desesperado de IU por salvar a un joven saharaui de la tortura y la cárcel

Los socialdemócratas han vuelto a hacer piña con los conservadores para echar a los perros al joven Hassanna Aalia. Haciendo gala una vez más de su ya proverbial convergencia ideológica, tanto la derecha tradicional como los neoliberales socialistas han rechazado la petición de la izquierda europea de que se estudie de urgencia el caso del saharaui y el de otros presos políticos en el pleno que se celebrará en Estrasburgo la próxima semana. Aalia fue juzgado por un tribunal militar marroquí y condenado a cadena perpetua en 2013 por haber participado en los campamentos de la dignidad de Gdeim Izik (2010) junto a miles de compatriotas.
Madrid | Víctor Gandía | Diásporas / Público
El Ministerio del Interior del Gobierno español ha denegado su solicitud de asilo y está obligando al activista a ponerse en manos del régimen brutal del país vecino y a pasar el resto de su vida en las cárceles de un estado donde se vulneran a diario los más elementales derechos humanos. De nada han servido todos los esfuerzos realizados por la eurodiputada de Izquierda Unida Paloma López.
La pasada semana recabó las firmas de medio centenar de eurodiputados y envió una carta de denuncia a la comisaria de Justicia e Interior de la UE, Vera Jourová, donde explicaba el riesgo que sufre Aalia en caso de que deba cumplir la pena de cadena perpetua. La gestión, sin embargo, no produjo fruto alguno, así que, en un último intento de salvar al joven de la cárcel, López trasladó su caso el jueves, 5 de febrero, a la Comisión Europea. La eurodiputada albergaba la esperanza de que ésta interviniera en su favor, una vez se ha cumplido el plazo que ha dado a Aalia el Ministerio de Interior para que abandone el Estado español y se entregue a la monarquía sanguinaria que reina en su país.
Tal y como viene sucediendo cada vez que se plantea una cuestión sobre el Sáhara Occidental en el Parlamento europeo, los conservadores han contado con el pleno apoyo de los socialistas para votar en contra. En opinión de Izquierda Unida, "es obvio que ambos gobiernan Europa en coalición y que, cuando hay intereses comerciales de por medio, no les importa lo más mínimo el cumplimiento de los derechos humanos".
Aalia fue juzgado por un tribunal militar marroquí y condenado a cadena perpetua en 2013 por haber participado en los campamentos de la dignidad de Gdeim Izik junto a miles de saharauis. Ya en 2005, con tan sólo 17 años, fue detenido y torturado por participar en una manifestación a favor de la autodeterminación del Sáhara Occidental. Al decir de López, "ambos precedentes son prueba suficiente de que existe un riesgo real para la integridad física de Aalia si regresa al sector del Sáhara Occidental que está bajo la ocupación y el control de los marroquíes".
Asimismo, la eurodiputada ha recordado a la Comisión que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos ya advirtió en abril de 2014 de que el Estado español no está garantizando “el derecho de los solicitantes de asilo a recurrir de forma efectiva su devolución al país de origen”. López entiende que, una vez más, el Partido Popular está vulnerando el sistema europeo común de asilo.
La solicitud de que se incluyera el caso de Aalia en el orden del día del pleno de la semana próxima fue realizada a propuesta de Izquierda Unida, el grupo de la Izquierda Unitaria Europea y los Verdes europeos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada