domingo, 21 de junio de 2015

Comunicado de la ASVDH sobre la falsa información de su legalización por las autoridades marroquíes


*Fuente: ASVDH. El Aaiún, Sahara Occidental, 18/06/2015
Después de décadas de violaciones sistemáticas de los derechos humanos cometidas por el Estado marroquí en el Sáhara Occidental,
Y diez años después de haber privado a nuestra asociación ASVDH de su derecho a ser legalizada, a pesar de cumplir con todos los requisitos legales de la legislación marroquí.
Y después de haber agotado las vías de recursos en los organismos internacionales competentes en el ámbito de los derechos humanos, y haber sido objeto de varios de sus informes.
Y sin tener en cuenta el estatus legal del territorio, aunque los miembros de la Asociación se consideran ciudadanos de un territorio no autónomo bajo una jurisdicción impuesta por la fuerza:
Las autoridades marroquíes han difundido, el día antes del informe sobre la cuestión del Sáhara Occidental emitido por el Consejo de Seguridad en abril pasado, la información que indica que nuestra asociación ha sido legalizada para desarrollar su trabajo.
Lo más grave es que el Secretario General de la ONU, Ban Ki Moon, ha sido engañado, al incluir una referencia a esta falsedad en su informe al Consejo de Seguridad de 10 de abril de 2015, lo que llevó a este último a incluir también esta noticia incierta en su resolución 2218 de 28 de abril de 2015.
Nuestra asociación también ha recibido numerosas llamadas de organizaciones internacionales y misiones diplomáticas para que les facilitáramos o solicitar información sobre estos hechos.
Según lo anterior, el Consejo Ejecutivo de esta Asociación desea aclarar a las personas y organismos mencionados anteriormente, así como a la opinión pública, lo que realmente ha sucedido.
Volviendo a los hechos y datos de este caso:
- El 10 de marzo de 2015, y como Presidente de la ASVDH, el Sr. Brahim Dahane, que se encontraba en Casablanca, Marruecos con dos activistas suecas que acababan de ser expulsadas de la ciudad de El Aaiún, Sáhara Occidental, recibió una llamada telefónica del Pachá de la ciudad de El Aaiún, pidiéndole que se presente en la sede de La Pachaouia, portando la documentación de la asociación, para recoger un resguardo provisional.
El Sr. Dahane le respondió que estaba fuera de la ciudad de El Aaiún y que se encontraba en Casablanca con dos ciudadanas suecas expulsadas por el propio Pachá, mientras le recordaba que la documentación de la asociación había sido enviada por correo en 2005 y entregada in situ en 2008, y que él no regresaría a la ciudad de El Aaiún hasta tres días más tarde.
- El mismo día la vicepresidenta de la ASVDH, la señora Elghalia Djimi, recibió una llamada de un miembro del Consejo Nacional Marroquí de Derechos Humanos, afirmando que su Presidente Driss El-Yazami visitaría el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas (Ginebra) aquella tarde y que se reuniría con ella, quien por entonces se encontraba allí.
Esa reunión efectivamente tuvo lugar ese mismo día entre las 5 y las 6 de la tarde, y en ella el Presidente de la CNDH informó a la Sra Djimi que había recibido una llamada del Ministerio del Interior marroquí, en la que le confirmaban que la ASVDH Asociación había sido legalizada.
- Tras el regreso de Brahim Dahane a la ciudad de El Aaiún, un problema de salud le obligó a viajar a España el 15 de marzo 2015, allí fue sometido a una operación. El 30 de marzo de 2015, Elghalia Djimi regresó a El Aaiún tras finalizar la 28ª Sesión del Consejo de Derechos Humanos, celebrado en Ginebra. Desde entonces no se ha vuelto a poner en contacto con ella.
- El 19 y 20 de marzo de 2015 un funcionario del Ministerio del Interior marroquí se presentó en la casa del presidente de la asociación, Dahan, con un sobre sin remitente ni destinatario; tratando de entregárselo al hermano de Brahim Dahan, quien mencionó la ausencia de destinatario y remitente. El funcionario respondió que la carta provenía de alguien de la Pachaouia y probablemente el destinatario era Brahim Dahane. El hermano informó que Dahan se encontraba enfermo y estaba en España. Entonces el funcionario se marchó con el sobre.
- El 25 de marzo de 2015, la casa de Brahim Dahane recibió notificación de la Oficina de Correos de Marruecos, notificándole que debía presentarse para recoger un envío en el plazo de una semana, antes del 2 de abril de 2015.
- El 12 de mayo de 2015 la Sra Ghalia Djimi se reunió con el Presidente del Comité Regional de Derechos Humanos de El Aaiún-Smara, donde se cuestionó el hecho de que ella o cualquier miembro de la Asociación ha puesto en contacto, a raíz de la información publicada por el Sr. Driss El Yazami en Ginebra. La persona que llama solicitado tiempo, después de lo cual se puso en contacto Sra Djimi informar al Wali dijo que había hecho un llamamiento al Presidente de la Asociación oficialmente al respecto.
-El 12 de mayo de 2015 la Sra. Ghalia Djimi se entrevistó con el Presidente del Comité regional de los Derechos Humanos de El Aaiún-Smara, donde ella se preguntó sobre el hecho de que ella misma u otro miembro de la Asociación hubiera sido contactados, al igual que el seguimiento a las informaciones emitidas por el Sr. Driss El Yazami en Ginebra. El interlocutor pidió un plazo, y después de eso volvió a contactar con la Sra. Djimi para informarle que el Wali precisaba haber tratado con el Presidente de la asociación oficialmente sobre este tema.
Después de la vuelta del Presidente de la Asociación de su viaje médico, el 30 de mayo de 2015, el Buró ejecutivo de la asociación se reunió el 7 de junio para examinar este tema. A raíz de su reunión, se decidió crear un comité compuesto por el Presidente,  la vicepresidenta y el Secretario general de la ASVDH, para tener un encuentro con el Pachá de la ciudad de El Aaiún, a fin de recuperar el resguardo, hasta qué punto las informaciones propagadas por las autoridades marroquíes podían ser probadas, o al menos aclarar la situación.
-El Comité se personó el 8 de junio de 2015 en la Pashouia y se reunió con el Pachá, Brahim Ben Brahim, quien les confirmó que las autoridades no tenían ningún problema con la asociación y que el poder judicial es el único habilitado para autorizarla o prohibirla, algo que desmienten los diez años de existencia de la Asociación.
El Comité precisó que se había desplazado para recuperar el resguardo y confirmar las informaciones propagadas por las autoridades marroquíes.
El Pachá sacó un resguardo expedido paravla «Asociación Saharaui de las violaciones de los derechos humanos en El Aaiun», que no corresponde con el nombre de la asociación ASVDH (Asociación Saharaui de Víctimas de Graves Violaciones de los Derechos Humanos Cometidas por el Estado Marroquí). El Comité precisó que el resguardo no se refería a la ASVDH, entregando una copia de sus estatutos al Pachá. Éste informó de que el resguardo sería corregido, pero suprimiendo: «Cometidos por el Estado Marroquí» del nombre de la Asociación.
El Comité recordó que las decisiones de justicia emanadas de los tribunales administrativos marroquíes, los documentos de la Organización de las Naciones Unidas así como otros informes, llevaban el nombre completo de la asociación. El Pachá reafirmó que no permitiría incluir  «Cometidos por el Estado Marroquí» aunque las víctimas sean efectivamente las de las autoridades marroquíes.
El Comité interrogó al Pachá si las instrucciones de las que disponía le pedían que entregara un resguardo de registro a la Asociación, con la denominación decidida por su Asamblea general, o que creara un nuevo nombre y nuevo marco de actuación para la asociación. El Pachá respondió que iba a llevar las conclusiones al Presidente de la asociación en la tarde de ese mismo día.
El Comité le recordó que los estatutos de su asociación precisan que en caso de ausencia, el Presidente es sustituido por la vicepresidenta, y después por el Secretario general. Hasta hoy día el Pachá no ha vuelto a contactar con la ASVDH.
Por tanto, la Asociación:
• Afirma que las informaciones difundidas son falsas y sin fundamento.
• Denuncia que son informaciones falsas que carecen de credibilidad.
• Lamenta que ciertas instancias hayan aceptado estas alegaciones, sin tomarse la molestia de confirmar su autenticidad.
• Reafirma su derecho legítimo de trabajar y de actuar sin presión, represión, limitación en condiciones fuera de la ley.
• Pide al Secretario general y al  Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas que publiquen comunicados precisando haber sido inducidos a error por estas falsas informaciones. 
• Recuerda al Secretario general y el Consejo de Seguridad de la ONU sus responsabilidades ante el pueblo saharaui y los defensores de los derechos  humanos en el territorio, en conformidad con las disposiciones de la Carta de las Naciones Unidas, y les exhorta a trabajar para la ampliación del mandato de la MINURSO en cuanto a la supervisión y el cumplimiento de los derechos humanos.
• Pide al Secretario general y al Consejo de Seguridad de la ONU que abran una investigación sobre las sospechas de espionaje de altos funcionarios de las Naciones Unidas que trabajan sobre el dosier del Sahara Occidental.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada