viernes, 6 de noviembre de 2015

Cuatro organizaciones de Derechos Humanos internacionales piden Marruecos la puesta en libertad de 21 presos politicos del Sahara Occidental en cárcel de Sale, Rabat

Manifestaciones en la ciudad ocupada del Sahara Occidental, El Aaiun
 Traducción EIC Poemario Sahara Libre

WASHINGTON-Cuatro organizaciones de derechos humanos llamaron el jueves 5 de noviembre a Marruecos liberar 21 presos politicos saharauis que cumplen largas penas de prisión, por los levantamientos de protesta contra la ocupacion de Marruecos en 2010 en el Sáhara Occidental ocupado y que fueron juzgados por un Tribunal Militar marroquí. Piden que les conceda un juicio justo por un tribunal civil.

El llamamiento fue lanzado conjuntamente por la organización Human Rights Watch (HRW), Amnistía Internacional, AI, Acción de los Cristianos para la Abolición de la Tortura y la Asociación Saharaui de Víctimas de Violaciónes Graves cometidas por el Estado Marroquí, ASVDH en un comunicado enviado el jueves en la APS.

En noviembre de 2010, las fuerzas de seguridad marroquíes desmantelaron el campamento de protesta pacifica saharaui establecido por un mes en  Gdeim Izik, en el Sáhara Occidental ocupado, recordaron estas ONG citando los disturbios que tuvieron lugar en El-Aaiun, la mayor ciudad saharaui ocupada por Marruecos.

Un tribunal militar marroquí condenadó el 17 de febrero 2013 en un juicio marcado por graves irregularidades a  25 hombres entre los que se encontran  activistas de derechos humanos por su presunta participación en los hechos.

"Las familias de los que murieron en noviembre de 2010 tienen derecho a la justicia", dijo Sarah Leah Whitson, la división de Oriente Medio y Norte de África de Human Rights Watch, señlando en el comunicado.

"Sin embargo estas condenas, no son lo que definitivamente traerán justicia a un grupo de saharauis condenados por un tribunal militar basandose en confesiones obtenidas bajo coacción o tortura, mientras que ninguna otra prueba sólo relacionada a estos asesinatos ", dijo el funcionario.

De hecho, el tribunal se basa casi exclusivamente en las declaraciones de estos hombres para llegar a un veredicto y él no investigó las denuncias de los acusados ​​en virtud del cual la policía marroquí les torturó para obligarlos a firmar declaraciones falsas , lamentó  las organizaciones.

Varios acusados ​​también han declarado ante el juez que la policía ni siquiera tenían su licencia para leer estas declaraciones antes de firmarlas y que habían sido informados de su contenido más tarde.

Peor aún, la fiscalía no presentó testigos y sin pruebas materiales para establecer de manera decisiva un vínculo entre el acusado y el homicidio, el contenido para producir ante el tribunal que las armas de la policía supuestamente incautaron en el Gdeim Izik sin vincular estas armas y los acusados ​​fuera de sus "confesiones" obtenidas bajo tortura, denuncian estas organizaciones de derechos humanos.

El Tribunal también rechazó las peticiones de la defensa solicitando que la policía ha registrado las declaraciones de los acusados ​​convocados, señalar "el hecho de juzgar a civiles ante tribunales militares es contrario a las normas internacionales los derechos humanos ".

Señalan al respecto que "la legislación marroquí no permite que los acusados ​​juzgados por un tribunal militar pueden tener acceso a todas las vías de recurso disponibles en los tribunales civiles."

Las cuatro organizaciones hicieron un llamado a las autoridades marroquíes que vuelva a revisar el caso respetando el principio del derecho internacional sobre la liberación y la presunción de los derechos humanos en espera de juicio.

La misma fuente cita que, dos de los 25 hombres han cumplido sus sentencias y se han puesto en libertad, una tercera persona fue condenada en rebeldía, mientras que un cuarto quedó en libertad provisional por motivos de salud.
Los otro 21 están cumpliendo penas de entre 20 años de prisión a cadena perpetua en la prisión marroquí de Sale a 1200 kilómetros de sus familias en el Sáhara Occidental.

Entre ellos se encuentran Naama Asfari, Ahmed y Mohamed Tahlil Sbaï, los tres miembros de organizaciones saharauis de defensa de los derechos humanos que desafían el control de Marruecos sobre los territorios ocupados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada