jueves, 28 de enero de 2016

#ReferendumNow La juventud europea se vuelca con la causa saharaui

La semana pasada más de sesenta activistas representando a diferentes asociaciones y entidades juveniles y políticas de Noruega junto con activistas de otras nacionalidades como Suecia formaron parte de una iniciativa histórica, la delegación más amplia que ha intentado entrar en los territorios saharauis ocupados por Marruecos.
Todo esto ocurre después del revés de Suecia con la causa al anunciar que no reconocerá a la República Saharaui a cambio de salvaguardar sus intereses económicos y facilitar a la empresa sueca Ikea que inicie sus actividades económicas e inaugurar el primer Ikea en la región que llevaba semanas esperando licencia de las autoridades marroquíes.
Tras este revés la juventud socialdemócrata sueca salió en defensa de la causa saharaui manifestando que el giro político constituye una traición al pueblo saharaui y retan a su gobierno declarando que no cejarán en su apoyo al derecho del pueblo saharaui a la autodeterminación.
El veto del gobierno marroquí a la mayor delegación de activistas, mayoritariamente noruegos, repartida en veinte grupos sin ninguna justificación razonable para entrar al Sáhara Occidental, acabó resultando en una campaña virtual, sin precedentes, los activistas al verse retenidos a las puertas de los territorios ocupados empezaron a compartir sus fotos con un dedo pintado de azul compartiéndolas en las redes sociales acompañándolas con el hashtag #ReferendumNow, y que se convertían en virales implicando a simpatizantes en todo el mundo a mostrar su apoyo con sus fotos con el dedo azul y firmando también la petición de firmas online para exigir que se cumpla la promesa al pueblo saharaui a decidir su futuro acorde con las resoluciones de las Naciones Unidas que en base al dictamen del Tribunal Internacional de La Haya define al Sáhara Occidental como un "Territorio no autónomo" y por lo tanto le corresponde a su pueblo el legítimo derecho de autodeterminación.
La campaña que pretende simbolizar con el dedo azul la huella dactilar que se toma para el registro en el proceso de identificación de los votantes del censo para el referéndum como el que Naciones Unidas empezó tras el pacto del alto el fuego tras el pacto de paz en 1991, y que hasta el día de hoy Marruecos sigue bloqueando.
Esta campaña está siendo un gran éxito no sólo por su alcance a nivel del movimiento de solidaridad internacional con el pueblo saharaui sobre todo con los colectivos juveniles, sino por la convicción y regeneración que significa dicha acción que muestra nuevas formas de actuar en defensa de la causa y la eficacia de nuevas herramientas como son las redes sociales demostrando que más allá de la solidaridad humanitaria existe la posibilidad de actuar desde el compromiso político, para lo cual la juventud encuentra en internet una herramienta muy poderosa para extender y demostrar la importancia de la misma juventud posicionándose en contra de las posturas de sus gobiernos que se suelen regir por los intereses económicos y geoestratégicos que por una solución que no requiere más que el cumplimiento de la legalidad como en este caso la celebración de un referéndum, ni más ni menos. Una exigencia que muestra que el ocupante marroquí bloquea y niega cualquier visita a los territorios ocupados porque tiene mucho que ocultar en contra del reconocimiento de la Legalidad Internacional al derecho del pueblo saharaui a decidir su destino.
#ReferendumNow revive los sueños de "los baúles de retorno" que se construyeron hace 25 años con el inicio del proceso de identificación del censo para el referéndum y que nunca se vaciaron de esperanza.
Hasthag: #ReferendumNow

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada