martes, 22 de marzo de 2016

Comunicado del Ministerio de Exteriores de la RASD sobre los últimos acontecimientos

La presencia marroquí en el Sahara Occidental es una ocupación militar ilegal.
El Sr. Ban Ki-moon, Secretario General de las Naciones Unidas finalizó la visita que efectuó lllevó a los territorios liberados, los campamentos de refugiados saharauis a principios de marzo de 2016. El Secretario General de las Naciones Unidas, primeramente, conoció  una realidad dolorosa causada por la ocupación marroquí del Sahara Occidental que se concreta en una la diáspora y una situación de refugio  que sufre el pueblo saharaui desde hace más de cuarenta años, tal como constató  la vital necesidad de acelerar la solución que permita a los refugiados saharauis ejercer su derecho a la autodeterminación, la independencia y regresar a su tierra natal en  libertad y  dignidad, y, en segundo lugar, la necesidad de intensificar y diversificar la asistencia humanitaria dirigida a ellos.
Nada más terminada la visita del Secretario General de las Naciones Unidas el gobierno marroquí se embarcó en una delirante campaña. Para ello movilizaron todos sus medios de propaganda, los medios de comunicación y un arsenal de las falsificaciones, quimeras, falsedades y acusaciones vertiendo su ira sobre las Naciones Unidas y sus dependencias, legitimidad y las resoluciones internacionales.
Las Naciones Unidas es clara en la terminología relacionada con la cuestión del Sáhara Occidental y ésta es adoptada por el Polisario y el mundo. La cuestión saharaui es tratada en las decisiones desde los años sesenta del siglo XX: (La concesión de la independencia a los pueblos y colonias de los países. El Sahara Occidental como una cuestión de descolonización, definida geográficamente y políticamente en los documentos de la organización de la ONU. El pueblo saharaui- el Frente Polisario- un movimiento de liberación nacional y el único representante legítimo del pueblo saharaui-   referéndum autodeterminación- ocupación marroquí de parte del Sahara occidental- las dos partes  del conflicto: el Frente Polisario y el Reino de Marruecos y la Misión de las Naciones Unidas para el referéndum del Sáhara occidental (MINURSO) …).
El gobierno marroquí recurre hoy como ayer a la falacia para confundir la opinión pública marroquí y la opinión pública internacional. Utiliza una terminología extraña y fullera, que no es adoptada por las Naciones Unidas en sus decisiones, ni en sus prácticas: (Sahara marroquí, recuperar las provincias del sur, referéndum de confirmación de la marroquinidad, soberanía   marroquí sobre el Sahara, Frente separatista…).
Decir que el Sahara Occidental está bajo  la ocupación marroquí no es  nada  nuevo, y no solo el Sr. Ban Ki-moon, es quien lo dice porque esta realidad es innegable, no sólo por el contenido  de las resoluciones de las Naciones Unidas más aún por los hechos y los procedimientos internacionales, legales y políticos. Negar esto es meramente una terquedad absurda de un culpable amante de la injusticia.
Ha confirmado el dictamen de la Corte Internacional de Justicia la decisión del 16 de octubre de 1975 que no existen lazos de soberanía del Reino de Marruecos con el Sahara Occidental que impida conceder al pueblo el derecho a la autodeterminación y la independencia.
Cuando las fuerzas reales marroquíes invadieron el territorio saharaui el 31 de octubre de 1975 y mataron y devastaron, el gobierno de Marruecos ha tratado de encubrirlo con lo que llamó la “Marcha Verde”, las Naciones Unidas fue clara y firme, y emitió una resolución 380 del Consejo de Seguridad el 6 de noviembre de 1975, expresando su denuncia y exigía la retirada de todos los marroquíes del territorio del Sahara occidental.
En su resolución 37/34, publicado el 21 noviembre de 1979 la Asamblea General de las Naciones Unidas condenó enérgicamente el empeoramiento de la situación como consecuencia de la continua “ocupación” del Sáhara Occidental por parte de Marruecos, y exigió a Marruecos poner fin a la “ocupación” del Sahara Occidental.
La Asamblea General recalcó los mismos términos de rechazo de la ocupación marroquí al Sahara Occidental y  exigía de nuevo  el fin de esta ocupación en su resolución 19/35, emitida el 11 de noviembre, 1980
La situación jurídica del Sahara Occidental como un territorio que no ha disfrutado aún del derecho a la libre determinación donde únicamente puede decidir del pueblo saharaui, y esto es lo que hace que las Naciones Unidas no reconoce ninguna soberanía de Marruecos sobre el Sahara Occidental. Cuestión que el Subsecretario General de Asuntos Jurídicos, Hans Corell ha s confirmado, en el veredicto juridico publicado el 29 de enero de 2002, a petición del Consejo de Seguridad de la ONU, que Marruecos no tiene soberanía, ni siquiera es la potencia administradora del territorio, por lo que es meramente una potencia de ocupación ilegal.
Desde el punto de vista del derecho internacional, cualquier acuerdo o inversión extranjera en cooperación con el Reino de Marruecos en el territorio del Sahara Occidental un claro expolio s ya que Marruecos no tiene derecho a disponer de la riqueza del pueblo saharaui, Únicamente éste último es el dueño del derecho y la soberanía.
Unirse El Frente Polisario se unió, como signatario, a los cuarto Convenios de Ginebra en junio de 2015, como un movimiento de liberación que lucha para liberar al pueblo saharaui del yugo del colonialismo, es una adopción internacional inequívoca en virtud del contenido y el marco de estos acuerdos y que el Reino de Marruecos es una potencia ocupación ilegal en el Sahara Occidental.
Estos hechos y otros son los que impulsaron al Tribunal Europeo el 10 de diciembre del año pasado- 2015- a emitir la decisión de anular la cooperación agrícola entre la UE y el Reino de Marruecos porque abarca el Sahara Occidental que Marruecos no ostenta la soberanía del Sahara Occidental ni existe fundamento jurídico que legitime su presencia en este territorio.
Los Estados Unidos han sido claros cuando firmaron el acuerdo de libre comercio con el Reino de Marruecos en 2004 negándose de incluir el territorio del Sahara Occidental, porque las Naciones Unidas no reconocen la soberanía de Marruecos sobre este territorio.
El Reino de Marruecos es el único país africano que no es miembro de la organización continental, la Unión Africana, debido a las violaciones de la Carta de las Naciones Unidas y los principios de la Unión Africana ya que Marruecos agredió las fronteras heredadas del colonialismo, la ocupación del Sáhara Occidental y privar al pueblo saharaui de su derecho a la autodeterminación y la independencia.
Por lo tanto, el Frente Polisario rechaza totalmente toda la propaganda embaucadora y el evidente enredo promovidos por el gobierno marroquí, y reafirma que Marruecos practica ocupación militar ilegal del Sahara Occidental, impone un estado de sitio en los territorios ocupados, custodia un muro de ocupación a lo largo de los 2.700 km, esquilma las riquezas del pueblo saharaui y comete las más atroces violaciones de  los derechos humanos.
En este sentido el Frente Polisario hace recordar el ataque militar marroquí al campamento de protesta pacífica de Egdeim Izik en las afueras de la ciudad de El Aaiún el 8 de noviembre de 2010, el mismo día que se iniciaba una ronda de negociaciones entre el Frente Polisario y Marruecos.
Estado de la ocupación marroquí tiene toda la responsabilidad por todas las víctimas y el daño de este ataque que tuvo lugar al amparo de la oscuridad, de manera sorpresiva y traicionera a la vez que exige la liberación de todos los presos políticos saharauis en las cárceles marroquíes, encabezados por los detenidos en Gdeim Izik. Estas víctimas son civiles, incluyendo activistas de derechos humanos. Han sido sometidos a sumarios juicio militares sin ninguna legitimidad y ​​ a condenas injustas que alcanzan la cadena perpetua.
El Frente Polisario pide al Consejo de Seguridad de la ONU y la comunidad internacional que asuma sus responsabilidades y tome las medidas adecuadas para poner fin a las amenazas y la intimidación aplicadas por el ocupante marroquí contra el pueblo saharaui y denuncia las actitudes de intransigencia y el desaire al derecho internacional, a las Naciones Unidas y sus órganos.
El interés del pueblo marroquí no está en la agitación,  la coacción, la tensión, la tirantez y otras políticas del gobierno de Marruecos fundamentadas sobre  la lógica de la expansión, el chauvinismo, la intransigencia y  la desobediencia a la legalidad internacional que sólo conducirá a incendiar una atroz guerra  privando así al pueblo marroquí, al pueblo saharaui, los pueblos de la región del desarrollo y la complementariedad y hacer vivan bajo la amenaza constante a su seguridad y estabilidad.
La solución es simple y clara, es instaurar la paz y la justicia sometiéndose a la legalidad , el derecho, la democracia, la transparencia, y cumplir con el requerimiento internacional para entablar negociaciones directas y serias para la descolonización del Sahara Occidental- la última colonia en África- mediante la organización de un referéndum de autodeterminación para el pueblo saharaui bajo la supervisión, la organización y garantías de las Naciones Unidas basado en el plan de arreglo de las Naciones Unidas y la  Unión Africana del año 1991 que fue firmado por las dos partes en el conflicto, el Frente Polisario y Marruecos, y aprobado por el Consejo de Seguridad de la ONU.
No hay absolutamente nada que impida comenzar en los procedimientos de votación en el referéndum de autodeterminación, en el momento más próximo, sabiendo que las listas de votantes preparados por las Naciones Unidas obran en poder de ésta, y cualquier revisión de ellas no requerirá más que unas pocas semanas.
La fuerza, la determinación y la voluntad para hacer cumplir la independencia y la soberanía

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada