miércoles, 25 de mayo de 2016

Aminetu Haidar: “No entiendo que los gobiernos de España siempre estén en el lado contrario al pueblo saharaui"

Público, NACHO SEVILLA. 25 de mayo de 2016
Haidar aprovechará su estancia en España para renovar su tarjeta de residencia
Haidar sigue en España recuperándose físicamente y renovando la documentación
OSLO.- La activista saharaui Aminetu Haidar ha traído “la voz de un pueblo olvidado” y denunciado la “violación sistemática de los Derechos Humanos por parte de Marruecos” en el Oslo Freedom Forum, la conferencia que reúne anualmente en la capital noruega a luchadores por los Derechos Humanos de todo el mundo, donde se la ha presentado como “la Gandhi del Sáhara". En entrevista concedida a Público se muestra dolida con los diferentes gobiernos españoles, aunque no con su pueblo, y esperanzada por la presión que la anulación del acuerdo comercial UE-Marruecos por la inclusión de recursos del Sáhara Occidental pueda ejercer sobre Rabat.
Aminetu Haidar ha desgranado una larga lista de violaciones de los Derechos Humanos por parte de Marruecos, al pueblo Saharaui en general, y a su persona en particular, durante la sesión “camino a la justicia” del Oslo Freedom Forum. La activista explica que pretendía “arrojar luz sobre la cuestión del Sáhara, que no es muy conocida. Hoy me ha dicho mucha gente que no tenía información actualizada sobre este conflicto, y otros que nunca habían oído hablar de él. Sirve para romper el muro de silencio, para hacer llegar la voz de un pueblo olvidado.”
Haidar considera que la reciente renovación del mandato de la Misión para el Referendum en el Sáhara Occidental (MINURSO) “no se puede considerar un avance. Marruecos sigue bloqueando el proceso de paz en el Sáhara Occidental”. La activista tiene claro que “detrás de este bloqueo está Francia, como miembro permanente del Consejo de Seguridad de la ONU”. Y en referencia a la expulsión del personal de la ONU del Sáhara Occidental afirma que “ahora el conflicto no es entre Marruecos y los Saharauis, sino entre Naciones Unidas y el Reino de Marruecos”.
“Las cárceles marroquíes están llenas de activistas Saharauis en condiciones deplorables. Y cometen asesinatos, como el del sindicalista Brahim Saika, muerto bajo custodia de las autoridades marroquíes en circunstancias poco claras.”
“El Consejo de Seguridad tiene que tomar ya una decisión para poner fin a las violaciones de los Derechos Humanos que Marruecos comete contra una población civil que sólo reclama sus derechos legítimos, incluido el de autodeterminación”, exige Aminetu Haidar. “No podemos manifestarnos, no podemos constituir asociaciones, mi organización CODESA, está prohibida. Las cárceles marroquíes están llenas de activistas Saharauis en condiciones deplorables. Y cometen asesinatos, como el del sindicalista Brahim Saika, muerto bajo custodia de las autoridades marroquíes en circunstancias poco claras.”
Marruecos “no da permiso a los observadores internacionales para entrar. La última delegación maltratada ha sido la de una delegación de parlamentarios gallegos de todos los grupos, expulsados hace una semana.” También se impidió este año la entrada de un diputado canario de Podemos. “Es una falta de respeto no sólo a todos los Saharauis y españoles, sino a toda la Comunidad Internacional”.
​El papel de España
Aminetu Haidar opina que “España debe estar a nuestro lado, porque sabe que es culpable del sufrimiento del pueblo Saharaui”. Y diferencia las actitudes de los gobiernos y los ciudadanos: “yo no puedo entender por qué todos los gobiernos de España están siempre en un lado cuando el pueblo está siempre en el otro. Si hablamos de solidaridad, en España tenemos hermanas y hermanas, nuestras casas y familias, un apoyo enorme a nivel popular. Pero esto no tiene nada que ver con la postura oficial de la Moncloa”. Algo que sucede independientemente del color del gobierno, explica. “Yo ya he perdido la confianza en todos los partidos, lamentablemente. Cada vez que llegan al gobierno cambian inmediatamente de postura hacia el Sáhara.
“España debe asumir la responsabilidad hacia un pueblo que abandonó a su suerte y dejó en manos de los marroquíes"
La saharaui considera que “España debe asumir la responsabilidad hacia un pueblo que abandonó a su suerte y dejó en manos de los marroquíes. Y lamento decir que España está bloqueando un posible avance en la protección de los Derechos Humanos, porque siempre se alinea con Francia. EE.UU. propuso que la MINURSO realizara una monitorización de la situación de los Derechos Humanos y Francia y España lo impidieron”.
Esperanza en la presión comercial
La decisión del Tribunal Europeo de Justicia de anular el acuerdo comercial de Marruecos con la UE debido a la inclusión de productos provenientes de Sáhara Occidental, es un elemento que podría hacer que Marruecos modifique algo su postura, según la Saharaui, “por lo menos servirá para que el pueblo marroquí sepa que es un territorio ocupado y que sus recursos pertenecen al pueblo Saharaui. Es un mensaje muy claro para el pueblo marroquí y para los socios comerciales de Marruecos, porque yo creo que la mayoría de las empresas que están explotando esos recursos no saben nada del Sáhara, pero si hay un dictamen de la Unión Europea, eso va a frenar el expolio ilegal. Incluso puede empujar a Marruecos a revisar su política y sentarse a negociar con el Frente Polisario, porque el expolio y los acuerdos con la UE han ayudado mucho a Marruecos económicamente.” Haidar denuncia que hay “intereses estratégico-económicos de países europeos en la zona, principalmente Francia y España. Frenar el expolio va a ayudar mucho a encontrar una solución definitiva al conflicto”.
Las mujeres supuestamente retenidas
En cuanto al conflicto surgido entre familias de adopción españolas y las biológicas Saharauis de mujeres supuestamente retenidas en los campos de refugiados, Haidar prefiere circunscribirlo al ámbito privado. “Mi información es que el Polisario no está detrás de esto. Son familias que han recuperado a sus hijas. Desde el punto de vista humano hay que entender los sentimientos de las familias biológicas. Yo como defensora de los Derechos Humanos apoyo totalmente la libertad de movimiento de las personas pero también hay que respetar el sentimiento de las familias biológicas. Yo creo que las familias de acogida también son responsables de esta situación porque no han dejado a las niñas viajar a los campamentos durante tantos años, y han causado una ruptura con sus familias biológicas. Si hubiera habido una relación continua entre las dos familias no habría hoy este problema, que lamento mucho, pero que se debe resolver entre las dos familias, y con calma.”
Oslo Freedom Forum
EFE. 25 MAY 2016           
La activista saharaui Aminetu Haidar mostró hoy a Efe su preocupación por que la "frustración" de los jóvenes saharauis que no ven una solución al conflicto con Marruecos les lleve a abrazar la violencia, y pidió a la comunidad internacional, especialmente Francia, que apoyen su causa.
Haidar aprovechó su paso por la capital noruega para participar en el Oslo Freedom Forum para "romper el muro de silencio que mantiene Marruecos con el Sahara y dejar muy clara la situación diaria del pueblo saharaui".
En una entrevista con Efe, la activista carga contra Francia y Marruecos por bloquear el avance de la autodeterminación del Sahara Occidental y la celebración de un plebiscito al respecto, así como contra España por no tomar un papel activo a favor de la independencia de su antigua colonia.
La activista ve que la postura de Francia en el Consejo de Seguridad de la ONU y las dificultades que la organización multilateral para lograr avances en el enfrentamiento está haciendo que las nuevas generaciones "pierdan la confianza" en una solución pacífica.
"Yo temo, tengo esta preocupación", afirma Haidar preguntada por la amenaza de que el radicalismo se extienda en los campamentos saharauis.
Los grupos terroristas que operan en el Sahel, las redes de narcotráfico, "todos son elementos" que pueden contribuir a la radicalización, según la activista, que no obstante advierte de que lo "más grave es la frustración, la decepción de unos jóvenes que no tienen nada que hacer".
"El Frente Polisario está bajo presión de estos jóvenes, ha podido mantener la paz 24 años pero hay otras generaciones que pueden acabar con esta paz", aseguró Haidar, quien alertó contra el debilitamiento de la Misión de las Naciones Unidas para el Referéndum del Sahara Occidental (Minurso), que Rabat quiere que deje de lado parte del objetivo para el que fue creada.
La activista opinó que la Minurso "no tiene sentido sin su componente político" y consideró que la postura de Marruecos aumenta el riesgo en la región.
"Cuando la misión se vaya, nos preparemos a que el Frente Polisario retome las armas, y que yo personalmente no quiero que se retomen las armas. No quiero ver de nuevo la violencia y la guerra entre dos pueblos vecinos y hermanos, el saharaui y el marroquí, que al final somos víctimas", afirmó.
Haidar aseguró que el saharaui es "gracias a dios, un pueblo muy pacífico sin una cultura de la violencia".
"Pero no puedo ocultar que hoy en día entre los jóvenes ya no creen en la resistencia pacifica. Nosotros, como defensores de los derechos humanos estamos bajo una presión de algunos de los jóvenes", asegura, a la vez que relata que reciben insultos y críticas.
"Dicen que la comunidad internacional no habla de un conflicto en el que no hay sangre, donde no hay armas. Dicen que el Frente Polisario tiene que retomar las armas para que la comunidad internacional haga caso al conflicto", aseguró.
Haidar consideró "lamentable" que se den estas posturas entre jóvenes saharauis, pero apuntó también contra la comunidad internacional por no apoyar una solución pacífica al conflicto.
Preguntada por el futuro que ve que tienen sus hijos, Haidar baja la mirada y afirma que es una "pregunta muy dura".
"Yo no quiero que mis hijos y la generación de mis hijos viva en el mismo sufrimiento que mi generación y las anteriores han vivido. Quiero que el futuro de mis hijos como madre sea con paz y con libertad y respeto de todos sus derechos", asevera.
Haidar señala a Francia como el "problema, el obstáculo" a día de hoy para que el proceso avance, dado el apoyo de París a Rabat, que la activista ve como parte de una política respaldo de El Elíseo a los países magrebíes "donde hay una dictadura", lo que cree que está "creando enemigos" al país galo.
Pese a esta situación, Haidar cree que "la causa saharaui está avanzando" gracias a que consideró que se está haciendo más visible la postura rígida de Rabat al respecto.
Apuntó a los enfrentamientos que en el último año ha mantenido Marruecos con la Unión Europea tras un fallo del Tribunal de Justicia europeo sobre el Sáhara Occidental, con el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon después de que se refiriese a la "ocupación" marroquí del Sáhara, y con uno de sus aliados tradicionales, Estados Unidos.
Respecto al papel de España, Haidar agradece a la sociedad su respaldo, pero carga contra los sucesivos gobiernos del país y piden que asuman la responsabilidad del país como antigua potencia colonial en el Sahara Occidental.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada