lunes, 16 de mayo de 2016

Sahara Occidental: paisaje tras la batalla del Consejo de Seguridad (II): ¿una infiltrada en la Secretaría General?

CARLOS RUIZ MIGUEL. DESDE EL ATLANTICO 16.05.16 @Desdelatlantico
En la batalla librada en Naciones Unidas en torno al Sahara Occidental juega un cierto, y turbio, papel una española. Casi nadie la conoce, a pesar de que es la persona de nacionalidad española que ocupa el puesto más alto en Naciones Unidas. Su nombre es Cristina Gallach y desde diciembre de 2014 es subsecretaria general de Naciones Unidas para comunicación e información pública. Tres son las actuaciones, lamentables, de Cristina Gallach: primero, su falta de diligencia con una fundación vinculada a un escándalo de sobornos en Naciones Unidas, segundo, la retirada de la acreditación y expulsión de Inner City Press, el medio independiente más crítico que informa sobre la ONU; y, tercero, el intento de censura y posterior ocultamiento de la conferencia de prensa del representante del Frente Polisario en Naciones Unidas tras la aprobación de la resolución 2285 del Consejo de Seguridad, sobre el Sahara Occidental
I. CRISTINA GALLACH, LA ESPAÑOLA POCO CONOCIDA CON EL PUESTO DE MAYOR RESPONSABILIDAD EN LA ONU
Cristina Gallach no es conocida por la opinión pública. Sólo círculos especializados conocen su nombre. Empezó siendo corresponsal de la agencia EFE en Bruselas para ser luego corresponsal de "El Periódico" en Moscú. En 1995, pasó del periodismo "stricto sensu" a las tareas de portavocía cuando Javier Solana Madariaga fue nombrado secretario general de la OTAN (años después de que coreara "OTAN, NO"), Gallach se convirtió en su portavoz. Cuando en 1999 Solana dejó su cargo en la OTAN para convertirse en "Mr. PESC" en la UE, Gallach siguió siendo su portavoz hasta que dejó el cargo en 2009. En 2010, el gobierno de Rodríguez Zapatero le designó portavoz de la presidencia rotatoria española de la UE. Tras este cargo se intentó darle un nuevo cargo internacional (portavoz de ONU-mujeres) pero no fue posible ya que el cupo de cargos españoles en la ONU se agotó con la designación de Bibiana Aído para un determinado cargo de la organización. En 2014, el gobierno de Rajoy Brey le promovió para su actual cargo, Subsecretaria general de Naciones Unidas para comunicación e información pública.
II. CRISTINA GALLACH, SALPICADA POR EL ESCÁNDALO DE SOBORNOS EN NACIONES UNIDAS
Pese a que no lleva mucho tiempo en el cargo, Gallach ha quedado salpicada por el gravísimo escándalo de los sobornos en Naciones Unidas por el que la Fiscalía de los Estados Unidos ha abierto unprocedimiento. Los principales acusados son: 1) John Ashe, diplomático de Antigua y Barbuda (país que, sospechosamente, retiró el reconocimiento de la República Saharaui en 2010), presidente de la Asamblea General de la ONU en 2013/2014; 2) Ng Lap Seng (empresario chino) y 3) Frank Lorenzo (empresario norteamericano). Los sobornos se canalizaban a través de una Fundación (la "Global Sustainability Foundation").
El problema es que Gallach se ha visto salpicada en este escándalo por una doble vía.
En primer lugar, porque su departamento no actuó con la debida diligencia al autorizar una exposición promovida (obviamente como operación lavado de imagen) por la citada Fundación en la sede de Naciones Unidas. El informe de la oficina de auditoría interna de Naciones Unidas no deja lugar a dudas y censura la conducta del Departamento dirigido por Wallach (véanse los párrafos 20 (b) y 37 a 40 del informe).
En segundo lugar porque, justo antes de que el empresario de comunicación Frank Lorenzo fuera acusado por la Fiscalía, Gallach asistió a la entrega de premios que organiza la empresa de comunicación de Lorenzo fotografiándose amablemente con él
III. CRISTINA GALLACH EXPULSA DE LA ONU AL MEDIO INDEPENDIENTE MÁS CRÍTICO CON NACIONES UNIDAS
El 19 de febrero de 2016, Gallach protagonizó un grave escándalo al ordenar que se retirara su acreditación al digital "Inner City Press", obligando por la fuerza a desalojar su oficina.
No es casual que Inner City Press fuera, de entre los medios acreditados en la ONU, uno de los que (sino el que más) cubrieron el escándalo Ashe/Seng/Lorenzo.
Ahora bien, y aquí entramos en otro sospechoso terreno (pero probablemente conectado con el anterior), no deja de ser asombroso que la única prensa en el mundo que se hizo ¡y con satisfacción! de este hecho fuera... el digital del núcleo duro del majzen en un artículo de 22 de febrero que a su vez se hace eco de otro medio majzeniano cuasi-oficial "As-Sabah". En estas "informaciones" se decía que el periodista expulsado era "pro-Polisario".
Pese a que equivocadamente (probablemente fruto de una obsesión) dijera que el periodista expulsado era español no hay duda de que se refería a Mathew Russell Lee, el responsable de Inner City Press, que fue el ÚNICO periodista al que en esas fechas se retiró la acreditación y se expulsó.
El asunto adquirió tintes de máxima gravedad cuando todo un premio Nobel de la paz, Ramos Horta, se interesó por el asunto de Inner City Press y Gallach le contestó con un correo que según elafectado, Russell Lee, contiene una mentira.
IV. CRISTINA GALLACH OCULTA LA CONFERENCIA DE PRENSA DEL REPRESENTANTE DEL FRENTE POLISARIO
Pero aún hay más.
Este año se ha producido en el Consejo de Seguridad el debate que puede calificarse como el más importante, desde hace muchos años, sobre el Sahara Occidental. Tras la votación de la resolución 2285 se realizaron varias conferencias de prensa. Una, del embajador del majzen, Omar Hilal, ha sido comentada en este blog. Pero además también ofrecieron conferencias de prensa el embajador de Argelia en la ONU, Sabri Bukadum, y el representante del Frente Polisario en Naciones Unidas, Ahmed Bujari.
Pues bien, en un primer momento, el archivo de videos de las conferencias de prensa celebradas en la sede en la ONU (que, obviamente, depende del departamento que dirige Gallach) censuró la intervención del representante saharaui.
Finalmente, esta escandalosa censura fue sustituida por una ocultación. En efecto, la intervención de Bujari se incluyó... en el video que recoge la conferencia de prensa del embajador argelino. En efecto, en el minuto 13:26 se ve un corte en el video para empalmar la intervención de Bujari que previamente había sido censurada.
Esta decisión del Departamento de Gallach se alinea, directamente, con las pretensiones del embajador marroquí de considerar que la "otra parte" del conflicto del Sahara Occidental no es el Frente Polisario, sino "Argelia". Una pretensión que Gallach debe saber que NUNCA ha sido aceptada por ninguna resolución de Naciones Unidas.
Pero el problema de la decisión de Gallach es que esto contradice la práctica de sus antecesores en la ONU. Si se consulta el archivo de videos de la página de la ONU y se introduce el término "Polisario" se encuentra ¡oh, sorpresa! que la conferencia de prensadel representante del Frente Polisario en Naciones Unidas del año 2012 fue archivada de forma distinta y separada.
Y sin embargo, cuando se busca "Polisario" en ese buscador NO APARECE la conferencia de prensa del representante saharaui en 2016 que queda, así, ocultada. Un escándalo.
V. SILENCIO DE LA PRENSA ESPAÑOLA ANTE LOS ESCÁNDALOS DEL MÁS ALTO CARGO ESPAÑOL EN LA ONU
Todo lo relatado es grave. Es escandaloso.
Pero quizá aún más escandaloso sea el hecho de que, hasta hacerlo este blog ahora, NINGÚN MEDIO ESPAÑOL NI ESCRITO NI DIGITAL ha informado sobre ello.
Así está la prensa en España.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada