jueves, 18 de agosto de 2016

Inundaciones en El Aaiún (campamentos) – Comunicado de la Media Luna Roja Saharaui MLRS


Colegios
Riadas a travesando el campamento
Viviendas destruidas completamente
Campamentos de Refugiados Saharauis, 17 de agosto de 2016
A raíz de las fuertes lluvias que vivió la Wilaya de El Aaiún en los Campamentos de Refugiados Saharauis, el día 15 de agosto de 2016 por la tarde, la Media Luna Roja Saharaui (MLRS), junto con una delegación conjunta compuesta por 12 organizaciones entre las que están las agencias de la ONU (ACNUR, Programa de Alimentación y UNICEF) y las Organizaciones No Gubernamentales que trabajan sobre el terreno en el los Campamentos de Refugiados, ha realizado una labor de evaluación de la situación humanitaria que ha dejado el paso de la lluvia y los daños que ha causado en las viviendas de los refugiados y en las infraestructuras, además de detectar las necesidades más urgentes.
El resultado final es el siguiente:
Primero: daños humanos
Las fuertes lluvias han causado heridas a 11 personas, una en estado muy grave, que fueron atendidas inmediatamente por los servicios sanitarios de la Wilaya y 6 fueron evacuados al hospital de la cercana ciudad Tindouf.
Segundo: daños materiales
– Según los primeros recuentos, se han destruido completa o parcialmente las viviendas de más de 400 familias, que perdieron todas sus provisiones alimentarias mensuales de manera significativa. En cuanto a las infraestructuras, han sufrido daños considerables especialmente en las instituciones educativas y en los centros de formación: entre las 8 escuelas que están en la Wilaya, 5 han sufrido grandes derrumbes de entre el 30 y el 60 por ciento de sus instalaciones, que dan servicio a más de 5300 alumnos. También se han registrado daños en las guarderías en un porcentaje superior al 10 por ciento, así como en centros de formación, especialmente en el Centro de Discapacitados, además del Centro de Juventud, el Centro de Enseñanza de Idiomas e Informática, el Taller de Carpintería y Artesanía, y la Escuela de Agricultura. Respecto a las instalaciones sanitarias, el Hospital Provincial sufrió daños en los servicios de Maternidad e Infantil y en los Servicios Administrativos. Por último, el sistema de abastecimiento de agua también se ha visto afectado ya que, por su parte, sufrió daños en los principales depósitos de abastecimiento.
-En las instalaciones de las instituciones públicas, también se registraron daños materiales, especialmente en el Centro Administrativo de la Wilaya, en las diferentes Dairas, en la sede de la Radio Provincial, en el Centro de Policía, la Gendarmería y en la Dirección Provincial de Educación.
Según indica el primer informe de la Delegación desplegada en el terreno, para cubrir las necesidades humanitarias más urgentes se precisa una cuantía de 800 mil dólares, que se distribuyen en las siguientes partidas:
– Viviendas: supone un 54 por ciento del presupuesto para facilitar tiendas de campaña y material de construcción destinado a las familias damnificadas para rehabilitar sus viviendas.
– Para la rehabilitación de las instituciones educativas, porcentaje alcance un 35 por ciento.
– Las instalaciones sanitarias, los depósitos de agua y el sistema de saneamiento precisan de un 8 por ciento del importe total.
– Las instalaciones públicas provinciales requieren de aproximadamente un 3 por ciento del importe total.
Cabe indicar, por otro lado, que la situación de salud está bajo fuerte vigilancia y observación, por lo que no se ha registrado brotes de pandemias o enfermedades, gracias al esfuerzo de las autoridades y socios que trabajan en el terreno para evitar la contaminación del agua, acabar con charcos de agua y realizar las medidas de sensibilización oportunas.
Por esta ocasión, la Media Luna Roja Saharaui (MLRS) aprecia los esfuerzos de las autoridades públicas y las organizaciones humanitarias internacionales que están los campamentos por asumir las necesidades humanitarias más urgentes, y llama a los donantes para apoyar esos esfuerzos y contribuir de manera urgente para dar respuesta a esta catástrofe natural.
La MLRS expresa, asimismo, su máxima preocupación por la reducción de las reservas de alimentos básicos y la falta de contribuciones suficientes para cubrir las necesidades alimentarias cara a los últimos meses del años y alerta sobre la escasez de reservas de tiendas de campaña y otros equipamientos para hacer frente a eventuales emergencias, especialmente en esta época que suele vivir futes precipitaciones de lluvias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada