domingo, 3 de noviembre de 2013

HAUARI BUMEDIEN. Los principios irrenunciables de Argelia

*Poemario por un Sahara Libre
Palabra del fundador del Frente de Liberación Nacional Argelino, expresidente de Argelia, cofundador Países No Alineados y de la Organización de la Unidad Africana, actual Unión Africana, UA, el difunto histórico líder, Hauari Bumedien.
Extractos del histórico discurso a la nación argelina en los años setenta, dirigido al entonces rey marroquí, tras su invasión al territorio del Sahara Occidental en 1976. La lucha de liberación del pueblo saharaui, la revolución democrática de Argelia, el régimen feudal marroquí de besamanos, son puntos claves, descifrados en este discurso aún vigente en los principios de la política exterior de Argelia, en su apoyo y acogimiento a la lucha del pueblo saharaui.
(…) “Nos encontraremos con el pueblo marroquí, pasado mañana o en los próximos años. Llegará ese día en el que nos reencontraremos con el pueblo marroquí. Y por ello nunca desafiaremos el futuro. Solamente defendemos las fronteras de nuestro país, solamente defendemos las fronteras de nuestro país, y lo manifestamos con sencillas y claras palabras. Y con respecto al pueblo marroquí que está empujado y usurpada su voluntad en esta política de huir hacia delante; nosotros que somos hijos surgidos de la fuerza de este pueblo, y que no somos personas enviadas desde el cielo, no somos personas enviadas del cielo. Debemos mirar hacia el futuro. Y a las Fuerzas Armadas marroquíes les decimos, otra vez os empujarán como carne de cañón en una política que no beneficiará a Marruecos, política que no está a favor de Marruecos, ni a favor del pueblo marroquí. A estas fuerzas armadas, deseamos que piensen y que observen su entorno, porque la gente que está matando, es gente árabe y musulmana. Y lo que el rey de ese país le pide a estas fuerzas, es agredir al honor y la integridad de un país hermano. Y deseamos que estas fuerzas no mutilen un paso de esperanza. Y en esto, ayer se han levantado voces, y se levantarán inevitablemente voces de oficiales libres, sin lugar a dudas en el futuro se levantarán y saldrán de las filas de estas fuerzas armadas, tal vez en el futuro, en un año, en cuatro años, en cinco años, en diez años, saldrán hombre libres que liberarán Marruecos, liberarán al pueblo marroquí de la sumisión, la explotación y el salvaje avasallamiento.
Queridos compañeros, estas son algunas de las ideas y aclaraciones que os debería exponer. Y estos son asuntos que no hubiera expuesto, sino fuera que la situación nos lo ha obligado a plantear. No debemos estar callados, en el momento en el que otro te dice, vengo para agredirte en tu país. No es posible que nos mantengamos callados y las maniobras se ejecuten contra nuestro país, y contra nuestra revolución, cuando nosotros al menos en el ámbito oficial, fuimos los pioneros en plantear este desentendimiento ideológico, entre la revolución argelina, entre la democracia de la revolución argelina y la democracia de una monarquía heredada de siglos feudales.
Sí, nos enorgullecemos de nuestra democracia, nos enorgullecemos de esta democracia que liberó al campesino y le dio la tierra para trabajar,  nos enorgullecemos de esta democracia que suprimió los impuestos al agricultor, nos enorgullecemos de esta democracia que industrializó el país, nos enorgullecemos de esta democracia que impuso la enseñanza gratuita a todos los hijos de la nación, nos enorgullecemos de la democracia de las universidades, la construcción de universidades, institutos y colegios en todas las regiones del país. Nos enorgullecemos de la democracia de la salud pública gratuita, nos enorgullecemos de la democracia de la “No ama o amo” en este país, sino el pueblo es el único soberano, el único soberano en este país. Sí que le hemos oído decir, la política del unipartidismo, la dictadura del unipartidismo, nos sentimos satisfechos en lo que trabajamos y el pueblo se enorgullece de ello. Y claro, al sol nadie le puede ocultar con un tamiz, todo lo que ha cosechado la revolución argelina en quince años en comparación con lo que han logrado los otros en  más de tres lustros. Este día lo celebramos orgullosos y lo celebramos mañana, y del él nos enorgullecemos después de mañana. Y nunca nos enorgulleceremos de “la democracia del besamanos y el beso a la yalaba [1], porque somos un pueblo de hombres libres, y en esto consiste nuestra democracia, y de todas formas nuestro pueblo se siente orgulloso de ella, porque lo liberó de la explotación, lo liberó de la esclavitud, lo liberó de la sumisión, lo liberó de todo dominio extranjero, y de todo esto alardearemos.
Y a pesar de todo lo que he dicho, queridos compañeros, Argelia quedará siempre dispuesta, hoy, mañana, pasado mañana, para contribuir en las vías pacíficas en busca de resolver cualquier problema que se presente en nuestra región. Y nosotros estamos dispuestos a contribuir aunque sea con una porción limitada para resolver este problema sangriento, la cuestión del Sahara Occidental. Y hemos anunciado varias y varias veces de nuestra disponibilidad para asistir al congreso de la cumbre de la Organización de la Unidad Africana para solucionar este problema.
Argelia prosiguió y proseguirá el camino de la legalidad internacional, y seguiremos en este camino. Y nuestro eslogan seguirá siempre el trabajo y la prudencia. El trabajo para consolidar la revolución, y la prudencia para defender las conquistas de la revolución. Y esto es lo último de mi locución. Y pido a Dios todopoderoso, el éxito, y la paz de Dios con todos vosotros. Gracias”.
------------------------
[1] Túnica marroquí que usa el rey en sus actos de sumisión

Ver video:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada