domingo, 24 de noviembre de 2013

Sahara poético, memoria viva de un pueblo. Literatura y poesía en hasania y español en La Casa Encendida

*Fuente: Poemario por un Sahara Libre
En la tarde del jueves 21 de noviembre tuvo lugar en Madrid una jornada poética saharaui, de encuentro entre la poesía en hasania (lengua de los saharauis) y en español. Esta actividad se realiza en el marco de un proyecto de investigación sobre la memoria oral de la poesía saharaui, que se viene realizando desde hace diez y es fruto de la colaboración entre el Ministerio de Cultura saharaui y el grupo Antropología en Acción de la Universidad Autónoma de Madrid. La mesa redonda inicial estuvo moderada por el profesor Juan Carlos Gimeno y contó con la presencia de la Ministra saharaui de Cultura Jadiya Hmadi, los poetas saharauis en hasania Bonana Buseif, Hasim Brahim y Mohamed Lamin Alal y los escritores saharauis en español Zahra Hasnaui, Sukeina Aali Taleb, Bahia Mahmud Awah, Limam Boicha y Mohamed Ali Ali Salem, miembros de la Generación de la Amistad saharaui.
Comenzó su intervención Jadiya Hamdi, Ministra saharaui de Cultura, agradeciendo a los profesores Juan Carlos Gimeno y Juan Ignacio Robles y la Universidad Autónoma de Madrid el esfuerzo por conservar la literatura y la poesía saharaui teniendo en cuenta la importancia de la poesía oral para los saharauis. La Ministra destacó la presencia del Representante saharaui para España y otros miembros del cuerpo diplomático saharaui, lo que muestra la importancia que el Frente Polisario y el gobierno saharaui da a la cultura. La cultura para los saharauis tiene una relación muy estrecha con la memoria, por eso que por primera vez se haya hecho en el exterior un encuentro entre los poetas de ambas lenguas, tiene en palabras de Jadiya Hamdi, un gran significado. “Somos un pueblo beduino con serios problemas en registrar lo creado, ya que la nuestra es una cultura oral”, afirmó la Ministra. “La cultura saharaui es narrada de padres a hijos y de hijos a nietos. El gran esfuerzo que está realizando el pueblo saharaui es pasar de esta cultura oral a una literatura escrita”.

La Ministra destacó la publicación de un grupo de libros de los poetas saharauis en hasania más destacados en la actualidad. Esta es la primera vez que se hace un trabajo de este calado, que ha visto la luz gracias a la colaboración entre la Universidad Autónoma y los Ministerios de Cultura argelino y saharaui. En palabras de Jadiya Hamdi: “al publicarse el primer grupo de libros se ha sentido una gran felicidad”. Anteriormente se habían publicado otros libros en español y en árabe, pero se ha hecho un esfuerzo complementario a las otras publicaciones, con la edición de los primeros libros de poesía saharaui en hasania. Libros de Bonana Buseif, Badi Mohamed Salem, Beibuh, Bachir Ali, Sidi Brahim Salama o Zaim Alal, entre otros. Afortunadamente están surgiendo nuevos grupos de poetas jóvenes en hasania, lo que muestra que el pueblo saharaui no quiere romper con su memoria. Jadiya destacó la enorme preocupación de los saharauis por la conservación y el registro de su patrimonio cultural, gravemente amenazado por el conflicto con Marruecos que dura ya casi cuarenta años. La Ministra se refirió también a la feroz campaña marroquí contra la jaima, sobre todo tras el brutal desmantelamiento de Gdeim Izik. “Los saharauis no podemos vivir sin la jaima”, afirmó la Ministra. “Seguimos viendo la necesidad de vivir en la jaima. Los marroquíes prohíben levantar las jaimas en los territorios ocupados pero no lograrán desmontar la jaima en el corazón de los saharauis”. Otra denuncia de Jadiya Hamdi fue el intento de apropiación del régimen marroquí de la lengua de los saharauis, el hasania, como lengua marroquí. “Esto no es de corazón, es un robo cultural, es una manera de pretender exterminar a los saharauis. Lo han intentado bajo las armas, ahora lo intentan pretendiendo destruir el idioma de los saharauis. Nos sentimos orgullosos de nuestra identidad; sin ella no habríamos podido resistir. Creemos en el entendimiento de las culturas pero también en el hecho diferencial. Los poetas son nuestra voz durante todos estos años. Lo que dicen es cierto, veraz, emana de sus experiencias y de su alma. Son personajes muy importantes. Los respetamos porque han sido capaces de preservar lo que los demás no hemos podido, son nuestra memoria viva”, afirmó la Ministra saharaui.

El poeta Hasim Brahim, habló “en nombre de la poesía saharaui en hasania”. En palabras de Hasim, durante los años de guerra se hizo una obra colosal. La poesía en hasania no se diferencia de la de otros lugares y otros países. Los grandes poetas saharauis siempre han cantado las glorias, las vivencias de su pueblo desde hace muchísimo tiempo. Los temas que aborda la poesía saharaui en hasania son la épica, la poesía de fe, la nostalgia, la poesía amorosa, la comprometida con la causa nacional, la elegía y la sátira, que los poetas saharauis tratan de evitar. En cuanto a métrica se mide en varias sílabas, hasta doce. El poeta explicó los diferentes tipos de composición que se usan en la poesía saharaui. También destacó la estrecha relación entre poesía y música en el Sahara Occidental, conocida como azawan. La poesía saharaui se compone dentro de una rima y una métrica, no se puede componer fuera de esas reglas. La poesía musicalizada tiene dos gamas: lkhal y lebiad. Lkhak (la negra) es compleja; lebiad (la blanca) es una poesía más transparente, nostálgica. Con su exposición Hasim Brahim intentó explicar la complejidad de la creación poética saharaui, en la que no hay aún un canon escrito. Se trata de una poesía muy creativa con un campo de posibilidades para la creación enorme.
La poeta Zahra Hasnaui habló en nombre de la Generación de la Amistad saharaui, de la que es miembro fundador. Zahra recordó las palabras de Eduardo Galeano: “Somos lo que hacemos”. “Lo más importante que han hecho los saharauis ha sido sobrevivir”, afirmó Zahra, primero ante la colonización española y posteriormente frente a la invasión marroquí. Destacó todos los avances culturales que se han logrado en estos años, a pesar de las enormes dificultades: la escolarización obligatoria, el Festival de Cine (FiSahara) y Arte (ARTifariti), la Escuela de Música, la Escuela de Cine... En los años transcurridos desde la invasión, en los campamentos de refugiados se ha desarrollado muchísimo la creación artística. Los saharauis no cuentan sólo con poetas, empieza a haber una generación destacada de cineastas, pintores, músicos, con la participación de la mujer en todas las manifestaciones artísticas. Para Zahra Hasnaui el poeta saharaui tiene un valor añadido en la sociedad, que se ha ganado a pulso, ya que los poetas reúnen muchas cualidades y valores. Recordó las palabras del gran poeta saharaui Badi Mohamed Salem “el poeta saharaui no recita para recibir recompensa material, está para acompañar a la sociedad; su palabra le supera, está por encima de él mismo”. Zahra Hasnaui posteriormente hizo una breve presentación sobre la Generación de la Amistad. Este grupo de poetas saharauis se encarga de hacer llegar un mensaje desde la diáspora y para tres frentes: exilio, refugio y zonas ocupadas. El trabajo de este grupo de escritores saharauis se ha plasmado en varias antologías y libros individuales de varios autores, dos de ellos con especial carga de resistencia: Aaiun, gritando lo que se siente y La primavera saharaui. 

El escritor e investigador saharaui Bahia Mahmud Awah, miembro de la Generación de la Amistad saharaui, en una intervención realizada conjuntamente con su compañero Ali Salem Iselmu, habló sobre la convivencia del hasania y el castellano entre el pueblo saharaui. Incluso los poetas en hasania rescatan términos en español y los introducen en sus poemas, adaptando la pronunciación para la rima. Las palabras en español llegaron al Sahara Occidental con la colonización y se quedaron por la progresiva sedentarización del pueblo. Más de cien años de convivencia dan para mucho, España dejó una huella imborrable también en la cultura y la literatura saharaui.
Para la escritora saharaui y coordinadora del blog de El País ¿Y dónde queda el Sahara?, Sukeina Aali Taleb, el español es “producto de la colonización, el exilio y la historia, lo que hace que el español sea un idioma muy importante en el Sahara. Da igual el idioma en que nos expresemos tanto hasania como en español, segunda lengua de los saharauis”.
El poeta saharaui Limam Boicha, de la Generación de la Amistad, afirmó que ellos como poetas saharauis habían acudido al encuentro a aprender de los poetas en hasania, y que en los campamentos los creadores en español no se sienten poetas, allí dan todo el protagonismo a la creación en hasania. En ese momento comenzó un breve debate a partir de la pregunta que se lanzó a los poetas saharauis en hasania sobre su opinión de la creación de sus compatriotas saharauis en español.

Bonana Buseif explicó que la voz de la gallardía poética une a las otras lenguas al hasania, es otra forma de sumar a la poesía. Lo importante es la creación y, en palabras de Bonana: “la apoyamos en cualquiera de sus formas”. Para él, los poetas en hasania y en español deben crear un espacio de debate y creación para aunar esfuerzos en la poesía y si es preciso en la poesía musicalizada.
Con respecto a esta pregunta, para Hasim Brahim lo importante es no dejar dormir las musas, la poesía en definitiva es poesía. A los poetas en hasania les parece correcto que sus compatriotas escriban en el idioma que quieran, al fin y al cabo “es otra manera de trabajar para la causa”.
Mohamed Lamin Alal afirmó que “la cultura no es patrimonio de ningún idioma en concreto. Lo importante es lo que impulsa al corazón, la sensibilidad, el mensaje y hacerlo llegar a su objetivo humano. No podemos contradecirnos a nosotros mismos, que decimos que convivimos con los dos idiomas y por eso apoyamos la creación en ambos idiomas, hasania y español”.
Para cerrar el debate, el profesor Juan Carlos Gimeno afirmó que un pueblo es un conjunto de experiencias, se expresen en el idioma que se expresen. Recordó las palabras de José Martí: “hacer es la mejor manera de decir”. Según el profesor Gimeno: “Los saharauis hacen mucho y dicen mucho en ambas lenguas español y hasania”.

Posteriormente comenzó un recital de poesía saharaui en hasania y la visualización de varios fragmentos del trabajo “Hijos del verso”, una película de hora y media de duración en la que llevan trabajando desde hace cinco años los miembros de Antropología en Acción, junto a investigadores saharauis en los campamentos y el Ministerio saharaui de Cultura.
La parte final estuvo dedicada a un debate con el público asistente. A la pregunta del por qué de sus composiciones, Bonana Buseif afirmó que su escritura “emana del dolor de los sentimientos”. Hasim Brahim explicó que sus primeros versos los compuso con doce años; sin embargo interrumpió su creación poética durante otro doce años, hasta que el proceso revolucionario saharaui hizo aflorar de nuevo todas sus emociones y sentimientos. En los años de la guerra, siendo Hasim combatiente, los factores que hicieron emanar de nuevo la emoción para componer fueron los combates, la heroicidad y la valentía que demostró el pueblo saharaui.
La joven saharaui estudiante de periodismo Ebbaba Hameida habló sobre su experiencia como joven que vive en la diáspora, que sólo puede escribir desde la rabia y el odio, algo que sin embargo no encuentra en sus mayores, que muestran la belleza de la tierra y escriben desde la positividad. El profesor Gimeno destacó como efectivamente los saharauis no escriben con odio, “tal vez con indignación pero nunca con odio”. Mohamed Lamim Alal destacó la cantidad de ancianos y eruditos dispuestos a hablar con los jóvenes, a transmitir su memoria, recuerdos y conocimientos. Este legado que ellos atesoran debe ser transmitido a los jóvenes, quienes tienen la obligación de recibirlo.

Posteriormente los poetas saharauis en castellano realizaron un sentido recuerdo y homenaje al grupo de escritores e intelectuales españoles que realizaron en 1981 un viaje a los campamentos de refugiados saharauis entre los que se encontraban José Agustín Goytisolo, José Manuel Caballero Bonald, Javier Reverte, Fernando Sánchez Dragó, Javier Villán, Emilio Sola, o Fanny Rubio. Con el viaje pretendieron que la opinión pública española no olvidara una causa que consideraban justa y querían mostrar también su solidaridad con aquel pueblo expulsado de su tierra. Ángel Alda, uno de los escritores que viajaron entonces, estuvo presente en el homenaje. Habló sobre aquellos días, cuando España estaba inmersa en un clima de miedo social y popular tras el frustrado golpe de estado, pero a pesar de todo decidieron viajar a “acudir en auxilio del pueblo saharaui”. Alda leyó el poema de José Agustín Goytisolo, “Vuelven los dueños”, incluido en la antología “Os doy esto desnudo que es mi mano”.

La Ministra saharaui de Cultura, Jadiya Hamdi, cerró el acto con unas sentidas palabras que dirigió al público presente “como escritora”. Afirmó que “la cultura puede alcanzar lo imposible. Los artistas, los escritores, los poetas, son soldados de lo imposible, son gente honrada porque crean lo que realmente sienten. No creo que pueda haber un poeta hipócrita, porque estaría en contradicción consigo mismo”. Según Jadiya “los momentos de la creación literaria son los de más grande honestidad con uno mismo. El escritor se siente de verdad libre creando su obra. Son momentos de veracidad”. Se refirió a la jornada poética celebrada en La Casa Encendida como un momento de unión “porque los presentes damos importancia a este tipo de creación. Hemos vivido momentos hermosísimos que han unido a las dos generaciones, personas más mayores con los más jóvenes que están en la diáspora”. Definió el evento como “una secuencia en la cadena de la relación intergeneracional”.
Hay que destacar la enorme emoción que se vivió en La Casa Encendida gracias a los poemas, las imágenes de Tiris la tierra de los poetas, y la conexión, cercana a la magia, entre los poetas de diferentes generaciones y diferente idioma de creación, pero con la causa común del arte, y nexos como la tierra y la lucha por la libertad y la supervivencia. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada