viernes, 13 de diciembre de 2013

Derechos Humanos y pesca. Jornadas sangrientas en el Sahara




*Fuente Equipo Media   *Fotos: Activistas Saharauis DDHH

En El Aaiún ocupado, los 10 y 11 de diciembre 2013. El 10 de diciembre, Día Internacional de los Derechos Humanos, se celebra tradicionalmente por los saharauis con manifestaciones pacíficas. Piden el respeto de la Carta Universal de los derechos humanos para su pueblo y para los demás pueblos oprimidos del mundo, y en particular el pueblo palestino.
Este año, la fecha coincide con el día del voto del Parlamento Europeo del Acuerdo de Pesca con Marruecos, que incluye las aguas del Sahara Occidental. Desde el 7 de diciembre, importantes convoyes de refuerzos de seguridad y paramilitares, más de 300 vehículos, llegaron a El Aaiún procedentes, según fuentes policiales, de Casablanca, Rabat, Meknes, Marrakech, Agadir y Essaouira.
El miércoles 10 de diciembre, la Coordinadora de asociaciones y comités saharauis de defensa de los derechos en el Sahara Occidental hizo un llamamiento a todos los ciudadanos saharauis para una manifestación pacífica en la calle de Smara para denunciar las violaciones de los derechos humanos cometidas por las fuerzas de ocupación, pero también, tras la decepción del voto europeo, para denunciar el acuerdo de pesca ilegal de la Unión Europea con Marruecos.
A las 17 h, y a pesar del bloqueo impuesto por las autoridades de ocupación para impedir el acceso a la manifestación, más de 150 saharauis, mujeres y hombres, estaban en sus puestos y empezaban a izar sus pancartas y banderas contra el acuerdo de pesca, mientras que otros manifestantes levantaban la bandera de la RASD. 5 españoles, solidarios con la causa saharaui, participaron igualmente en la manifestación. Llevaban camisetas naranjas sobre los que había eslóganes impresos.
Las fuerzas marroquíes intervinieron con violencia para dispersar la manifestación nada más empezar esta. El jefe de la zona de seguridad, Mohamed Ait Omar y el ayudante del director regional de la DGST dirigieron personalmente la operación.
Rodeados por los atacantes, los manifestantes y activistas cayeron al suelo y quedaron ahí soportando las patadas y los golpes de porras hasta que pudieron incorporarse y seguir gritando sus eslóganes.
Los cinco españoles también fueron atacados y golpeados con puñetazos y porrazos, y despojaron a los hombres de las camisetas
Tras el ataque, todavía se podía leer en las camisetas de las mujeres «libertad para los presos políticos saharauis», «no a los acuerdos de pesca», «Sahara libre» y «Marruecos asesino, UE, ladrones».
Los manifestantes dispersos se reunieron de nuevo en el centro del barrio de Ma`atalah, en la calle del Magreb Árabe, y levantaron las banderas de la RASD y  cantaron eslóganes por la independencia del Sahara Occidental. Volvieron a denunciar la decisión del Parlamento Europeo de renovar el acuerdo pesquero con Marruecos sin excluir las aguas saharauis, lo que permitirá a los barcos españoles volver rápidamente a pescar en las aguas saharauis y de aumentar los problemas de graves disminuciones en el número de algunos tipos de peces, a pesar de las múltiples alertas de organizaciones de pescadores saharauis y marroquíes.
Más de 400 policías y agentes de las fuerzas auxiliares rodearon el barrio y atacaron a los manifestantes. Gritaban insultos racistas y «viva el rey Mohamed VI».
También tiraron piedras a las casas saharauis hasta bien entrada la noche.
A medianoche, un camión cisterna llegó como refuerzo para intimidar a la población, pero no les valió de nada.
En total más de 150 personas fueron heridas; la mitad de ellas, mujeres, menores y disminuidos.
El miércoles 11 de diciembre, todas las escuelas fueron rodeadas por policías de paisano. Los agentes impidieron a los niños que pululasen por allí y les intimidaron. Ver ante el Liceo Essaguia El Hamra
Sin embargo, más de un centenar de alumnos de ese mismo liceo se reunieron y gritaron eslóganes, agitando la bandera de la RASD;
La sede de la Minurso también fue rodeada por las fuerzas policiales de ocupación, pero también por barreras de seguridad. Según hipótesis de testigos, estarían montadas para impedir el acceso a la Minurso de las víctimas saharauis de la represión marroquí que pudieran pedir la protección de la ONU.
A las 12h., más de 300 saharauis se reunieron en la calle TanTan con banderas de la RASD y gritaron su deseo de un Sahara Occidental independiente. 30 vehículos de policía y 10 de las fuerzas auxiliares llegaron rápidamente para intervenir contra los manifestantes, y obligaron al cierre de las tiendas.
En ese mismo momento, más de 150 saharauis se manifestaban en el boulevard Al Qods. De nuevo las fuerzas de ocupación intervinieron brutalmente y uno de sus coches arrolló al niño saharaui Boubakar Khraibach, de 13 años. Fue conducido al hospital; tiene esguinces en las dos rodillas.
Resulta insólito que la prensa marroquí, en semejante día de violencia por parte de las autoridades de ocupación contra los saharauis, publicase, sin apoyarse en fotos ni en ningún otro fundamento, una manifestación de 40 mujeres con los senos descubiertos, que, según ellos, habría contrariado la moral local.






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada