domingo, 2 de febrero de 2014

Informaciones sobre los presos políticos saharauis. 31 de enero de 2014

*Fuente: Equipo Mediático
Proceso
El jueves 30 de enero de 2014, el tribunal militar permanente de Rabat aplazó sine die el proceso del preso político saharaui M’barek Daoudi porque no podía ser presentada la escopeta de caza confiscada, motivo de la detención, guardada en la actualidad en el cuartel militar de Guelmin, al sud de Marruecos. La familia del preso, observadores y defensores saharauis de derechos humanos no pudieron entrar en la sala de audiencia por impedirlo las autoridades militares. El tribunal no les ha dado explicaciones.
Según nuestro corresponsal, el preso entró en el tribunal haciendo el signo de la victoria y gritando eslóganes políticos como «ninguna alternativa a la autodeterminación» y «el estado saharaui independiente es la única solución». Según el código militar marroquí será necesario esperar 3 meses antes de que sea fijada una fecha concreta para el juicio. El preso estaba defendido por 3 abogados saharauis venidos del Aaiún ocupada.
Cárcel negra, El Aaiún ocupada.
Mahjoub Chaikh y Loumadi Abdesalam, dos presos políticos saharauis, iniciaron el jueves 30 de enero de 2014 una huelga de hambre indefinida.
Mahjoub Chaikh, para protestar contra los actos de la administración penitenciaria que le priva del derecho de visita de su familia desde hace 3 meses. Protesta también contra la privación de su derecho a leer periódicos y libros. Mahjoub Chaikh fue condenado a tres años de cárcel por haber participado en las manifestaciones saharauis de Dakhla, el 28 de septiembre de 2011. Siempre negó las acusaciones –«constitución de banda criminal, complicidad en asesinato, violencia contra agentes del estado, destrucción de bienes públicos», pero confirmó que por aquel entonces estaba en Dakhla para iniciarse en la militancia de los derechos humanos.
Loumadi Abdesalam inició la huelga de hambre al entrar en la cárcel, el 24 de enero de 2014, para protestar por la ausencia de investigación del procurador general por la tortura que padeció en el centro de policía del Aaiún. Su madre ha podido visitarle y cuenta que está en célula de aislamiento y no tiene acceso a nada. La familia de Loumadi Abdesalam denunció ante la corte de apelación la decisión del procurador general. La corte de apelación ha rechazado la denuncia. Según las informaciones dadas a los padres, «el preso debería escribir su denuncia por la ausencia de investigación de la tortura, y entregarla a la administración penitenciaria». La madre ha precisado que eso era imposible puesto que el preso no tiene derecho a pluma ni papel.
Prison de Ait Meloul, Marruecos
El preso político saharaui Amidan Chaikh inició, el viernes 31 de enero de 2014, una huelga de hambre de 48 horas para protestar contra el acoso permanente de los guardias de la cárcel contra él. El miércoles pasado, dos agentes saquearon su celda, destruyeron y confiscaron objetos suyos como libros, ropa…
El 31 de enero de 2014, tras 3 días de tratamiento en el hospital de Agadir, las autoridades marroquíes devolvieron a su celda al preso político saharaui Yahya La’aza, en la cárcel de Ait Meloul.
El Sr. La’aza padece enfermedades del sistema digestivo e intestinal, y es la primera vez que las autoridades marroquíes aceptan que se someta a reconocimiento médico. Por otra parte, el Sr. Yahya La’aza informó a su familia que la administración penitenciaria había registrado su celda y confiscado algunos de sus efectos personales.
El Sr. La’aza fue detenido el 28 de febrero de 2008, tras una manifestación pacífica, y condenado a una pena de 15 años de cárcel por haber dirigido una manifestación en la que murió un policía marroquí al que le alcanzó una pedrada en la cabeza.
Prisión de Tiznit, al sur de Marruecos.
El preso político saharaui, Moulod Fatouh, fue atacado el 28 de enero de 2014 por el jefe de los guardias, Abdelkarim Ben Omar. Este último pegó a Moulod Fatouch con una llave inglesa que le hizo una brecha en el cuero cabelludo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada