lunes, 10 de marzo de 2014

La Explanada se llena de minas. Asociaciones de apoyo al pueblo saharaui representan la represión que se vive en la región africana

Los alicantinos conmemoran el 38 aniversario de la salida española del Sahara Occidental con un acto reivindicativo
La defensa de los derechos humanos, de los recursos naturales y el final de las torturas centran la jornada
Conmemoración. Minada, tal y como se encuentra el «Muro de la Vergüenza» del Sahara Occidental. Así apareció ayer La Explanada, donde asociaciones de solidaridad con el pueblo saharaui representaron la pesadilla que todavía vive el territorio. Los alicantinos mostraron ayer su cara más solidaria y reivindicativa con la causa.
Más de siete millones de minas antipersona en más de 2.500 kilómetros de extensión. Estas son las cifras que hay detrás de la angustiosa vida del pueblo saharaui.
Ayer, en la conmemoración de los 38 años que hace que España abandonara el Sahara Occidental y comenzara la ocupación de Marruecos y Mauritania, la Explanada se convirtió en un escenario de reclamos y de solidaridad.
Decenas de minas extendidas a lo largo del transitado paseo trataron de emular la situación real que sufre el territorio que fue colonia española hasta el año 1975. «La única diferencia es que aquí el campo minado se ve y allí no. En el Sahara Occidental todavía hay explosiones que tienen consecuencias inhumanas», explicó Pepe Revert, secretario de la coordinación de asociaciones de solidaridad con el pueblo saharaui de la provincia de Alicante.
Con carteles con mensajes como «Cuidado, hay minas», los viandantes tuvieron que sortear los distintos obstáculos que se encontraron en el suelo allí dispuestos y que pretendían captar la atención del público.
De esta manera, los alicantinos pudieron acercarse durante toda la mañana a una pequeña parte de la realidad que sufre región a través de diferentes actuaciones de concienciación para reivindicar al gobierno español que defienda los derechos humanos en el Sahara Occidental y que el Minurso (Misión de las Naciones Unidas para el Referéndum del Sahara Occidental) tenga competencia.
Canciones propias de la cultura saharaui sonaron en mitad de La Explanada y las banderas del territorio sometido a la represión, junto a rostros reales del pueblo saharaui también estuvieron presentes en el paseo alicantino.
«Más de 100.000 soldados ocupan el Muro de la Vergüenza, los civiles están siendo juzgados en tribunales militares, hay violaciones, amputaciones, secuestros, asesinatos, desapariciones, hambre, torturas...», criticaron desde las asociaciones.
Ante ello, las reivindicaciones por el derecho de libre determinación de la región, por los derechos humanos, los recursos naturales y el fin de las coacciones ilegales centraron la jornada conmemorativa.

Durante el acto también se leyó un manifiesto en defensa del Sahara libre con distintos reclamos a las administraciones y gobiernos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada