martes, 19 de agosto de 2014

La ayuda al terrorismo en el Sahel planea sobre la monarquía marroquí

ESPIA DIGITAL 17 DE AGOSTO DE 2014 Servicios de inteligencia estadounidenses investigan la participación de oficiales de alto rango del ejército marroquí en el apoyo a grupos terroristas activos en la región del Sahel, entre los que se encuentra  el Movimiento Yihad y Unidad, que recibe grandes sumas de dinero obtenidas del narco marroquí.
Según una información del portal argelino elmaouid.com, fuentes de la investigación estadounidense han confirmado la existencia de un acuerdo entre los barones de la droga marroquíes y dirigentes de los grupos terroristas activos en el Sahel, para garantizar la seguridad en la ruta que traslada los estupefacientes desde Rabat hasta el desierto del Sahel.
Los Estados Unidos realizan estas investigaciones en el marco de la lucha contra el terrorismo y el crimen organizado, para confirmar recientes datos que indican la participación de altos oficiales del ejército marroquí y parientes del rey Mohamed VI, que brindan apoyo a grupos terroristas activos, especialmente en la región del Sahel, y que tienen como objetivo principal intereses en Argelia. Un intento fallido del majzén marroquí para debilitar posiciones en la política de Argelia, especialmente en lo que respecta a su apoyo a los principios de descolonización en el continente africano, asegura el portal argelino.
La información de elmaouid.com, traducida y publicada por  “Poemario por un Sahara Libre”, indica que oficiales del ejército y del palacio real marroquí se reunieron varias veces a través de mediadores con dirigentes de organizaciones sangrientas muy activas en África. Estos encuentros culminaron con un acuerdo que permite a estos grupos terroristas tener rutas de  tránsito de drogas desde Marruecos hasta el desierto del Sahel.
Señala, también, el apoyo de Rabat a través de las mafias de la droga a grupos terroristas, en particular el movimiento Yihad y Unidad, que tuvo como objetivo los campamentos de refugiados saharauis en Tinduf con el  secuestro de ciudadanos extranjeros (los cooperantes españoles Ainhoa Fernández y Enric Gonyalons y la italiana Rossella Urru, en octubre de 2011), a fin de perturbar los esfuerzos de las organizaciones de ayuda humanitaria que trabajan el Sáhara Occidental. Agrega que informaciones anteriores vinculan a estas organizaciones terroristas con el apoyo oficial marroquí en el secuestro del cónsul de Argelia y seis de sus ayudantes que trabajaban en Consulado de Argelia en la ciudad de  Gao, en el norte de Mali.
Elmaouid.com relata que aparecen estas investigaciones en el momento en que Estados Unidos ha expresado recientemente su satisfacción por los esfuerzos realizados por Argelia en su lucha contra el terrorismo en el Sahel de África, en el marco de una reciente reunión con Abdel Kader Messahel (ministro de Estado delegado para Asuntos del Magreb, dependiente del Ministerio de Asuntos Exteriores), con representantes de la célula de lucha contra el terrorismo del Departamento de Seguridad estadounidense. Se sabe que la Administración Obama brinda su apoyo a todas las iniciativas de seguridad de Argelia, en  su lucha contra el terrorismo, el narco y en la resolución de conflictos en Mali a través de diálogos y contactos, así como su esfuerzo para poner fin a la crisis en Libia, y otros relevantes asuntos de seguridad en la región del Sahel de África, según ha revelado la fuente.
Marruecos, principal productor de hachís del mundo
La producción de drogas por parte de Marruecos ha quedado reflejada en los sucesivos  informes mundiales  de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDC). Así, en el de 2013 apareció  como el principal productor y proveedor del mundo de hachís (resina de cannabis), al que dedica 47.500 hectáreas de cultivo,  frente a las  12.000 de Afganistán. Se estima que Marruecos produce anualmente unas  38 000 toneladas de hachís, y 760 toneladas de resina de cannabis.
Según la publicación Atalayar, dedicada al Magreb, los datos que tiene la ONU sobre Marruecos son estadísticas marroquíes, porque desde 2005 los técnicos de la ONUDC no pueden investigar esta problemática sobre el terreno. Señala que para la Asociación Marroquí de Periodistas y Escritores (AMJET) la superficie dedicada al cultivo de cannabis es de 72.000 hectáreas, mucho más que el dato aportado por las autoridades locales,  extensión que algunos medios de comunicación marroquíes elevan a 142.000 hectáreas.
Las acusaciones contra Marruecos por el cultivo de drogas y su relación con los grupos terroristas del Sahel son continuas.  La última la efectuó el 11 de agosto de 2014 el secretario de Estado saharaui para la Seguridad, Brahim Ahmed Mahamud, quien aseguró que  Marruecos amenaza  la paz y la seguridad de la región con el tráfico de drogas, en línea con lo dicho por el Presidente de la RASD, Mohamed Abdelaziz, en febrero de este año: “las prácticas de Marruecos constituyen la principal amenaza para la inestabilidad de los países de la región, entre ellos los del Sahel, a través de la exportación de las drogas". El primer ministro de la RASD, Abdelkader Taleb Omar, concretó que Marruecos alimenta  a grupos  de narcotraficantes ligados con bandas terroristas. “Exporta la droga al norte de Mali y gracias a eso los grupos terroristas se han financiado hasta ahora. Marruecos tiene que ver con lo que con lo que está pasando en Mali y su política es una amenaza para la zona”, afirmo en junio de 2013 en declaraciones a elespíadigital.com.
A esta denuncia se sumó dos meses más tarde el coronel Omar Ben Djena, secretario general del Centro de Estudios Estratégicos de Argelia, que llegó a implicar a miembros de la Casa Real marroquí. Dijo que, según la Oficina de Naciones Unidas contra  Droga y el Delito, los ingresos por drogas originan más de veinte mil millones de dólares al año a Marruecos, que hunde a la región del Sahel y Argelia con drogas y  constituye una zona de traspaso  de cocaína proveniente de América Latina. Destacó la estrecha relación entre los barones de la droga y los grupos terroristas y aseguró que  “políticos marroquíes y  miembros de la Casa Real marroquí  están implicados  en estos peligrosos  negocios”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada