domingo, 21 de diciembre de 2014

Mahmoud El Haissan envía una carta desde la cárcel para pedir más unidad contra el bloqueo informativo en el Sahara Occidental


Fuente: Radio Maizirat / El Sahara de los olvidados; 21 de diciembre de 2014
Mahmoud El Haissan, periodista de RASD-TV condenado a 18 meses de prisión por informar sobre una manifestación en El Aaiún, ha conseguido enviar una carta desde la Cárcel Negra de la capital saharaui, para expresar por primera vez su sentimiento respecto a la indiferencia con que los medios de comunicación internacionales tratan la cuestión de los Derechos Humanos en el Sahara Occidental.
Dicha misiva, que la dirige a “todos cuantos defienden la libertad”, recoge las palabras de El Haissan pidiendo al mundo “más unidad para romper el bloqueo informativo impuesto en el Sahara Occidental, que impide que podamos ejercer nuestro derecho a la libre opinión”. El periodista lamenta que “mientras defensores de Derechos Humanos del mundo entero diseñaban estrategias y proclamaban la necesidad de libertad de información y de opinión en el Foro de Marrakech (celebrado a finales del mes pasado), mi compañero Abdelkrim Buichalga y yo éramos sometidos a un juicio injusto, después de haber permanecido 5 meses en prisión preventiva injustificada”.
“Esta condena, de año y medio de prisión, no es más que una represalia por haber tratado de hacer un periodismo práctico que nos permitiera transmitir al mundo la imagen real de la realidad que ocurre en los territorios ocupados del Sahara Occidental, donde al pueblo saharaui se le niega su derecho a votar libremente su futuro y donde la ONU mantiene una Misión de Paz que no tiene competencias en materia de Derechos Humanos”.
“Se priva a los saharauis todos los días y a todas horas de expresar libremente su opinión y los padres tienen que ver cómo sus hijos están siendo sometidos a detenciones arbitrarias, encarcelamientos preventivos y a juicios injustos de manera constante, sólo por expresarse”, asegura El Haissan, quien recuerda “a todos los presos políticos saharauis que permanecen en cárceles marroquíes en El Aaiún, Tiznit, Kenitra, Aït Molleoul, Sale o Inzegan, de cuyo sufrimiento no puede informarse puntualmente”.
Mahmoud El Haissan concluye lamentando que en el Foro Internacional de los Derechos Humanos de Marrakech “no haya habido oportunidad para reivindicar los derechos de todos los presos a una investigación imparcial de sus respectivos expedientes y denuncias, así como a hacer una reclamación de mejoras en las condiciones carcelarias, donde se priva a los presos de sus derechos básicos”.
Mahmoud El Haissan fue detenido el pasado 4 de julio en la puerta de su casa, tras la emisión por su cadena de un reportaje elaborado por él sobre la manifestación que se hizo en El Aaiún con motivo del éxito futbolístico de la selección de Argelia ante Alemania, el 30 de junio en el Mundial de Brasil. Para los participantes, las manifestaciones se convirtieron enseguida en la ocasión de lanzar consignas políticas a favor de la independencia del Sáhara Occidental, antes de ser dispersada violentamente por la policía. Dicho reportaje daba cuenta de la excesiva violencia empleada por los efectivos policiales marroquíes contra los saharauis. El Haissan y Abdelkrim Buichalga, que fue detenido al regresar de su trabajo en una tienda de ropa, ingresaron en la cárcel Negra en El Aaiún hasta que, el pasado 3 de diciembre (tras varios aplazamientos) la Sala Penal del Tribunal de Apelación de El Aaiún les condenó a 18 meses de prisión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada