miércoles, 11 de marzo de 2015

Más de 300 agentes de seguridad marroquíes evacuados a hospitales por intoxicación en Dajla ocupada


Foto del portal marroquí Dakhla24
*Fuente. Defensores de DDHH Saharaui desde El Aaiun ocupado
Según fuente consultadas de activistas saharauis en los territorios ocupados, la pasada semana Marruecos traslado a la ciudad de Dajla cientos de dispositivos de seguridad de las distintas fuerzas de intervención antidisturbios y auxiliares a fin de controlar la ciudad que acoge una ilegal sesión del Foro Crans Montana, evento rechazado y condenado por el Gobierno Saharaui, el Frente Polisario y por la población saharaui que vive bajo ocupación de la administración marroquí y boicoteado por los países de la UE y la Unión Africana, UA por considerar la ciudad un territorio ocupado del Sahara Occidental y en litigio de descolonización ocupación declarado por la ONU.
La fuente informa que el lunes 10 de marzo más de 300 agentes marroquíes tras ingerir una comida fueron envenenados y trasladados al hospital civil de la ciudad y a un hospital del ejército marroquí en la ciudad. La información la ha confirmado en su web el portal marroquí Dakhla24 en su edición del lunes 9 de febrero, en este enlace:
y explica que 17 agentes fueron trasladados al hospital militar en la ciudad y 75 otros agentes fueron ingresados en el hospital civil de la ciudad denominado Hasan II. Mientras que los activistas saharauis que siguen los acontecimientos en Dajla asediada militarmente dan cifras de más de 300 agentes marroquíes desbordando la capacidad de los dos hospitales únicos en la ciudad. La prensa marroquí lo tacha de envenenamiento.
El equipo de información Equipo Media, publicó en su web la noticia el lunes 9 de marzo en la que informó que participantes del Foro han sido afectados y evacuados con urgencias al hospital militar 4 por causas de envenenamiento y que se han oído a lo largo del día sirenas de ambulancias que llegaban con evacuados al mencionado hospital. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada