sábado, 11 de abril de 2015

IU-CA pide al Gobierno que "no sea neutral" ante los "asesinatos y torturas" a saharauis que eran "ciudadanos españoles"

El coordinador general de IULV-CA, Antonio Maíllo, ha pedido este sábado al Gobierno de la Nación que no sea "neutral" y mire para otro lado ante los "asesinatos y torturas" de saharauis que eran "ciudadanos españoles", lo que ha llevado al juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz a procesar a once altos cargos y militares del Gobierno de Marruecos a los que imputa, entre otros, un delito de genocidio por los crímenes que se cometieron contra refugiados del Sáhara Occidental entre los años 1975 y 1992.
Así se ha pronunciado Maíllo, en declaraciones a los periodistas, tras visitar este sábado una acampada solidaria con el Pueblo Saharaui instalada en el barrio de San Jerónimo, en Sevilla, en la que ha estado acompañado por el presidente de la Asociación de Amistad con el Pueblo Saharaui de Sevilla, Fernando Peraita.
El dirigente de izquierdas ha asegurado que el auto del juez Ruz abre una "esperanza" y ha dicho esperar que la Justicia llegue "hasta el final" y que los altos cargos "en busca y captura" sean detenidos y puestos a disposición de la justicia española para que se conozca la verdad de lo sucedido con ciudadanos "españoles".
Tras garantizar que su formación contribuirá en todo lo que pueda con la causa saharaui desde el ámbito andaluz, el líder de IULV-CA ha recordado que Andalucía es "muy solidaria y sensible" con el pueblo saharaui, lo que obliga a que el resto de fuerzas políticas realicen un posicionamiento al respecto.
Maíllo ha considerado "lamentable" la actitud del Gobierno andaluz y de la presidenta de la Junta en funciones, Susana Díaz, en esta materia, recordando su negativa a que el exvicepresidente de la Junta Diego Valderas pudiera realizar una visita institucional a los campamentos saharauis.
En la misma línea se ha pronunciado Fernando Peraita, quien ha pedido a Díaz que, "de una vez por todas" se entere de lo que pasa en el Sahara y "tome cartas en el asunto". Según ha indicado, la socialista tiene que ponerse del lado de los "torturados saharauis y no de los torturadores ni de los intereses económicos".
Maillo inteviene en una actividad solidaria de la la Asociación Solidaridad con el Pueblo Saharaui
El coordinador de Izquierda Unida en Andalucía (…) ha asistido en Sevilla a la actividad solidaria con el Pueblo Saharaui, organizada por la Asociación Solidaridad con el Pueblo Saharaui.
Se ha referido a la decisión del juez Pablo Ruz sobre el Sahara Occidental y ha manifestado que es un "auto de esperanza y que invita a un posicionamiento claro de que se llegue hasta el final en la investigación".
El juez Ruz remitió ayer al Ministerio de Justicia una comisión rogatoria destinada a Marruecos para que sus autoridades comuniquen su procesamiento a once altos cargos, militares y policías marroquíes por delitos de genocidio perpetrados en el Sahara Occidental entre 1975 y 1992.
Antonio Maíllo ha defendido que "los que están en busca y captura, altos cargos de régimen marroquí, sean detenidos y se conozcan todas las torturas y asesinatos de ciudadanos saharauis, que eran a todos los efectos españoles", y ha apostillado: "El Gobierno no puede mirar para otro lado".
Además, ha resaltado el "deber histórico" que tiene España con el pueblo saharaui y ha reivindicado el objetivo de que se convierta en un Estado independiente y que se celebre un referéndum.
También ha incidido en que se aborde la situación de los derechos humanos en los territorios ocupados y ha subrayado que Andalucía es una "tierra muy sensible y solidaria con Sahara" y, por eso, ha invitado al resto de fuerzas políticas a un posicionamiento al respecto.
Ha censurado la "lamentable postura" del Gobierno de España y de la presidenta andaluza, Susana Díaz, en el asunto del Sahara y ha recordado que quedó demostrado con el conflicto abierto por la visita prevista del exvicepresidente de la Junta Diego Valderas (IU) a los campos de refugiados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada