jueves, 30 de abril de 2015

Sahara Occidental: todo igual en el Consejo de Seguridad ¿o no?


El Consejo de Seguridad ha aprobado, el 28 de abril de 2015, la resolución 2218 sobre el Sahara Occidental. El texto de la misma es muy parecido (PERO NO IGUAL) que el de la resolución del año precedente (resolución 2152). Dejando a un lado los matices en el cambio de redacción (que, a mi juicio, no mejoran la posición marroquí), quiero centrar la atención en otro hecho, en mi opinión, muy importante, y es que, a diferencia de los años anteriores en que la resolución se aprobó en silencio, esta vez hasta nueve Estados (en nombre de 11) tomaron la palabra en el Consejo, compuesto por 15 miembros. ¿Qué puede significar esto?
I. SE ACABA EL SILENCIO DEL CONSEJO DE SEGURIDAD
Tanto en 2013 como en 2014, las sesiones del Consejo de Seguridad para debatir el asunto del Sahara Occidental se saldaron en menos de 3 minutos. El presidente presentaba el tema, se votaba, y nadie tomaba la palabra. Como titula un video publicado en la página de WSHRW, había un "silencio mortal".
Este año esto no ha sido así.
En 2013 la sesión dedicada al Sahara Occidental en el Consejo de Seguridad se despachó en 2 minutos y medio, y en 2014, la sesión no llegó a 3 minutos. Sin embargo, la sesión de 2015 ha durado 29 minutos.
¿Por qué?
Porque hasta nueve Estados han tomado la palabra para explicar su voto.
Esos Estados han sido
- Tres Estados miembros permanentes del "grupo de amigos": Estados Unidos de América, Reino Unido, Francia
- Un Estado miembro permanente que no forma parte del "grupo de amigos": China
- Un Estado miembro no permanente que está en el "grupo de amigos": España
- Cuatro otros miembros no permanentes: Malasia, Venezuela, Angola y Jordania
Todos ellos han decidido manifestar OFICIALMENTE una explicación de su voto.
En ocasiones anteriores, había Estados que hacían declaraciones sobre su voto FUERA DE LA SESIÓN. El valor jurídico y político de esas declaraciones, obviamente, no es igual.
II. EL SENTIDO DE LAS POSICIONES MANIFESTADAS POR LOS DIFERENTES ESTADOS
De entrada, y aunque pueda parecer obvio, todos los Estados han hablado del "Sahara Occidental" y del "pueblo del Sahara Occidental". Ninguno ha hablado ni del "Sahara marroquí" ni de las "provincias del sur". Es evidente que ningún Estado quiere hacer el ridículo diplomático.
Pero si para Marruecos es un "gran triunfo" que se hable del "Sahara Occidental" y del "pueblo del Sahara Occidental", habrá que admitir que el Reino de Marruecos vuelve otra vez a reconocer la existencia del "Sahara Occidental" y del "pueblo del Sahara Occidental", como YA HIZO cuando votó favorablemente las resoluciones del Consejo de Seguridad sobre este tema mientras fue miembro no permanente.
1. Sólo Francia y Jordania muestran un apoyo claro, pero no total, a Marruecos.
Podemos decir que los dos únicos países que han mostrado un apoyo, claro, pero no total, a la posición marroquí han sido Francia y Jordania.
Francia en su explicación de voto ha dicho dos cosas interesantes. Por un lado, el representante de Francia en la ONU ha reiterado lo que, desde que François Hollande está la presidencia, Francia ya ha dicho que el plan de pseudo-autonomía marroquí es "una" (pero no "la" como pretende Marruecos) base "seria y creíble".
Sin embargo, por otro lado, la diplomacia francesa, con su característica habilidad, ha manifestado su deseo de mutar el sentido de la Misión de Naciones Unidas para el REFERÉNDUM en el Sahara Occidental. En el video de la sesión, a partir del minuto 6'20 el representante permanente de Francia dice que la la MINURSO tiene TRES misiones:
- vigilar el alto el fuego
- contribuir al desminado
- apoyo a las medidas de confianza.
Adviértase que Francia se "olvida" del Referéndum.
La representante de Jordania en la misma línea de Francia también habló de esas "tres" misiones de la MINURSO además de "felicitar" a Marruecos por los "progresos" en materia de derechos humanos.
2. Críticas al proceso de elaboración de la resolución.
Lo que hasta ahora eran comentarios oficiosos o de prensa sobre el proceso de elaboración de las resoluciones del Consejo de Seguridad ha tomado por fin carta de naturaleza oficial.
La Unión Africana ha sido humillada y marginada en este proceso y el Consejo de Seguridad ha rebosado ya el vaso de lo permisible.
De ahí que se hayan formulado críticas a este proceso. Críticas que fueron expuestas no sólo por Angola (país africano que transmitió la opinión de la UA), y no sólo por Venezuela (Estado que reconoce a la RASD), sino también, y esto es lo relevante por Malasia (Estado asiático musulmán)... ¡y por China!
3. China toma la palabra para criticar el proceso de toma de decisiones.
Si hubiera que destacar algo en este proceso sería que China ha hablado.
China no quiso, en su día, formar parte del "Grupo de amigos del Sahara Occidental". Su diplomacia siempre ha mantenido una posición siempre atenta, pero pasiva, en este asunto. Pero ahora China ha hablado. Y no lo ha hecho en un sentido favorable a Marruecos, para criticar el proceso de toma de elaboración de la resolución que debía haber contado con consultas más amplias, lo que parece una clara alusión a la falta de participación de la Unión Africana. Así se desprende del texto de la declaración china (su traducción inglesa puede verse aquí).
¿Por qué?
Una primera explicación podría ser que la diplomacia china ha devuelto a Mohamed VI el "feo diplomático" tras la cancelación a última hora del viaje del tirano alauita a China. Algo que fue oportunamente analizado en este blog.
Ahora bien, la posición de China puede tener explicaciones de más alcance si tenemos en cuenta que Marruecos es aliado de Arabia Saudí, país que intenta desestabilizar a China.
4. Estados Unidos critica a Marruecos
Aunque USA haya sido quien preparó esta resolución, su explicación de voto muestra críticas leves al Frente Polisario y críticas mucho más agudas a Marruecos.
USA expresa su preocupación por el estancamiento de las visitas familiares (causado por Marruecos, aunque USA no lo diga) y las crecientes tensiones en los campamentos de refugiados.
Además, envía un mensaje a Marruecos: "The loss of valuable time and diplomatic engagement must not be repeated", o sea, "La pérdida de valioso tiempo y de compromiso con la diplomacia no se debe repetir". Creo que es una clara censura al obstruccionismo marroquí a la labor de la ONU en este año pasado (intentos de bloquear o vetar al Enviado Personal y a la Representante Especial de la ONU).
Por si fuera poco, USA reclama que "las partes" faciliten pleno acceso de la MINURSO a todos los interlocutores, lo que es un nuevo "mensaje" a Marruecos.
5. Venezuela y Angola reiteran la posición ortodoxa de Naciones Unidas.
Venezuela y Angola hicieron manifestaciones claras.
La posición de Angola, coordinada con los otros dos Estados africanos miembros del Consejo (Chad y Nigeria) fue hecha en inglés (se puede ver en este enlace). En su posición, los tres Estados africanos recuerdan expresamente la necesidad de que las negociaciones consigan avances para celebrar el REFERÉNDUM en el Sahara Occidental.
En cuanto a Venezuela, la intervención de su representante incluyó este pasaje importante:
Nos preocupa que mientras no se realiza el referéndum, continua el proceso de colonización del Sahara Occidental, incluyendo el deterioro de los Derechos Humanos del Pueblo Saharaui y la explotación ilegal de sus recursos naturales. Todo ello en detrimento de la estabilidad y la paz de la región.
6. España dice más de lo que parece.
Lo primero que llama la atención es que la página web de la representación de España en la ONU (manifiestamente mejorable, por cierto) no incluye el texto de la explicación de voto de España. Algo que contrasta con otros países, como Estados Unidos o Francia, por ejemplo.
Dicho lo cual, la intervención del representante español dijo algunas cosas relevantes. Aparte de recordar que la MINURSO es la Misión de Naciones Unidas para el REFERÉNDUM en el Sahara Occidental, insistió en que en el conflicto del Sahara Occidental hay DOS partes y que esas partes son el Reino de Marruecos y el Frente Polisario.
Por lo demás, el representante español en la ONU insistió en la necesidad de aumentar la ayuda humanitaria a los refugiados saharauis. Esto significa a mi juicio, una desautorización a las calumnias del Reino de Marruecos sobre el "desvío" de la ayuda humanitaria. Las posiciones de Marruecos a ese respecto fueron ignoradas por todos los Estados del Consejo, incluido Francia.

III. ALGUNOS OLVIDOS IMPERDONABLES
Aunque algunos países hicieron alusión a la necesidad de respetar los derechos humanos, me ha parecido muy decepcionante que nadie hiciera alusión a varios hechos gravísimos.
En primer lugar, nadie hizo una alusión expresa a los prisioneros políticos saharauis y, muy en especial, a los presos como consecuencia del juicio inicuo de Gdeim Izik.
En segundo lugar, nadie hizo una alusión al auto de la Audiencia Nacional sobre el genocidio saharaui, que no sólo constituye un dato que desmiente la versión marroquí, sino que prueba que Marruecos no tiene ni voluntad ni capacidad de investigar y sancionar las violaciones graves a los derechos humanos.
Tampoco, en tercer lugar, se hizo alusión al asesinato del preso saharaui Hassana El Uali. Y esto es especialmente grave porque la muerte de Hassana El Uali trasciende la tragedia personal individual. Marruecos asesinó al Hassana El Uali fue asesinado precisamente por dar información sobre violaciones de derechos humanos a los relatores de Naciones Unidas que visitaron el territorio.
A mi juicio, esto significa que la representación del Frente Polisario en Naciones Unidas o intentó que esto se dijera y no lo consiguió, o ni siquiera lo intentó. En ambos casos, creo que estamos ante una gestión que debe mejorarse.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada