miércoles, 11 de mayo de 2016

Actualizacion en el caso de Brahim Saika. Petición de información de la familia de información a la dirección de prisión

La hermana de Brahim Saika presentó este viernes 06 mayo 2016 una petición a la dirección de la prisión local de Bouizakarne con el fin de obtener el historial médico, y todas las apetencias que tenía Su hermano fallecido durante su detención, La administración de la presión ha devuelto a la hermana varias cosas de las a pertenencias de Brahim menos la camisa que usaba durante la ahora de su detención donde observaron la hermana y la madre rastros de sangre durante una visita que realizaron el martes 5 de abril de 2016, a la prisión local Bouizakarne. Así como reloj y llaves de casa.
La familia de Brahim insiste que se les entreguen el resto de sus cosas, sobre todo la camisa, que lleva rastros de sangre como prueba de que fue torturado en la comisaría policial de la ciudad de Gulmim, y que tomará todas las medidas con fin de descubrir la verdad sobre el fallecimiento de Brahim.
La hermana dijo a AdalaUK que ha hecho preguntas específicas al director de la presión para obtener más información sobre lo ocurrido durante los dos días que pasó su hermano Brahim en el interior de la presión.
“¿Mi hermano se golpeaba la cabeza contra la pared, o contra los hierros de la puerta de la celda?”, preguntó la hermana de Brahim al director de la prisión.
“El director me respondió que mi hermano estaba en calma, y se trató con la situación de su detención con estabilidad y calma, estaba normal hasta que fue llevado hacia al hospital regional de Gulmim y luego al hospital Hassan II en Agadir”, cuenta la hermana
La familia de Brahim ha asegurado a AdalaUK que la camisa que tenía puesta la víctima a la ahora de su detención es una de prueba y una herramienta clave para identificar las violaciones y abusos contra Brahim Saika.
AdalaUK insiste una vez más que las autoridades marroquíes deben garantizar una investigación independiente e imparcial sobre el fallecimiento de Brahim Saika.

EFE. 11 MAY 2016           
El cadáver de un preso saharaui lleva 25 días en la morgue de Agadir, en el sur de Marruecos, ante el rechazo de la familia de enterrar a su hijo pese a que las autoridades marroquíes archivaron su caso por "ausencia" de huellas de tortura.
El letrado, que representa a su cliente junto a otros cinco abogados defensores, explicó que la familia de Saika depositó ayer una petición para recoger el expediente médico de su hijo.
La Fiscalía General de Agadir descartó ayer en un comunicado que la muerte de Saika el pasado 15 de abril haya sido por torturas y anunció en consecuencia que el caso queda archivado ante "la ausencia del elemento criminal".
Según el comunicado, la Fiscalía ordenó el pasado 23 de abril una segunda autopsia al cadáver de Saika, por petición de la madre del difunto, que fue realizada por tres forenses y que demostró que la muerte de Saika fue por causa de una "infección".
Esta conclusión coincide con los resultados de un primer examen médico realizado inmediatamente tras la muerte de Saika, que había constatado "la ausencia de huellas de violencia en el cadáver".
En el comunicado de la Fiscalía se detalla que los resultados de una investigación policial, ordenada también por la Fiscalía tras las acusaciones de la familia Saika, demuestran que "el difunto no fue objeto de ninguna agresión o violencia".
Brahim Saika, licenciado y con un máster en Sociología, pertenecía a la Coordinadora de desempleados Saharauis, y fue detenido al salir de su domicilio en Goulimine, en el sur de Marruecos, el pasado 1 de abril, cuando se dirigía a participar en una protesta.
La policía lo acusó de "insultos y violencia a funcionarios públicos en ejercicio", en referencia al forcejeo con los agentes.
En la cárcel, Saika inició una huelga de hambre pero su condición de hipertenso y diabético empeoró su estado de salud y fue hospitalizado en varias ocasiones hasta que falleció el 15 de abril en el Hospital Hasán II de Agadir.
Los medios saharauis denunciaron que durante su estancia en Agadir, Brahim no fue tratado ni atendido, y que además fue torturado, lo que desmiente la Fiscalía marroquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada