sábado, 6 de agosto de 2016

Zapatero condecorado por su apoyo al régimen de Mohamed VI

(Alfonso Lafarga).- El expresidente del Gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero ha sido premiado por Mohamed VI con una de las más altas condecoraciones del reino de Marruecos, la Orden del Trono, en su categoría excepcional.
La condecoración, con la que se distingue las acciones relevantes a favor del soberano alauí  y la nación marroquí, le fue impuesta el 30 de julio de 2016 por el propio rey en Tetuán, durante los actos de celebración de la Fiesta del Trono, en los que se  conmemoraron  los 17 años de la coronación de Mohamed VI.
En este acto, el rey de Marruecos destacó a España, junto con Francia, como uno de sus principales aliados. España se ha puesto en los últimos años, de forma discreta, del lado de Marruecos en la ONU y en la Unión Europea, y Francia es el principal valedor de la política exterior marroquí y su defensor en todos los foros internacionales.
Mohamed VI se refirió a su reciente petición de ingreso en la Unión Africana, de la que la Republica Árabe Saharaui Democrática es miembro fundador, y dijo que eso no significa que renuncia a la soberanía sobre el Sáhara Occidental, sus derechos legítimos ni el reconocimiento de la RASD.
El discurso del rey marroquí fue calificado por el Frente Polisario y el Gobierno de la RASD de intransigente y  lleno  de amenazas; pidieron a la ONU que acelere la descolonización del Sáhara Occidental, última colonia en África, y manifestaron que  la mayor amenaza para la paz, la seguridad y la estabilidad en la región  la causa,  principalmente,  la política de ocupación marroquí, basada en la expansión, la agresión y el flujo de drogas, lo que  fomenta las  bandas del crimen organizado y los grupos terroristas.
La condecoración le ha llegado a Rodríguez Zapatero después de una larga defensa de una autonomía para el Sáhara Occidental bajo soberanía marroquí y de proclamarse amigo de Marruecos.
Durante la presidencia de Zapatero el Gobierno español, con Miguel Ángel Moratinos de ministro de Asuntos Exteriores,  aceptó la expulsión de El Aaiún a Lanzarote, en noviembre de 2009, de la activista de Derechos Humanos Aminetu Haidar, que estuvo un mes en huelga de hambre hasta que consiguió regresar a la capital del Sáhara Occidental.
Zapatero, ya como expresidente, acudió a actos del régimen marroquí muy cuestionados, como fue, en noviembre de 2014, el Foro Mundial de Derechos Humanos de Marraquech, al que negaron su asistencia relevantes personalidades internacionales y que fue rechazado por asociaciones internacionales de derechos humanos - que han emitido repetidas veces informes desfavorables a Marruecos - e incluso marroquíes, al considerar que se trataba de una operación de lavado de imagen.
En Marzo de 2015 Zapatero participó en la ciudad saharaui de Dajla en el Crans Montana Fórum, una reunión de lobbystas para legitimar la ocupación marroquí del Sáhara Occidental, que contó con el rechazo de la Unión Africana, la ONU, la Unión Europea y la UNESCO. Hasta el ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo calificó de “inconveniente” la presencia de Zapatero y dijo que el encuentro era “ilegal conforme al derecho internacional”.
En mayo de ese año asistió al festival de El Moussem, en Tan Tán, localidad marroquí con población saharaui cercana a la antigua colonia española, donde el régimen de Mohamed VI proclama y difunde la "marroquinidad" del Sáhara Occidental.
La condecoración a Zapatero, que no le fue concedida al también amigo de Marruecos Felipe González cuando asistió hace dos años a los actos de la Fiesta del Trono, se une a la que en marzo de 2014 recibió el exministro socialista Miguel Ángel Moratinos de la Fundación Diplomática marroquí por ser "un gran amigo de Marruecos", en unos galardones dedicados a personalidades que han ayudado a mejorar la imagen de este país en el mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada