jueves, 20 de febrero de 2014

El escándalo de la reunión de la cúpula militar española con un general marroquí procesado por genocidio llega al Congreso

El general marroqui en busca y captura por un juez francés e imputado por genocidio contra los saharauis, el Sr. Hosni Benslimane
*Fuente:
El escándalo de la reunión en Rabat de la cúpula militar española con el general marroquí imputado por genocidio ha llegado al Congreso de los Diputados. Este blog, en rigurosa exclusiva en España, denunció el 13 de febrero esta reunión. Hoy, 19 de febrero, el ministro de Defensa ha tratado (infructuosamente) de dar una explicación a esto en el Congreso de los Diputados.

 I.        NOTICIA EXCLUSIVA EN ESPAÑA PROPORCIONADA POR ESTE BLOG: REUNIÓN DE LA CÚPULA MILITAR ESPAÑOLA CON UN GENERAL MARROQUÍ IMPUTADO POR ASESINAR A CIUDADANOS ESPAÑOLES.
II.            
El día 13 de febrero, en este blog, publiqué un artículo titulado "Escándalo: la cúpula militar española se reúne en Rabat con un procesado por genocidio". La noticia del encuentro, silenciado por el Ministerio de Defensa español fue dada por la siniestra agencia oficial de prensa del majen (MAP).

Llama la atención, poderosamente, que la noticia no fuera ofrecida por los medios españoles de titularidad pública (corresponsal de TVE y RNE en Rabat, corresponsal de EFE en Rabat).
Pero aún más llama la atención el silencio sobre esta noticia por periodistas especializados en el norte de África.
¿Celos profesionales? En fin, a estas alturas es un poco infantil...
¿Considerar que no era importante? Si el tema incluso ha llegado al Congreso de los Diputados...

III.           
¿Porque la dirección de su medio se lo impidió?

Los profesionales de la información tienen una responsabilidad y creo que deben dar respuesta al por qué silencian noticias tan importantes como ésta.
II. EL ESCÁNDALO LLEGA AL CONGRESO DE LOS DIPUTADOS
Europa Press publicó el día 16 de febrero Europa Press publicó el día 16 de febrero que el PNV se disponía a preguntar al ministro de Defensa por la visita de la cúpula militar a Rabat y su reunión con el criminal Hosni Benslimán. Hoy, 19 de febrero el asunto ha llegado al Congreso de los Diputados.

Europa Press y EFE son, que yo sepa, los únicos medios que informan de este hecho. En un despacho nos informa de que durante la sesión de control al Gobierno en el Congreso, el ministro de Defensa ha LEÍDO (esto no lo dice Europa Press, por cierto) una respuesta a una pregunta del diputado del PNV Joseba Agirretxea. Según Europa Press, el diputado Agirretxea ha preguntado:


"con qué objetivo se ha reunido el JEMAD con el general marroquí Hosni Benslimane, imputado por genocidio por la Audiencia Nacional.
Según Agirretxea, el general "está imputado desde 2007 por la Audiencia Nacional y en 2012 el juez Pablo Ruz dictó auto solicitando cooperación judicial a Marruecos en el que se acordaba la notificación de la querella a Hosni Benslimane por los delitos de genocidio, secuestro y tortura, y hasta la fecha Marruecos sigue sin notificar la querella".
El general está siendo investigado, junto con otros mandos militares marroquíes, por el secuestro, tortura y asesinato de casi 600 saharauis desde que se produjera la retirada de España de la antigua colonia, ya que podría haber ordenado y dirigido la campaña de detenciones y desapariciones en Smara que se llevó a cabo en 1976. Pero no ha sido imputado en el proceso.".
"No le debería recordar la ofensa que supone que sigan teniendo relaciones oficiales con un mando militar acusado de los más graves delitos. Pero queda patente la sensibilidad del Gobierno por los Derechos Humanos y por las masacradas víctimas del pueblo saharaui", ha criticado el diputado del PNV.
El ministro de Defensa ha contestado que:
"las relaciones entre Marruecos y España son fluidas y prioritarias para nuestro país, especialmente en los aspectos de seguridad y defensa", y que el JEMAD visitó el reino alauí "para abordar cuestiones de interés para colaboración y cooperación en materia de defensa".
En la visita, según el ministro, el almirante García Sánchez abordó estos temas "con quien los tenía que tratar, es decir, con su homólogo, el inspector general de las Fuerzas Armadas Reales y comandante de la Zona sur del Reino de Marruecos, general de Ejército Abedelaziz Bennani, y no con Hosni Benslimane, aunque éste estuviera en la delegación marroquí que acompañaba al JEMAD. "España no decide quién forma parte de las delegaciones de los países que visita", ha dicho.
El ministro de Defensa ha pedido al diputado nacionalista "un poco de rigor por respeto" al Congreso y al Gobierno porque "ni la reunión del JEMAD era con el general Benslimane, ni éste está imputado por la Audiencia Nacional".
"La única noticia que tiene el Gobierno sobre la implicación del general en un procedimiento ante la Audiencia Nacional se refiere a su inclusión en una querella dirigida contra diversas autoridades marroquíes de 2007, no constando acto de inculpación alguno ni mucho menos pronunciamiento judicial que menoscabe la presunción de inocencia que en un Estado de Derecho debe proteger a cualquier persona, con independencia del cargo o nacionalidad", ha explicado.
Por ello, Morenés ha rechazado que Agirretxea quiera dar con su pregunta "lecciones de respeto a los Derechos Humanos a los miembros de las Fuerzas Armadas" españolas, pero también al Gobierno.
Además, el ministro ha recordado que el general Benslimane es "comandante de la Gendarmería Real marroquí, similar a los Carabinieri, la Gendarmería francesa y la propia Guardia Civil", por lo que "ha mantenido y mantiene el mayor grado de interlocución con los dirigentes de estos cuerpos y los respectivos ministros del Interior desde hace décadas, siendo muy relevante su colaboración con la seguridad de muchos países europeos y de la propia UE".
III. LO QUE ¿IGNORA? EL MINISTRO DE DEFENSA ESPAÑOL
La respuesta del ministro de Defensa constituye, a mi juicio, un paso más en el escándalo. Y ello por las siguientes razones

Primero: ¿puede ignorar el ministro de Defensa que sobre Benslimán pesa una euroorden de búsqueda y captura?

El ministro de Defensa español alega en primer lugar, que "La única noticia que tiene el Gobierno sobre la implicación del general en un procedimiento ante la Audiencia Nacional se refiere a su inclusión en una querella dirigida contra diversas autoridades marroquíes de 2007, no constando acto de inculpación alguno ni mucho menos pronunciamiento judicial que menoscabe la presunción de inocencia que en un Estado de Derecho debe proteger a cualquier persona, con independencia del cargo o nacionalidad".

Ahora bien, si esta es la "única noticia" que tiene el ministro, alguien sin duda tiene que dimitir.
Porque LA PRENSA ESPAÑOLA, ha publicado, las siguientes informaciones, algunas, YA SIENDO MINISTRO EL SR. MORENÉS:



Segundo: ¿puede ignorar el ministro que Benslimán NO SÓLO está imputado por el genocidio de ciudadanos españoles de origen saharaui, SINO TAMBIÉN que está procesado en Francia por el asesinato de Mehdi Ben Barka, el más importante opositor a Hassán II?
Tercero: ¿puede ignorar el ministro que Benslimán que Amnesty International en un informe sobre Marruecos dice que este individuo ha sido acusado ya en el año 2000 por la Asociación Marroquí de Derechos Humanos (AMDH) de cometer violaciones de derechos humanos y torturas desde 1956?
La AMDH es la única asociación marroquí con credibilidad internacional en materia de derechos humanos. Su anterior presidenta, Jadicha Ryadi, ha recibido el año pasado el Premio de Naciones Unidas a los Derechos Humanos.

El 23 de octubre de 2000, la asociación (AMDH) envió una carta abierta al ministro de Justicia, Omar Azzimane, instándole a iniciar procesos contra 14 personas, entre ellas Hosni Benslimane, jefe de la gendarmería, Hamid Laanigri, director del Departamento de Seguridad Nacional (organismo interno de la policía), y el diputado parlamentario Mahmoud Archane. La mayoría de las restantes personas mencionadas ya se encontraban en situación de retiro profesional. Ni Benslimane ni Laanigri dieron una respuesta formal a las acusaciones;

IV. LA EXTRAÑA OMISIÓN DEL MINISTRO MORENÉS SOBRE LA COMPLICIDAD DEL PSOE CON BENSLIMÁN

Más llamativo aún es que en su respuesta, el ministro Morenés, haya omitido algunos hechos ocurridos en los gobiernos socialistas anteriores para articular su "defensa"

En primer lugar, es curioso que no haya argumentado como "defensa" que Benslimán es una "respetable" persona que ha sido condecorado, nada más y nada menos, con la Gran Cruz de Isabel la Católica. El Boletín Oficial del Estado de 15 de enero de 2005 publica el siguiente texto:
REAL DECRETO 32/2005, de 14 de enero, por el que se concede la Gran Cruz de la Orden de Isabel la Católica al General Hosni Benslimane, Comandante de la Gendarmería Real del Reino de Marruecos.
Queriendo dar una prueba de Mi Real aprecio al General Hosni Benslimane, Comandante de la Gendarmería Real del Reino de Marruecos, a propuesta del Ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación y previa deliberación del Consejo de Ministros en su reunión del día 14 de enero de 2005,
Vengo en concederle la Gran Cruz de la Orden de Isabel la Católica. Dado en Madrid, el 14 de enero de 2005.

JUAN CARLOS R.
El Ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación,
MIGUEL ÁNGEL MORATINOS CUYAUBÉ

En segundo lugar, llama la atención que no haya recordado que, pesando ya la euroorden de búsqueda y captura contra Benslimán (que, como vimos, le hizo huir de Londres en 2012), fuera recibido oficialmente por el entonces ministro del Interior, un tal Alfredo Pérez Rubalcaba, sin ser detenido, poco después de la brutal destrucción del campamento saharaui de protesta de Akdeim Izik en noviembre de 2010.
V. LA "RESPUESTA" DEL MINISTRO MORENÉS DEJA MUCHAS PREGUNTAS SIN CONTESTAR
El ministro español no justifica (quizá porque esto no se le preguntó) qué hacía la cúpula militar española reuniéndose con el jefe del ejército de ocupación del antiguo Sahara Español y que, como recordé aquí, es sospechoso de complicidad en las actividades narcoterroristas del Sahel.

Pero además, el ministro español no da respuesta a por qué la cúpula militar española se reunió con Benslimán.
El ministro español dice

"España no decide quién forma parte de las delegaciones de los países que visita"
Pero, que yo sepa, aunque España no decida la composición de las delegaciones con las que se reúne, sí decide si se reúne o no con delegaciones que incluyen a criminales ¿o no?

El ministro tiene la palabra.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada