domingo, 2 de marzo de 2014

La policía marroquí acosa a una delegación del Parlamento gallego en el Sáhara Occidental

Representantes de los cuatro grupos parlamentarios gallegos y miembros del colectivo Solidariedade Galega co Pobo Saharaui visitan los territorios ocupados para intercambiar experiencias con activistas de los derechos humanos y apoyar la autodeterminación.
No es una visita secreta, pero casi. Este viernes una delegación del Parlamento de Galicia inició un viaje en el Sáhara Occidental. Carmen Gallego, del PSdeG, Xabier Ron, de AGE, Montse Prado, del BNG y Gonzalo Trenor, del PP, van acompañados de miembros del colectivo Solidariedade Galega co Pobo Saharaui (Sogaps) para conocer de primera mano la realidad de la antigua colonia española, ahora abandonada a su suerte y bajo ocupación marroquí. Desde que llegaron la información que consiguen transmitir no es mucha, pero si algo se sabe ya es sobre el acoso al que la delegación está siendo sometida por parte de la policía de Marruecos.
Mientras que PP y PSdeG, al menos por el momento, no han hecho trascender información alguna a respeto de la visita sí lo hacen Sogaps, Alternativa y el Bloque. En el primer día de trabajo la agenda marcaba una xreunión con la Asociación Saharaui de Víctimas de las Violaciones de Derechos Humanos y, después de ella, el colectivo solidario ya advertía de que "tenemos mucho control de la policía". "De forma permanente tenemos a la secreta por detrás de nosotros", informaba el diputado Ron, que alertaba además de que los agentes "ya han entrado" en las habitaciones asignados a los diputados y diputadas "y revolvieron maletas".
En la segunda reunión de la jornada a delegación gallega se aproximó a la realidad de la asociación Ibsar Elkhair, que vela por los derechos de personas con discapacidad. "Trabajan en unas condiciones de práctica ilegalidad" y "piden ayuda" en forma de "sillas de ruedas y ayudas para operaciones". "Ayer, cuando supieron que habíamos entrado en los campamentos de refugiados hicieron fiesta", asegura, en un contexto en el que algunos de los activistas han llegado a estar 15 años en la cárcel "en lugares aún desconocidos, padeciendo torturas" a pesar de "cumplir con la legislación e incluso teniendo dos sentencias favorables".
A punto de terminar la misión de la ONU
La visita de la delegación del legislativo gallego y de Sogaps se produce, detalla el BNG, a punto de que termine el mandato de la Misión de las Naciones Unidas para el Referéndum en el Sáhara Occidental, establecida en 1991 y aceptada tanto por Marruecos cómo por el Frente Polisario. "La única responsabilidad de la MINURSO es realizar los preparativos que permitan la celebración del referéndum de autodeterminación del Sáhara y, en particular, el censo de votación para esta consulta". Uno "de los objetivos principales" de la visita es, precisamente, "apoyar la reivindicación saharaui de ampliación de las competencias de la MINURSO y, además de dar cumplimiento a la resolución de la ONU, garantizar el derecho a la autodeterminación del pueblo saharaui" y denunciar las vulneraciones de derechos humanos durante el "sometimiento al poder marroquí".
"La descolonización del Sáhara es un problema enquistado que para resolverse precisa esfuerzos políticos, pero también de atención humanitaria y de vigilancia y denuncia de los organismos internacionales ante la conculcación de los derechos humanos que padecen los saharauis", señalaba Montse Prado antes de partir. Su intención en la visita es "transmitirles a los representantes del pueblo saharaui el apoyo del frente nacionalista a su legítima lucha por el derecho de autodeterminación, por su libertad y por el derecho a un futuro en paz". Ya desde los territorios ocupados Prado destaca las experiencias de las "víctimas de represión", de los "familiares de desaparecidos y desaparecidas" y, en general, los testimonios del "sufrimiento de un pueblo ocupado".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada