viernes, 14 de marzo de 2014

Piden "auxilio" para investigar en el Sahára Occidental

ARANZADI Y UPV/EHU RECLAMAN EN LA DIPUTACIÓN LA IMPLICACIÓN DE LAS DISTINTAS INSTITUCIONES
DONOSTIA - El antropólogo forense guipuzcoano Paco Etxeberria pidió ayer "ayuda institucional y auxilio a la Diputación" para poder dar continuidad a tareas de estudio e investigación como la recientemente llevada a cabo en Fadret Leguiaa (Sáhara Occidental). Allí, Aranzadi, la UPV/EHU y Afapradesa (Asociación de Familiares de Presos y Desaparecidos Sáharauis) llevaron a cabo el pasado mes de junio la exhumación de restos mortales de beduinos ubicados en dos fosas, hallazgos que, en palabras del Carlos Martín Beristain, médico y doctor en Psicología Social especializado en derechos humanos, "demuestran las vulneraciones" allí realizadas.
"Los discursos sobre derechos humanos deben ampliarse a otras partes del mundo, donde hay injusticias no resueltas", agregó Etxeberria, acerca de un caso sobre el que Beristain subrayó "la responsabilidad del Estado español". "Cuando se produjeron las ejecuciones denunciadas, en 1976, la zona era responsabilidad de España. Y algunos de los fallecidos eran ciudadanos españoles, como demuestran los carnets de identidad encontrados tras las exhumaciones".
"Queremos que exista una presión internacional a este respecto, un ámbito en el que nosotros ya podemos hacer menos, ya que pertenece al ámbito político", subrayó Carlos Martín Beristain, quien aún así se refirió a algunas gestiones llevadas a cabo.
ENCUENTROS "Nos hemos reunido con el Ministerio de Asuntos Exteriores, a donde llevamos el informe y algunos documentos como los carnets. Todavía no nos han dado ninguna respuesta. Ni el Ministerio ni el Gobierno. Paco y yo también hemos estado en Ginebra, en el Parlamento Europeo, en Suecia... Todo el mundo nos dice que estamos ante algo histórico, que son los primeros hallazgos sobre personas desaparecidas en el Sáhara Occidental. Pero ya alcanzamos un nivel complicado para nosotros. Tenemos unas herramientas, y las ponemos a la disposición de la gente que sí puede hacer algo. Por eso comparecemos aquí", señaló Beristain, cuya alocución y la de Etxeberria se produjeron ante la Comisión de Derechos Humanos, Igualdad y Memoria Histórica de las Juntas Generales de Gipuzkoa.
El propio Etxeberria recogió las palabras de Beristain y apostilló también que "el juez Ruz de la Audiencia Nacional" ha citado a los investigadores a cargo del proyecto. "Nos tomó declaración y le entregamos la documentación", indicó subrayando la relevancia de este hecho. El antropólogo señaló que, "una vez más, ha quedado comprobado que aquella gente (en referencia a las Sáharauis) no tiene por qué mentir". "Cuentan lo que han escuchado y lo que han vivido. Y nosotros solo nos ocupamos de objetivarlo", añadió.
Etxeberria se refirió a un proceso cuyos responsables ya comunicaron de forma pública durante el pasado otoño, y que arrancó en febrero de 2013. "Cuando se estaba insistiendo mucho en la importancia de la búsqueda de los desaparecidos en la zona, un pastor descubrió unos restos humanos en Fadret Leguiaa. Avisó a Afapredesa, y nos llamaron para ir. Me puse en contacto con Paco y viajamos allí en junio", explicó Beristain, quien dio cuenta de lo hallado. "Descubrimos dos fosas. Y encontramos un testigo, un niño de 14 años en el momento de los hechos (el 12 de febrero de 1976), que vio ejecutar ante sus ojos a dos beduinos de la zona, por parte de una patrulla del ejército marroquí. Al día siguiente empezamos a trabajar en las fosas y encontramos los DNI españoles de las personas cuya ejecución había denunciado el testigo".
IMPLICACIÓN "Aquel chico se salvó porque solo era un niño, se agarró a los pantalones de los soldados pidiendo clemencia y obedeció vitoreando al Rey de Marruecos como le ordenaron", añadió Etxeberria, quien, eso sí, precisó que ente los restos hallados también había cadáveres de niños. "En la segunda fosa había restos de dos personas. En la primera había restos de seis, entre ellos los de un padre y su hijo", aseveró el forense, en referencia a unas conclusiones alcanzadas gracias a los estudios genéticos llevados a cabo. "La UPV/EHU se ha ofrecido a elaborar un banco de muestras, para que las que vamos obteniendo, dos por cadáver en Fadret Leguiaa, vayan almacenándose. Pero cosas como esta requieren de financiación. Y de la implicación de todos", concluyó el antropólogo. Ayer tocaron a la puerta de la Diputación. Y seguirán haciéndolo en otras instancias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada