sábado, 19 de abril de 2014

El Reino Unido debería presionar a favor de la supervisión de los derechos humanos por parte de la ONU en el Sahara Occidental

El informe del Secretario General de la ONU sobre el Sahara Occidental pide que se establezca una “vigilancia de los derechos humanos permanente, independiente e imparcial” en la región. Pero pese a la existencia de informes de torturas y violencia sistemática utilizadas por Marruecos para reprimir al pueblo saharaui, el R.U, EE.UU., y Francia siguen siendo reacios a aceptar esto (Rights fears as Moroccan editor faces trial, 28 October 2013) (alarma por los derechos del editor marroquí que se enfrentaba a un juicio, 28 de octubre de 2013). Esta semana va comenzar la redacción de una resolución de la ONU sobre el Sahara Occidental y habrá una oportunidad para darle un mandato activo a la misión de mantenimiento de la paz de la ONU desplegada allí para que supervise las violaciones de los derechos humanos. La supervisión es vital porque va a actuar como un elemento disuasorio.
Es hora de que el Reino Unido ponga sus compromisos en pro de los derechos humanos en práctica y presione para conseguir una supervisión dentro del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, en lugar de ceder ante la presión de Marruecos y quedarse en silencio.
Andrew Noakes Western Sahara Action Forum, John Gurr Western Sahara Campaign, John Hilary War on Want, Joanna Allan Western Sahara Resource Watch

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada