miércoles, 14 de mayo de 2014

Kim Bolduc, la primera mujer que se pondrá al frente de MINURSO

Islas Canarias 13/05/2014
La canadiense Kim Bolduc ha sido nombrada la nueva jefa de la Misión de Naciones Unidas para el Referendum del Sahara Occidental. Tiene 62 años, es de origen vietnamita y sustituye en el cargo al alemán Wolfgang Weisbord-Weber. Recibe una misión que no atisba una salida para el objeto con el que fue creada. Hereda una situación de bloqueo a las aspiraciones saharauis y de dominio físico de Marruecos. Tendrá que gestionar el prolongado exilio de miles de saharauis que viven en el desierto exiliados del país al que pertenecen. Y será la primera mujer al frente de MINURSO, una misión que tiene prohibido velar por los Derechos Humanos de la población.
Desde Héctor Gros, de Uruguay, que fue el primer Representante Especial para el Sahara Occidental, pasando por el malayo Erik Jensen o el peruano Álvaro Soto, los 13 jefes que ha tenido MINURSO desde septiembre de 1988 hasta el próximo 31 de julio han sido hombres. Entonces, entrará por la puerta del despacho principal de su Cuartel General, ubicado en El Aaiún, una mujer: Kim Bolduc.
Según la nota biográfica de Bolduc que ofrece Naciones Unidas sabemos que la nueva jefa de MINURSO, Kim Bolduc, nació en Vietnam y su especialización es el Desarrollo y la Cooperación Internacional. Recibió su formación en Ottawa, Canadá. De hecho, para la Agencia Canadiense para el Desarrollo Internacional, fue responsable de la división de Opeaciones de Emergencia en África y apoyó diferentes misiones. También ha trabajado en Irak, Honduras y Perú. Sin embargo, su trabajo más destacado fue como Representante Especial Adjunta de la Misión de Naciones Unidas para la Estabilización de Haití. Sin embargo, su salida de la misión fue algo sorprendente e inesperada. El terremoto se produjo en enero de 2010 y a finales de marzo del mismo año se anunciaba su cese, según recogió en su momento Inner City Press, que cuestionaba si era el mejor momento para que Bolduc abandonara la MINUSTAH.
Solo dos de los trece jefes de MINURSO han denunciado maniobras marroquíes que rompían el alto al fuego, una de las misiones que tienen los cascos azules en el territorio saharaui. Fueron Johannes Manz y el combativo representante italiano Francesco Bastagli. Bolduc se pondrá al frente de una misión en la que no puede velar por los Derechos Humanos de la población residente en el territorio a controlar y de los que 237 son militares uniformados y 6 oficiales de policía. Además, trabajan en MINURSO 231 personas no uniformadas, 15 voluntarios de Naciones Unidas, 167 civiles locales y 97 civiles internacionales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada