lunes, 4 de agosto de 2014

Las voces de víctimas saharauis desde el exilio. En México DF

La Cátedra Permanente de Conflictos en África y Medio Oriente de la Universidad Autónoma de México presentó el evento EL CONFLICTO DEL SAHARA DESDE EL EXILIO, en el que se escuchó, entre otras, la conferencia “Voces saharauis desde el exilio”, a cargo de Ahmed Mohamed Mohamed Lamin, de Dales Voz a Las Víctimas.
Muy orgullosos, reproducimos a continuación el cuerpo central de su conferencia, donde la emoción arrancó aplausos de los asistentes.
«VOCES SAHARAUIS DESDE EL EXILIO»
Me van ustedes a permitir que les hable con el corazón, porque este conflicto no puede abordarse desde la razón. Y les ruego también que me disculpen si dejo entrever emociones, pero el grado de sufrimiento que arrastramos los jóvenes nacidos en los campamentos de refugiados saharauis se desborda cuando tenemos oportunidad de hablar en público de nuestro pueblo.
Ahmed Mohamen Lamin, durante su intervención en la Universidad Autónoma de México
Quiero explicarles algo que no quiero que se me quede en el tintero, porque son muchas las ideas y poco el tiempo para transmitirlas. Quiero hablarles de por qué llevamos allí 39 años, porqué aguantamos y cómo lo hacemos. Quiero que sepan que, a pesar de estar divididos físicamente, los saharauis permanecemos unidos por un lazo indivisible, que Marruecos como ocupante ni el mundo como cómplice en silencio no pueden romper: Nuestra Causa, nuestra lucha por la Autodeterminación del Pueblo Saharaui manifestada y representada por nuestro Movimiento de Liberación Nacional, el Frente Polisario.
Entiendan que nuestro principal enemigo es ese silencio internacional, alimentado por el bloqueo informativo ejercido desde Marruecos, que impide que se conozca la realidad del conflicto y la situación de tragedia humanitaria que vive mi pueblo. En actos como este tenemos oportunidad de romper con las mentiras que extiende por el mundo la propaganda marroquí.
El pueblo saharaui defiende su lucha, desde la firma del Alto el Fuego en 1991, de manera pacífica, en una resistencia sin igual donde las armas no han tenido cabida. Los mártires que se han producido desde esa fecha han sido jóvenes saharauis asesinados por las fuerzas de ocupación marroquíes, sólo por el hecho de reivindicar su legítimo derecho a la autodeterminación.
Pertenezco a la plataforma DALES VOZ A LAS VÍCTIMAS, desde donde trabajamos para visibilizar a nivel internacional el que es el mayor de los crímenes contra la Humanidad que comete Marruecos: El muro Marroquí en el Sahara Occidental, conocido como «Muro de la Vergüenza», aunque no nos gusta emplear este término, porque no dice ni dónde está ni quién lo puso ahí. Un muro que divide nuestro territorio y a nuestro pueblo de Norte a Sur y desde el mismo muro, de Este a Oeste. Está rodeado por casi 10 millones de minas y otros restos explosivos de guerra y esta es la razón principal (junto con la comentada de que nos clausura los pozos de agua) de que no podamos abandonar los campamentos e instalarnos en nuestro territorio libre.
Desde su creación, en 1980, ha generado miles de víctimas. Ustedes han podido ver a algunos de nuestros protagonistas en el vídeo que les mostré. Ellos pasan, como los demás saharauis refugiados, la penuria de la falta de alimentos y bienes básicos necesarios, pero, además, tienen que hacer frente a dificultades mucho mayores. No disponemos de servicios médicos de emergencia para poder atender lesiones como amputaciones severas; ni forma de darles la atención médica necesaria para una correcta curación, tratamiento y rehabilitación. Ellos mismos, las propias víctimas, fabrican sus prótesis, más adaptadas al medio en que vivimos que las de alta tecnología que resultan inservibles al contacto con la arena del desierto.
Imaginen ustedes cómo se rompe una vida por una mina. Cómo se rompe la vida de esa familia, de su entorno… Nosotros estamos atados de pies y manos, no podemos hacer nada más que pedir auxilio cuando tenemos una oportunidad como esta. Auxilio para que les vean, les ayuden… Ellos nos han prestado sus historias y sus pensamientos más sinceros para que podamos difundirlo a nivel internacional y también para que podamos sensibilizar en los campamentos a la población refugiada, para evitar más accidentes. Si conocen el peligro, sabrán actuar con prudencia.
DALES VOZ A LAS VÍCTIMAS es, hoy por hoy, una iniciativa que ha querido contar con la juventud refugiada para desarrollarla en los campamentos. Nos dan una oportunidad de romper nuestra rutina, de actuar y de canalizar nuestra rabia e impotencia hacia un bien necesario y muy gratificante, porque las víctimas agradecen inmensamente cualquier opción que se les da para expresarse y reclamar sus derechos, que los tienen y este exilio forzoso al que nos ha condenado Marruecos se los roba y se los anula. También tenemos la oportunidad de darles voz a través de las redes sociales, a través de nuestra Plataforma Dales Voz a Las Víctimas. Les invito a adentrarse en la historia de nuestros protagonistas, a conocer más de su realidad y de cómo convierten el sufrimiento en valor y el dolor en coraje. Aceptan el destino que Allah decidió para ellos y agradecen diariamente estar vivos y poder servir de ejemplo para evitar que otros saharauis caigan en una mina, esas que no matan porque están diseñadas para destrozar cuerpos.
Por último, permítanme que, en nombre de DALES VOZ A LAS VÍCTIMAS, haga honor a nuestro nombre y abra una ventana a la denuncia pública del genocidio que Israel está cometiendo sobre el Pueblo hermano de Palestina. Por una Palestina Libre y un Sahara Libre, inchallah.
Muchas gracias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada