sábado, 19 de septiembre de 2015

Asamblea del Bubisher de 2015. Un salto adelante

*Fuente: Bubisher. Un día, en la primera asamblea del Bubisher en el Patio Maravillas, dijimos que el Bubisher, que había nacido en España, tenía que empezar a ser un proyecto saharaui con apoyo español e internacional. Fue un largo camino, en el que no se dejaron de dar pasos: primero Larosi, luego Meymuna, después de Darya, y así poco a poco, hasta el curso 2014-21015, en el que consolidamos un magnífico equipo saharaui en las tres bibliotecas, con un trabajo cada vez más sólido y completo.
Pero faltaba algo, y la Asamblea del Bubisher de 2015 estaba llamada a ser la del gran paso. La celebramos ayer, en el Centro Cívico El Cerro, de Coslada, organizada por Pilar y Taquete, con tanta discreción como eficacia. Echamos a muchos de menos, porque este proyecto es cada vez más grande y abarca a más gente, pero fuimos cerca de 40, con algunas sorpresas como la recuperación, tras su estancia en USA, de Socorro Albarrán. Echamos de menos a nuestros compañeros de Alouda, a Luisa, a Bea, a todos quienes por culpa de inconvenientes de última hora no pudieron acudir, pero que han estado desde los inicios o que se han ido incorporando.
Hicimos balance del curso, y como no puede ser menos en un grupo tan soñador, vimos que algunas de las cosas que nos propusimos en la asamblea anterior, no las hemos podido cumplir (aún). Pero como no puede ser menos en un grupo tan realizador, vimos que también habíamos hecho mucho. Inaugurar la Biblioteca de Bojador, por ejemplo, que no solo es una más, sino que por muchos motivos nos ayuda a soñar un futuro mejor. Comprobamos que una vez más hemos financiado algo tan complejo con las aportaciones de los socios y con la solidaridad de colegios, bibliotecas e institutos.
Pero somos realistas, y para dar un paso más, una nueva biblioteca y un nuevo bibliobús, tenemos que pararnos un momento para tomar aliento y fuerza. Replantearnos la biblioteca de Auserd, buscar nuevo personal, completar la dotación del nido de Bojador, mejorar el rendimiento de las tres…
Pero ayer tocaba también renovar la directiva, sumar. Y vaya que lo hicimos. Bea dejó paso a Juanma Morales en la secretaría, Ricardo a Pilar Segura en la tesorería y… por fin, el paso que necesitaba el Bubi para ser de verdad un proyecto saharaui: Gonzalo se hizo a un lado para que llegara un presidente saharaui. Y nada menos que Limam Boisha, una voz reconocida ya en todo el mundo, como lo son todos los poetas de la Generación de la Amistad. Gonzalo seguirá como vice, y los vocales serán Palma, Ana Julia, Inés, y un miembro de Alouda aún sin determinar.
Ayer se dio un gran paso también en la comisión de Ediciones del Bubisher, con un montón de proyectos, bajo la dirección de María José Gómez-Navarro, una de las mejores editoras que ha dado este país. Dah Salama se comprometió a mostrar al Bubisher a los jóvenes saharauis que viven en España. Y se buscaron caminos para ser capaces de duplicar el número de socios y así empezar a pensar en una biblioteca más.
Y la fiesta, por supuesto. Félix Albo nos maravilló a todos contando, Limam recitó sus dos poemas del libro “Bajo el mismo cielo Son”, Susi Alvarado nos presentó su nueva joya, “El principito ha vuelto”, ella con Ana Cristina Herreros sus “Cuentos antiguos de Gran Canaria”, Pablo, Carlos y Javi nos dieron toda su música, que es mucha y muy buena, y Nico nos mostró su documental, “Descubriendo Dajla”.
En la pequeña historia de este gran proyecto, el día 12 de septiembre de 2015 marcará un antes y un después: fue el año en el que un saharaui aceptó la responsabilidad de capitanear un grupo cada vez más grande de saharauis de corazón que quiere que las nuevas generaciones de los campamentos, todos los saharauis, sean tan cultos como libres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada