lunes, 7 de marzo de 2016

Marruecos guarda silencio ante la llamada de Ban Ki-Moon a retomar las negociaciones sobre el Sáhara Occidental

*Fuente. El Diario Vasco
Foto. aps.dz
Rabat, 7 mar (EFE).- El Gobierno de Marruecos guarda silencio ante el llamamiento ayer del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, para que Rabat retome las conversaciones con el Frente Polisario para poner fin al conflicto en el Sahara Occidental, que dura ya 40 años.
La agencia oficial marroquí MAP ni siquiera ha hecho mención a las palabras de Ban, como tampoco ha cubierto su paso por Argel, y tampoco el ministerio marroquí de Asuntos Exteriores, contactado por Efe, se ha pronunciado sobre este llamamiento.
Ayer, en Argel, Ban insistió en la "triste" situación y la "difícil vida" de los refugiados saharauis que viven en la región argelina de Tinduf, por lo que instó a su Enviado Especial para la zona, Christopher Ross, a retomar los contactos con las partes para "reanudar las conversaciones" entre Marruecos y el Frente Polisario.
Visiblemente afectado por el aspecto humanitario del conflicto, Ban prometió "próximamente" una conferencia de donantes para recaudar fondos que les permitan "satisfacer las necesidades" de los refugiados saharauis de Tinduf, una idea que el diario marroqí Al Massae califica hoy de mera "provocación" para con Marruecos.
La diplomacia marroquí ha guardado silencio sobre la gira de Ban al Sáhara desde que comenzó el pasado viernes en Nuakchot, pero medios afines han subrayado el malestar que la gira de Ban ha causado en Marruecos.
De hecho, esto explicaría que Ban no haya incluido Marruecos ni la parte del Sáhara bajo su administración en esta actual gira, una ausencia que Ban atribuyó antes de su llegada a "razones de agenda" del rey Mohamed VI, pero que los medios marroquíes no han dudado en atribuir a una "prohibición" de Rabat a que Ban visite los territorios que controla.
Ban ha asegurado durante su visita que piensa visitar más adelante Marruecos y El Aaiún, pero en Rabat nadie duda de que ello dependerá del contenido del próximo informe que Ban remitirá al Consejo de Seguridad a fines de abril, del que dependerá además la renovación del mandato de la misión de la ONU en el Sáhara (Minurso).
El Secretario General repitió ayer en Argel que el fin del conflicto del Sáhara debe basarse en "una solución política, justa, duradera y aceptable para todos, que repose en la autodeterminación del pueblo saharaui".
Frente a la autoproclamada República Árabe Saharaui Democrática (RASD), Rabat rechaza cualquier opción que no sea la autonomía, lo que impide el más mínimo acercamiento con el Frente Polisario, que exige el referéndum de autodeterminación acordado en el plan de paz auspiciado por Naciones Unidas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada