miércoles, 20 de abril de 2016

Acusan al supermercado Ahold de cometer fraude con los tomates del Sahara ilegales, etiquetados como productos de Marruecos



A mediados de diciembre del año pasado el tribunal Europeo de Justicia canceló el acuerdo de asociación entre la UE y Marruecos en la parte que afecta al comercio de mercancías desde el Sahara Occidental ocupado. Por lo tanto sólo pueden beneficiarse del acuerdo de asociación los productos agrícolas si existe evidencia clara de que proceden de Marruecos y nunca del antiguo Sahara español.
Según la investigación realizada por Supermacht.nl, los tomates cherry que estaban en los estantes de Albert Heijn en los meses de febrero y marzo se producen en el Sahara Occidental. Ahold (Albert Heijn) los adquiere de la empresa marroquí Azura. Este grupo empresarial es uno de los principales productores privados de tomates del mundo.
Los tomates de Azura se producen en Dakhla (Sahara Occidental). Después son transportados 1.200 kilómetros hacia el norte a la ciudad de Agadir donde están las centrales de empaquetado. Allí los tomates son envasados ​​y preparados para la exportación. La distribución en el norte de Europa pasa por Frulexxo en Rotterdam.
Cuando se le preguntó al supermercado cómo distinguía los tomates procedentes de Marruecos de los del Sahara Occidental, se limitaron a responder que Ahold cumple con los requisitos de etiquetado legales ya que en las mismas se indica el país de origen de los tomates. Pero el supermercado no puede lavarse las manos en un asunto tan serio sino que debería realizar auditorías a la empresa Azura y visitar su oficina en Dakhla (Sahara Occidental).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada