viernes, 8 de abril de 2016

La abogada canaria ha confesado que pasó "miedo" y que sufrió "amenazas"

*Fuente. El Dia.es
Telde (Gran Canaria), EFE La abogada canaria Nieves Cubas, expulsada hoy de Marruecos juntos a otros cuatro juristas españoles que trataban de interesarse por la situación de algunos presos saharauis, ha declarado a su llegada a Gran Canaria que "pasó miedo durante la detención" al ser objeto de "amenazas y empujones".
Cubas ha subrayado que "si a nosotros que somos abogados nos engañan sin lectura de derechos ni traductor ni médico ni embajador, qué podrán hacer, como he visto con mis ojos, con estos chicos, los cuales creen que les pertenecen".
La letrada, que llegó a la capital grancanaria procedente de Casablanca, ha confesado que "nunca" había vivido algo parecido en sus múltiples visitas a Marruecos, ya que "normalmente -ha dicho- vamos a los juicios como observadores internacionales" por el Consejo General de la Abogacía de España.
Cubas ha relatado que, tras dejar ayer las pertenencias en el hotel y salir a comer, golpearon "con agresividad" la puerta y les solicitaron el pasaporte para un "control rutinario".
"Nos retiraron los pasaportes en el hotel y nos metieron en un furgón", que les condujo a la comisaria.
La abogada canaria ha proseguido que en la comisaría les exigieron que depositaran "todos los dispositivos electrónicos" y les colocaron en habitaciones diferentes.
"Fuimos engañados a la comisaría porque nos dijeron que era una mera formalidad, pero fue una encerrona. Nos dijeron que firmáramos unos papeles que no estaban en español. Exigimos un intérprete para saber qué querían que firmáramos y se ofreció un policía que hablaba español" pero respondieron que no se iban a mover hasta que viniera el cónsul, el embajador o un funcionario español.
La abogada canaria ha agregado que el cónsul "nos aconsejó por cómo están las cosas, tras los últimos acontecimientos, que no quería irnos a visitar a la prisión. Cedimos porque estaba nuestra seguridad en juego", ha apuntado.
Cubas formaba parte de una delegación internacional de juristas compuesta, además de por los cinco españoles, dos franceses y un belga, que pretendía conocer la situación de los presos políticos de Gdaym-Izik.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada