jueves, 19 de mayo de 2016

Sahara Occidental: paisaje tras la batalla del Consejo de Seguridad (III): fracaso del majzen en Moscú

Son muchos los aspectos que requieren análisis en la batalla sobre el Sahara Occidental en el Consejo de Seguridad. Hoy voy a detenerme en el fracaso, estrepitoso, sufrido personalmente por Mohamed VI en su desesperado viaje a Moscú para suplicar la ayuda de Vladimir Putin. Algo que pudiera sorprender a alguno, pero no a los lectores de este blog, pues ya advertí el 16 de marzo de que la propaganda del majzen sobre sobre ese viaje era un engaño. El tiempo (lo siento) me ha vuelto a dar la razón.
I. EL FRUSTRADO VIAJE DE MOHAMED VI A MOSCÚ DE 2014
En este blog traté, el 31 de octubre de 2014, sobre el frustrado viaje de Mohamed VI a Rusia ese año. Entonces escribí un artículo titulado "Sahara Occidental: Mohamed VI fracasa en su proyecto de viaje a Rusia" donde dije:
Si, como decía "Alif Post" el 5 de julio, la eventual visita de Mohamed VI a Rusia podría haber sido la cumbre de su actividad diplomática, es coherente afirmar que la "no-visita" constituye el mayor de sus fracasos.
La propia prensa de majzen vinculaba esa eventual visita a la cuestión del Sahara Occidental, llegando, el majzeniano "Le360" al delirio de ver la posibilidad de que Rusia vetara una resolución sobre el Sahara Occidental.
Y todo ello en un contexto demoledor para Marruecos tras la publicación de los "wikileaks del majzen" que no sólo han desacreditado a Mezzuar, sino que han puesto al descubierto las tácticas tramposas de los siervos de la monarquía marroquí en Naciones Unidas.
La ocupación marroquí del Sahara Occidental tiene malas perspectivas
Sé que algunos les molestará que me autocite, pero me tendrán que disculpar porque fui el único que lo dije y porque además, lo siento por ellos, acerté. Qué se le va a hacer.
En su discurso con ocasión de la llamada "marcha verde", el 6 de noviembre de 2014, Mohamed VI hizo una enigmática alusión que, en este blog, interpreté de este modo:
En este sentido, llama la atención que Mohamed VI hable de que "se equivoca quien pretende comparar el Sáhara con (...) con algunos diferendos territoriales de Europa oriental". ¿A qué se refiere? A mi entender, es probable que se refiera a los casos de Abjasia y de Osetia del Sur. Y es probable que la falta de entendimiento con Rusia se haya debido, precisamente, a que Rusia pedía como contraprestación al apoyo en el Sahara Occidental un apoyo en los conflictos de Abjasia y Osetia del Sur (además, naturalmente, del de Ucrania).
II. EL VIAJE DE MOHAMED VI A MOSCÚ DE MARZO DE 2016: MI ANÁLISIS...
Dos años después, Mohamed VI viajó a Rusia. Aunque los medios de la órbita del majzen publicaron fotos recortadas dando a entender lo contrario, no hubo encuentro privado con Putin. Por supuesto, los medios del majzen dieron una visión triunfal de ese viaje.
Sin embargo, en este blog, el día 16 de marzo, en un artículo titulado "Mohamed VI, peón del Rey Putin contra la Reina UE" advertí que:
1º. Rusia apoya al Consejo de Seguridad que ha avalado la visita de Ban Ki-Mun al Sahara Occidental y que Marruecos ha rechazado.
2º. Rusia apoya al Enviado Personal de la ONU, Christopher Ross, que Marruecos rechaza.
3º. Rusia toma nota de la posición del majzen sobre el problema del Sahara Occidental, pero no la comparte.
4º. Rusia toma nota de los proyectos del majzen en el Sahara Occidental ocupado, pero no los comparte.
5º. Rusia apoya a Marruecos en su pretensión de que no haya una "aceleración o de precipitación en el manejo del proceso político, ni ninguna salida del marco ya definido en las resoluciones actuales del Consejo de Seguridad"...
PERO en el marco YA DEFINIDO por las resoluciones ACTUALES del Consejo de Seguridad está incluido, guste o no, el referéndum no sólo porque se renueva la Misión de Naciones Unidas para el REFERÉNDUM del Sahara Occidental, sino porque esa Misión fue establecida en aplicación del Plan de Paz cuya validez sigue vigente porque la última resolución del Consejo de Seguridad (S/RES/2218) REAFIRMA TODAS SUS RESOLUCIONES ANTERIORES.
Y añadí que
si Marruecos no consuma su traición a la UE inmediatamente (es decir, que no lleguen inmediatamente productos agrícolas marroquíes a los puertos rusos), Rusia considerará que Marruecos no cumple y adoptará una posición de fuerza contra Marruecos en el Consejo de Seguridad.
III. ... Y LAS FANTASÍAS DEL LOBBY EN ESPAÑA
Muy distinta fue la forma de ver estos contactos de Mohamed VI con Rusia.
Hubo quien, el mismo día que yo publiqué mi artículo, publicó otro artículo titulado "Putin pone de acuerdo a Argelia, Marruecos y Polisario"
En dicho artículo, el autor decía, nada más y nada menos que:
Es este el escenario que Putin ha sabido captar con gran habilidad. De ahí que ofrezca a Argelia el apoyo diplomático necesario para que convenza al Frente Polisario de la necesidad de sentarse a negociar con Marruecos, al tiempo que firma un gran “acuerdo estratégico” con Mohamed VI. El Kremlin está, por primera vez, en condiciones de sentar a marroquíes, argelinos y polisarios en la misma mesa.
Las “viejas guardias” marroquíes y argelinas, que han vivido durante más de medio siglo del enfrentamiento entre ambos países, están perplejas ante el inesperado giro. Pero tendrán que ir atemperando sus posiciones si no quieren quedarse fuera del nuevo escenario.
Marruecos, con Rusia como aliada, tiene por vez primera garantías de que Argelia desactivará al Frente Polisario y le obligará a sentarse a negociar. Una de las primeras “señales” ha sido las declaraciones de Lavrov instando a que Rabat y el Polisario hablen directamente.
La condición impuesta por las tres partes -Marruecos, Argelia y Rusia- es que el Polisario renuncie a la independencia del Sáharay acepte la fórmula de la “autonomía avanzada” propuesta por Mohamed VI. Ésta consiste en el regreso de los refugiados del Tindufal territorio de la antigua colonia española con la garantía de que autogestionarán los recursos naturales (pesca y fosfatos).
Parece que todas las partes ganan. Marruecos consigue, después de 40 años, consolidar la marroquinidad del Sáhara Occidental que le permite a Mohamed VI cumplir con el mandato de su padre Hassan II, al tiempo que entierra el hacha de guerra con Argelia.
Argelia, por su parte, se quita un peso de encima para volcarse en sus fronteras más inestables por la ofensiva yihadista: Libia y Túnez, y entierra también el hacha de guerra con el reino alauí.
El Polisario, salva la cara, y entra en los libros de historia por haber conseguido que el pueblo saharaui regrese a su tierra con garantías de trabajo y progreso, lo que no ha tenido en los campos del Tinduf.
Sin comentarios.
IV. EL DISCURSO ANTIOCCIDENTAL DE MOHAMED VI EN RYAD EL 21 DE ABRIL
El 21 de abril de 2016, Mohamed VI participó en una reunión de la organización que agrupa a las monarquías árabes (el "Consejo de Cooperación del Golfo). Allí pronunció un IMPORTANTÍSIMO discurso del que NINGÚN MEDIO ESPAÑOL SE HIZO ECO. En ese importante discurso Mohamed VI anuncia su intención de "diversificar" sus alianzas, y auto-alabó su acercamiento a Rusia y anunció acercamientos a India y a China.
La brutalidad del ataque a Occidente ha sido de tal gravedad que el diario francés "Le Monde" el 26 de abril tituló, precisamente, una información sobre este asunto así: "El viraje anti-occidental de Mohamed VI".
Silencio absoluto de quienes, para apoyar la política expansionista marroquí, dicen que Marruecos es un "aliado" de Occidente.
V. LA POSICIÓN DE RUSIA EN EL DEBATE SOBRE LA RESOLUCIÓN 2285 DEJA DESENCAJADO AL MAJZEN
El contenido, la votación y las explicaciones de voto de la resolución 2285 (2016) del Consejo de Seguridad, sobre el Sahara Occidental dejó completamente desencajado al majzen. Y si se pudiera decir qué fue lo que más desencajó al majzen habría que decir que fue la posición de Rusia. No debería haber sido así. Yo advertí, como he indicado antes, el 16 de marzo, lo que podía ocurrir. No me cabe ninguna duda de que Marruecos, atrapado entre la UE (de la que recibe cantidades ingentes de dinero y que constituye su principal mercado) y la Rusia, no se ha atrevido a traicionar a la UE, como había prometido a Putin. No podía extrañarse de las consecuencias de faltar a su palabra.
En primer lugar, como ya es sabido, Rusia NO VOTÓ A FAVOR DE LA RESOLUCIÓN 2285. Y no lo hizo por entender que la misma era "poco" favorable a Marruecos sino, justamente, POR LO CONTRARIO.
Pero además, en segundo lugar, Rusia hizo una explicación PÚBLICA de voto que fue un verdadero misil contra el majzen. La agencia rusa de noticias "Sputnik" lo dijo muy diplomáticamente:
Russia’s main objection was that the wording of the resolution had been overtaken by events and that it sends a "wrong signal," to the parties involved
Un poquito más explícito (sin reflejar todo lo que dijo el representante ruso) fue el despacho elaborado por la oficina de prensa del Consejo de Seguridad:
VLADIMIR K. SAFRONKOV (Russian Federation) said that the political solution must be mutually acceptable and self-determination must be guaranteed to the people of Western Sahara. Acknowledging the key role played by the United Nations, he stressed that without the assistance of MINURSO, it would be impossible to achieve a just and lasting solution. While concrete steps had been taken to defuse tension, no positive results had been achieved yet. Concluding, he noted that the Russian Federation had abstained from voting as the wording could be misinterpreted.
¿Qué dijo pues, Rusia?
Pues dijo que la MINURSO era imprescindible para lograr una "solución justa y duradera" que garantice la "autodeterminación" del "pueblo del Sahara Occidental". Pero además, y esto apenas queda entrevisto en los despachos de prensa occidental, Rusia dijo que había que eliminar la cláusula repetida en las resoluciones del Consejo de Seguridad desde 2007 que dice:
"Tomando nota de la propuesta presentada al Secretario General por Marruecos el 11 de abril de 2007 y de los serios y creíbles esfuerzos de Marruecos por hacer avanzar el proceso hacia una solución"
Curiosamente, sólo un medio digital marroquí se atrevió a decir esto claramente. "Tel Quel", en un artículo firmado por Pauline Chambost el 30 de abril reconoció que:
La délégation russe citée sur le site officiel des Nations unies a même déclaré que le texte présentait une « faiblesse majeure », au paragraphe 9 du préambule, où il est dit que « des efforts sérieux et crédibles » ont été « faits par le Maroc pour aller de l’avant vers un règlement ». Toute personne qui connaît la situation sait que cette formule n’est « pas d’actualité », a tranché le représentant. Autrement dit, la Russie estime que le Maroc n’a pas fait assez d’efforts pour régler le conflit.
Seis años antes, en 2010, al comentar la resolución 1920 del Consejo de Seguridad, en un análisis sobre dicha resolución dije:
"Por un lado, en su preámbulo, la resolución vuelve a incluir esta frase ya dicha en resoluciones anteriores, que dice: “acogiendo con beneplácito los serios y creíbles esfuerzos de Marruecos para hacer avanzar el proceso hacia una solución”. Resulta asombrosa la inclusión de esta frase pese a que en el año cubierto por la resolución Marruecos no realizó ningún esfuerzo para alcanzar una solución según confiesa el propio SG de la ONU en su informe"
No deja de ser satisfactorio que esta observación que hice en 2010 haya sido hecha por el representante de Rusia en Naciones Unidas. Aunque sea seis años después.
VI. CONCLUSIÓN
En mi opinión, la pretensión de que Mohamed VI va a poder encontrar el apoyo de Rusia para reemplazar el apoyo que, al menos hasta ahora, le brindaban las potencias occidentales carece de fundamento sólido.
Eso sí, dicha pretensión destruye la pretensión, tan repetida por los agentes del "lobby pro-marroquí" de que la monarquía marroquí es "aliada de Occidente". Antes bien, parece que la monarquía marroquí está presta a la traición, si alguien la acoge.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada