domingo, 8 de mayo de 2016

COMUNICADO DE PRENSA: Periodistas polacos expulsados del Sahara Occidental ocupado por autoridades marroquíes

*Fuente: porunsaharalibre, 07 de mayo de 2016
COMUNICADO DE PRENSA
Las autoridades marroquíes expulsaron ilegalmente dos periodistas polacos de la ciudad de El Aaiún, en el Sahara Occidental ocupado. Tal acto constituye una violación de las obligaciones internacionales de derechos humanos de Marruecos, incluidos los derechos a la libertad de expresión y libertad de movimiento.
Anna Olczak y Dominik Sipinski fueron expulsados de la ciudad de El Aaiún, capital del Sahara Occidental ocupado de, en la mañana del 6 de mayo. La policía no dio motivos legales para ello, ni produjo ningún documento que justifique este acto.
“Este comportamiento excesivo constituye una clara violación de nuestros derechos humanos básicos, incluyendo la libertad de expresión, la libertad de movimiento y el derecho a la información legal y un juicio justo. Nosotros no violamos las leyes locales y durante la expulsión forzada la policía no nos dió ninguna información sobre los motivos “, dice Dominik Sipinski, periodista experimentado de 27 años de edad, que ya ha realizado reportajes internacionales, entre otros, para Polityka.pl y” Krytyka Polityczna” en Polonia y “Nuevo Internacionalista”,”CNN Travel” y ” “Join Magazine abroad”.
Anna Olczak y Dominik Sipinski viajaban juntos a la ciudad de Dajla en el sur del Sahara Occidental ocupado e hicieron una parada intermedia en El Aaiún. Los periodistas visitaban el Sahara Occidental ocupado con el fin de producir un documental sobre los conflictos políticos en la región, así como la presentación de la cultura local y la naturaleza.
Los periodistas entraron en El Aaiún legalmente a las 9 de la mañana del 6 de mayo y fueron con amigos saharuais a su casa. Después de una hora, las autoridades policiales locales y rodearon el edificio. La policía llamó a la puerta y sin orden ni motivo legal exigió ver los pasaportes de los periodistas polacos y luego hablar con ellos. Esta acción fue llevada a cabo por decenas de policías, incluyendo oficiales uniformados y de civil. Algunos de ellos se comportaron de manera agresiva con Dominik, empujándolo de un lado a otro en las escaleras.
Enseguida, los periodistas fueron llevados en un coche camuflado y detenidos durante más de dos horas en una comisaría de policía en las afueras de El Aaiún. No se dieron razones para esta detención y las autoridades negaron cualquier derecho a Anna y Dominik. Algunos de la policía informaron a los periodistas que no se les permitía ir Dajla y necesitan una autorización previa para encontrarse con alguien en la ciudad de El Aaiún. La policía se negó a presentar pruebas de estas leyes, reglas que nunca se han aplicado antes.
Eventualement, los periodistas fueron colocados en un taxi de larga distancia con otros tres hombres, desconocidos, y conducidos a Agadir, a unos 700 kilómetros al norte de El Aaiún. Durante el viaje no se dio ninguna información a Anna y Dominik y se les somete a una serie de detallados controles policiales en los controles. Los periodistas fueron dejados en la ciudad de Ajt Melloul, cerca de 10 kilómetros de Agadir, justo antes de la medianoche. A partir de ahí, fueron seguidos por un coche camuflado que más tarde se estacionaría frente a la entrada del hotel.
“Estos hechos demuestran que Marruecos se niega el acceso al Sáhara Occidental ocupado por artistas y periodistas interesados en la cultura local, los paisajes y la gente. Nosotros sentimos que nos trataron injustamente, sin ninguna causa,” dice Anna Olczak, de 24 años, periodista independiente, artista y diseñador gráfico.
“Estoy profundamente preocupado y decepcionado cuando se producen este tipo de acciones. Marruecos no parece respetar las leyes internacionales ni locales. Expulsan a nuestros huéspedes que vienen en paz y quieran familiarizarse con nosotros y ver por sí mismos cómo sobrevivimos en estas condiciones. Mis invitados hoy fueron expulsados y eso se deja una cicatriz en mi corazón ya que nosotros, los saharauis, somos conocidos por nuestra hospitalidad y Marruecos no nos permite dar esa hospitalidad a nuestros huéspedes “, añade Abdelkrim Mbairkat, activista local saharaui que acogió los periodistas polacos en el Aaiun.
Sahara Occidental es conocida como la última colonia africana. Un territorio poco habitado del tamaño del Reino Unido que ha sido tema de disputa de soberania desde la década de 1970. En 1975, España, el antiguo colonizador de esta tierra, se retira y divide el Sahara Occidental entre Marruecos y Mauritania, a pesar de las llamadas internacionales para la celebración un referéndum por la independencia. La población nativa saharaui, lanzó una guerra de independencia y declararon un estado, la República Árabe Saharaui Democrática (RASD).
La guerra terminó con un alto el fuego en 1991. La ONU estableció una misión, la MINURSO, encargada de la organización del referéndum. Hasta el momento, no se ha logrado ningún progreso. Algunos de los saharauis viven en cinco campamentos en el oeste de Argelia; el resto de la población en los territorios ocupados, que están sujetos a una brutal represión por parte del régimen marroquí. La RASD también controla alrededor del 30 por ciento del territorio del Sahara Occidental a lo largo de las fronteras con Argelia y Mauritania.
Actualmente Marruecos controla todos los recursos naturales del Sahara Occidental, incluyendo pescado y fosfatos, y está supervisando la extracción de petróleo en aguas territoriales saharauis. La misión de la MINURSO es la única operación de mantenimiento de la paz después de la Guerra Fría de la ONU, sin mandato de supervisión de los derechos humanos. En los últimos meses Marruecos expulsó el personal civil de la MINURSO después de Ban Ki-Moon, Secretario General de la ONU, dijera que la presencia marroquí en el Sahara Occidental es una “ocupación”.
Marruecos limita severamente el acceso al Sáhara Occidental a extranjeros – periodistas y los activistas se enfrentan a la expulsión y persecución. Sólo este año casi un centenar de activistas han sido expulsados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada